Bartonella en gatos: todo lo que debes saber

27 Noviembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Sanchez
Bartonella es un género de bacterias que pueden causar bartonelosis en felinos y la enfermedad por arañazo de gato en el ser humano.

Bartonella es un género de bacterias Gram negativas que se transmiten a los mamíferos mediante vectores —ácaros, garrapatas, pulgas y mosquitos—. Existen alrededor de 22 especies dentro de este taxón, de las cuales 3 tienen al gato doméstico como reservorio primario: B. henselae, B. clarridgeiae y B. koehlerae.

Bartonella henselae es de especial importancia clínica, pues el felino puede transmitir la bacteria al ser humano mediante una arañazo. Esto produce la enfermedad por arañazo de gato, que suele ser autolimitante y nada grave, pero que se puede complicar en el 11 %-12 % de los casos.

Situación de Bartonella en los felinos domésticos

Según el portal médico MSDmanuals, entre el 14 % y el 50 % de los gatos domésticos estadounidenses presentan anticuerpos para B. henselae, es decir, tienen la enfermedad o la han pasado en algún momento de sus vidas. Se estima que los felinos pequeños con síntomas presentan más cargas virales que los gatos adultos infectados.

Otros folletos veterinarios nos muestran que en Europa del 8 % al 53 % de los gatos tienen anticuerpos para la bacteria. Cabe destacar que, aunque es mucho más extraño, los perros también pueden contagiarse por microorganismos del género Bartonella. Además, los cánidos son más proclives a presentar síntomas que los felinos.

¿Cómo afecta a los humanos?

El 99 % de los pacientes humanos con la enfermedad por arañazo de gato manifiestan haber estado en contacto con un felino en las últimas dos semanas previas a la infección. Se calcula que la incidencia anual de esta patología es de 4 personas por cada 100 000 habitantes, una cifra relativamente baja.

Algunos de los síntomas de la enfermedad por arañazo de gato en humanos son los siguientes:

  • Aparición de una ampolla en el lugar donde el gato ha arañado al paciente. Es el primer signo.
  • Fatiga, fiebre y dolor de cabeza.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos cerca del arañazo. Esto se conoce como linfadenopatía y remite de forma espontánea en 2-4 meses.
  • En unos pocos pacientes pueden aparecer complicaciones, como infecciones oculares o manifestaciones neurológicas.
Un gato jugando con su tutor.

Síntomas de Bartonella en gatos

La gran mayoría de los gatos infectados por Bartonella henselae son asintomáticos, por lo que el tutor nunca se enterará de que su mascota ha estado enferma. Aun así, la infección causada por otros microorganismos del mismo género sí que puede generar cuadros clínicos graves en el animal. Algunos síntomas de la bartonelosis en gatos son los siguientes:

  • Uveítis: inflamación de la úvea, la capa vascular del ojo situada debajo de la esclerótica.
  • Endocarditis: infección e inflamación de los tejidos que recubren las válvulas y las cavidades del corazón. Esta condición puede ser fatal.
  • Enfermedad neurológica multifocal.

¿Cómo se contagia el gato?

Se cree que B. henselae se transmite entre los gatos principalmente por las heces de las pulgas, vectores intermediarios de la bacteria. Los glóbulos rojos de un felino infectado son invadidos por el agente patógeno durante la enfermedad, por lo que las pulgas y otros invertebrados hematófagos se lo llevan consigo al picar al animal y lo dispersan por el medio.

Una vez en las heces de la pulga, la bacteria puede sobrevivir en el ambiente hasta nueve días.

Diagnóstico y tratamiento en gatos

La mejor prueba diagnóstica para detectar la enfermedad es el cultivo bacteriano. Esto consiste en aislar una muestra del felino y sembrarla en un medio especializado. Los expertos podrán observar a la bacteria creciendo en él si esta está presente en el animal, por lo que así se confirmaría la enfermedad.

Además de esto, se requiere la búsqueda de material genético de la bacteria en los fluidos del felino, como pueden ser la sangre o mucosas orales. Esto sirve como apoyo diagnóstico definitivo.

En lo que al tratamiento se refiere, se recomienda administrar antibióticos a todos los gatos infectados que convivan con personas en riesgo, presenten o no síntomas. Cabe destacar que no existe confirmación de que una combinación de fármacos sea efectiva en todos los casos, pero la doxiciclina y la amoxicilina suelen ser los medicamentos más usados.

Un gato triste mira a una cámara.

Como habrás podido ver, el género Bartonella suele causar infecciones completamente asintomáticas en gatos y, en el caso de los humanos, estas son leves y se solucionan por sí solas con el tiempo. Aun así, prevenir siempre es mejor que curar: hay que respetar a los felinos domésticos y no invadir su espacio personal, pues así te ahorrarás un arañazo.

  • Enfermedad por arañazo de gato, MSDmanuals. Recogido a 27 de noviembre en https://www.msdmanuals.com/es/professional/enfermedades-infecciosas/bacilos-gramnegativos/enfermedad-por-ara%C3%B1azo-de-gato
  • Infección por Bartonella, ABDC. Recogido a 27 de noviembre en http://www.abcdcatsvets.org/wp-content/uploads/2018/10/FS_Bartonella_ES.pdf