5 aspectos curiosos del aura sabanera

Los buitres del continente americano son una familia taxonómica de lo más interesante. Aquí tienes un ejemplo, el aura sabanera.
5 aspectos curiosos del aura sabanera
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 06 enero, 2023

Reconocerás al aura sabanera por sus enormes alas con forma de V en el cielo. Este buitre tiene mucho que contar, a pesar de ser una imagen relativamente común en los países en los que habita. Su función como especie carroñera es fundamental para los ecosistemas.

Por eso y porque sorprenderse es la forma más eficiente y entretenida de aprender, aquí encontrarás algunas curiosidades sobre esta rapaz que no te puedes perder. Además, por su aspecto son de las aves menos favoritas de los humanos, así que nunca viene mal recordar sus maravillosas características de vez en cuando.

Biología del aura sabanera

El aura sabanera, también conocida como jote cabeza amarilla, zopilote cabecigualdo o guala sabanera, responde al nombre científico de Cathartes burrovianus y es un ave de la familia Cathartidae. Habita en la región neotropical del continente americano, desde el sureste de México hasta el norte de Uruguay y Argentina.

Es un ave grande, de más de metro y medio de envergadura alar, y posee un inconfundible plumaje de color negro. La cabeza, como en otras aves carroñeras, carece de plumas, por lo que solo se observa su cabeza rosada y teñida de algunos tonos rojos y azules.

En ocasiones se confunde con el aura selvática (Cathartes melambrotus), pero es más pequeño y tiene más tonos pardos en su plumaje.

Habita en sabanas, pantanos que se inundan de manera estacional, tierras bajas con pastos y bosques degradados. Ahí es donde se alimenta de carroña, aunque en ocasiones puede llegar a cazar pequeños animales acuáticos si no tiene cadáveres disponibles.

Cathartes burrovianus.

Aspectos curiosos del aura sabanera

Puede que con esta breve descripción no encuentres nada de especial en el aura sabanera que no tengan otras rapaces de estas tierras. Por eso, a continuación tienes 5 aspectos interesantes sobre ella, pues se trata de un ave muy peculiar y digna de estudio. Vamos con ello.

1. El aura sabanera carece de siringe

La siringe es el órgano fonador de las aves que se sitúa en el extremo inferior de la tráquea y contiene un conjunto de músculos que permiten el canto. Los buitres americanos, incluido el aura sabanera, carecen de este órgano, por lo que no emiten vocalizaciones. Es común oírlos emitir un silbido agudo.

2. No construye nidos

Otra de las peculiaridades del aura sabanera es que pone directamente los huevos sobre la roca. Para reproducirse, la pareja escoge un hueco en un acantilado donde poder asentarse y allí depositan, por lo general, 2 huevos color crema con manchas marrones y grises. No acolchan el terreno de ningún modo.

Los polluelos pasarán 2-3 meses en esta cornisa mientras los padres cuidan de ellos y les regurgitan comida predigerida.

3. El gran olfato del aura sabanera

Como para el resto de rapaces, el aura sabanera depende en gran medida de su sentido de la vista, bien desarrollado. Pero lo que realmente distingue a esta rapaz del resto es su sentido del olfato, que es el responsable de señalar dónde se encuentran los cadáveres.

Los cuerpos en fase de descomposición temprana emanan una sustancia llamada etanotiol, y es este gas el que detecta el aura sabanera. Para procesarlo a nivel cerebral tiene un lóbulo olfativo bastante más desarrollado que otras aves carroñeras. Como ves, está equipado al completo para encontrar su alimento.

4. Trabajo en equipo

El aura sabanera tiene un pico bastante fino, por lo que no siempre es capaz de rasgar la piel de los cadáveres que encuentra. No obstante, la colaboración con otras aves carroñeras es muy común. El zopilote rey (Sarcoramphus papa), por ejemplo, le sigue para encontrar la carroña, pues no posee el gran olfato del aura sabanera. Sin embargo, sí tiene un pico fuerte, así que nuestra rapaz solo tiene que dejarle empezar a comer antes que ella para acceder fácilmente a la carne.

5. Su curiosa forma de disipar el calor de su cuerpo

Cathartes burrovianus.

Una forma peculiar de disipar el calor que tienen estas aves es defecar sobre sus propias patas. De esta manera, por evaporación, consiguen hacer descender la temperatura de su piel. Las extremidades, al carecer de plumas, son los puntos idóneos para la termorregulación en aves.

Esta costumbre, compartida por otros buitres del continente americano, se llama urohidrosis y es una técnica de adaptación a ambientes secos y cálidos. Por esta razón no se debe anillar a las auras sabaneras para hacer el seguimiento de las poblaciones, pues la pata podría infectarse con las heces.

¿Conocías todos estos datos del aura sabanera? Lo cierto es que, aunque no está en peligro de extinción, merece atención por parte del humano, pues los animales carroñeros son los que mantienen el hábitat libre de las enfermedades que podrían transmitirse a través de los cadáveres. Por eso, si alzas la mirada y ves unas alas negras en forma de V, acuérdate de darle las gracias.

Te podría interesar...
Conoce todo sobre el cacique ecuatoriano, un ave muy rara
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Conoce todo sobre el cacique ecuatoriano, un ave muy rara

El cacique ecuatoriano (Cacicus sclateri), también llamado arrendajo ecuatoriano,​ es un ave paseriforme de la familia Icteridae.



  • Oliveira, T., Machado, F. C., & Costa, H. C. (2010). Exchanging carrion for fresh meat: the vulture Cathartes burrovianus (Aves, Cathartidae) preys on the snake Xenodon merremii (Serpentes, Dipsadidae) in southeastern Brazil. Biotemas23(4), 177-180.
  • BirdLife International. 2021. Cathartes burrovianusThe IUCN Red List of Threatened Species 2021: e.T22697630A163511443. https://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2021-3.RLTS.T22697630A163511443.en. Accessed on 27 December 2022.
  • Cathartes burrovianus. (s. f.). eBird. Recuperado 27 de diciembre de 2022, de https://ebird.org/ebird/home?siteLanguage=es

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.