Cómo bajar la fiebre en perros

Virginia Duque 1 septiembre, 2016
Al igual que las personas, los perros también se ven afectados por diversas enfermedades. Una de ellas es la fiebre, a la que debemos prestar atención y cercioraronos de que no se produzca por una afección mayor.

La fiebre en perros es un mal común. Al igual que los humanos, estos animales tienen una media de temperatura de entre los 38ºC y 39,2ºC, que es lo normal estando saludable. Todo lo que pase de ese nivel puede ser un indicio de algún mal, virus o enfermedad.

De seguro tenemos claro cómo podemos bajar la fiebre a un niño, a un adulto o incluso a nosotros. Ahora bien, ¿cómo podemos bajar la temperatura a un perro? ¿Cómo explicarle que debe tomar precauciones para mejorar su estado de salud? Sin dudas, esta no es una tarea fácil. A continuación, vamos a ver algunas maneras de hacerlo.

Cómo detectar la fiebre en mi animal

En ocasiones, los animales no dan muestra de que algo les sucede y no estamos las 24 horas del día tocando a la mascota para saber si le pasa algo. ¿Cómo saber entonces si nuestro amigo tiene la temperatura alta?

Aún de manera inconsciente, el perro dará muestras de que algo en su organismo no funciona bien. Estas serán algunas señales para reconocer este problema:

dormir a un perro

  • Estará somnoliento: parecerá desganado y se moverá muy poco, aún cuando haya descansado bien por la noche.
  • Deprimido: si parece como triste, no lo pases por alto; es posible que tenga fiebre.
  • Estremecimientos: si tiene pequeñas convulsiones constantes, es posible que sea la fiebre o una infección lo que la causa.
  • Debilidad.
  • Frecuencia cardíaca rápida.
  • Respiración rápida.
  • Tos.
  • Deshidratación.
  • Vómitos.

Todos estos pueden ser síntomas de la fiebre en perros. Por supuesto, en estos momentos tienes que hacer algo para controlarla. Es normal que te preguntes que, si ya la has identificado, cómo poder calmarla. En ese proceso nos adentraremos a continuación.

Fiebre en perros, ¿cómo bajarla?

Aunque la fiebre no siempre es síntoma de una dolencia grave, es importante mantenerla en su estado normal para prevenir que esta ocasione más problemas a tu animal. Estas son algunas consideraciones importantes para hacerlo.

En primer lugar, si además de la subida de temperatura tu perro presenta otros síntomas, lo mejor será que acudas al veterinario, pues la fiebre podría ser una señal de que algo más grave sucede.

En caso de que creas que solo es la subida de temperatura, puedes seguir los pasos que se muestran a continuación; de todos modos, si prefieres estar más tranquilo, el veterinario siempre es la mejor opción.

Pasos para bajar la fiebre en perros

  • Si la temperatura de tu animal es muy alta, al igual que con las personas, el agua fría es una buena opción. ¿Cómo hacerlo, ya que los perros no suelen ser amantes del agua? Primero, busca un lugar en el que el animal se sienta relajado, envuélvelo en una toalla húmeda y déjalo unos minutos para que el agua fría aclimate a tu amigo. Después, seca con una toalla para que tu mascota no se resfríe.
perro enfermo

  • Si tu perro no aguanta estar cubierto por una toalla, siempre puedes mojar una esponja y pasarla por las zonas del animal que estén más calientes. Estas normalmente son el hocico, las axilas y las ingles. Después, no olvides secar lo mojado; puedes usar un secador de pelo en frío.
  • Dale de beber agua fría para que esta haga un efecto de climatización en el cuerpo del animal. Cambia de sitio su cama y busca un lugar más fresco para que esté. El exterior será una buena opción si es de noche y no hace una temperatura demasiado baja.
  • Bañarlo con agua fría durante diez minutos es otra opción. Luego, tendrás que secarlo con aire frío, nunca caliente, pues esto tan solo podría empeorar las cosas. No te excedas del tiempo, ya que esto podría tener un efecto adverso.
  • Colocar bolsas de hielo entre las patas de atrás y/o en la cabeza es un buen método para bajar la fiebre. No obstante, recuerda que el animal no podrá estar mojado mucho tiempo y que siempre deberás secar las zonas que se hayan mojado.
  • Si tras 24 horas y después de probar alguno o todos estos remedios, la fiebre del animal no baja, debes ir al veterinario sin demora; es probable que algo más complejo esté sucediendo.

En definitiva, al igual que en los humanos, la fiebre en perros puede ser un indicador de otra afección que tal vez aún no percibimos. En cualquier caso, el seguimiento y los cuidados básicos serán fundamentales para que tu compañero recupere su vitalidad.

Te puede gustar