Beneficios de llevar el perro al trabajo

Llevar a tu perro a la oficina es una gran facilidad a la hora de conciliar, pero es necesario tener en cuenta algunos puntos importantes.
Beneficios de llevar el perro al trabajo
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 22 julio, 2022

Conciliar la vida laboral y la personal es cada día más complicado, y no solo para los progenitores de humanos, sino también para aquellos que introducen en su vida un animal. Por suerte, algunas empresas comienzan a vislumbrar los beneficios de llevar el perro al trabajo.

En este espacio, por tanto, daremos un buen repaso a esas ventajas. Si buscas trabajar en una empresa donde te permitan llevarte a tu perro (o quieres convencer a la tuya para ello), Recuerda que este beneficio conlleva responsabilidades también. Vamos a ver el tema con detenimiento.

¿Qué suelen pedir las empresas que te dejan llevar a tu perro?

El reconocimiento por parte de una empresa a tu derecho a cuidar de los animales que acoges en tu hogar es un gran paso en el ámbito laboral general. Ahora bien, para disfrutar de los beneficios de llevar al perro al trabajo debes cumplir con las obligaciones que te impongan. Las más comunes que te vas a encontrar son estas:

  • Nadie en la empresa debe verse forzado a tratar con animales si no quiere o no puede (por alergia, por ejemplo). Por tanto, la empresa debe proveer un espacio adecuado o consensuarse la presencia de perros en el espacio de trabajo.
  • La responsabilidad de las acciones del can será siempre de su tutor.
  • Atender las necesidades del animal también corre a cargo de su humano.
  • Los perros que estén en las instalaciones de la empresa deben estar libres de enfermedades contagiosas, desparasitados, vacunados y limpios.
  • El perro tendrá que haber recibido una educación apropiada que le permita estar en el lugar de trabajo sin molestar.

Beneficios de llevar al perro al trabajo

Como habrás comprobado, los requisitos que se suelen pedir para llevar a tu can al trabajo son lógicos y se imponen en aras de la buena convivencia interespecie. Una vez aclarado ese punto, vamos a ver las ventajas que reporta esta práctica.

Reduce tu preocupación

Dejar al perro solo en casa durante horas es motivo de preocupación para muchas personas. Los canes, además, no lo pasan bien. Por tanto, llevarles al lugar de trabajo es una forma de tenerlos vigilados y de que ellos no se sientan solos y angustiados.

Mejora tu productividad

Atender a tu can supone hacer pequeñas pausas que puedes aprovechar para despejar la cabeza o descansar el cuerpo. Gracias a estos cortos períodos de tiempo se vuelve a la actividad laboral con mayor capacidad de concentración.

Los perros favorecen la socialización

Al igual que paseando por tu barrio, la gente centrará su atención en tu can y muchas veces interaccionará con él o contigo. En el trabajo, este efecto resulta en un estrechamiento de los lazos entre compañeros.

Reducción del estrés general

La presencia de perros bien educados es siempre un motivo de alegría, tanto por su observación como por la forma que tienen de interaccionar. Por lo general, los espacios de trabajo en los que se permiten los perros suelen estar más libres de estrés que quienes no los tienen.

Ahorras dinero

Como es obvio, uno de los mayores beneficios de llevar el perro al trabajo es el económico. Cuidadores, guarderías y residencias son servicios que se pagan caros, por lo que tener la oportunidad de atender las necesidades de tu can en el trabajo es un gran ahorro.

Previenes algunos problemas de comportamiento

Tu perro no solo disfrutará de tu presencia sin interrupciones, sino que, probablemente, cree un vínculo con tus compañeros. Esta sensación gregaria es muy importante para la salud mental del animal. 

De esta manera, problemas como la ansiedad por separación o las conductas destructivas se previenen de forma natural.

Algunas consideraciones con esta práctica

Una mujer juega con su perro.

Aunque se han descrito múltiples beneficios de llevar el perro al trabajo de forma normalizada, lo cierto es que no solo hay que preocuparse por su buen comportamiento y su estado de salud. Es fundamental tener en cuenta cómo se siente el perro en tu lugar de trabajo, pues algunos ejemplares podrían sufrir en lugares ruidosos o con compañeros que no respetan sus necesidades.

Por tanto, es necesario que la empresa permita un período de adaptación en el que tengas que estar más pendiente de los actos de tu can. Además, tendrá que aprender los límites propios de ese nuevo contexto y que tus compañeros le conozcan.

Será solo después de este período que podrás juzgar si tu lugar de trabajo es apropiado para tu perro.

Por último, es muy necesario tener en cuenta un factor en lo que a ti respecta: que se te permita llevar a tu animal al trabajo nunca debe ser un motivo para la explotación. No es una excusa para que hagas horas extras, por ejemplo, ni para exigirte mayor productividad. Tanto tú como tu can tenéis derecho a vuestras horas de descanso y a volver a casa cuando os toca.

Te podría interesar...
Cómo saber si realmente cuidas a tu mascota
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Cómo saber si realmente cuidas a tu mascota

Si piensas que cuidas a tu mascota de la mejor manera, aquí te decimos ocho criterios básicos para que estés seguro. ¡Toma nota!



  • Le Brech, S. (2013). Diferencias individuales en comportamiento y respuesta de estrés en perros. Universitat Autònoma de Barcelona.
  • González Ramírez, M. T., & Landero Hernández, R. (2011). Diferencias en estrés percibido, salud mental y física de acuerdo al tipo de relación humano-perro. Revista Colombiana de Psicología20(1), 75-86.
  • Rosas, M. F. A. Presencia de las mascotas en el ambiente laboral: Pets in the workplace. Psicología Social de la Salud, 53.