¿Deberías asegurar a tu perro?

Virginia Duque 14 septiembre, 2016

Cuando pensamos en asegurar a un perro probablemente pensemos que este seguro es solo por si muerde a alguien o a algún otro can. Si tienes un peludo peluche, de esos que parecen no hacer daño a nadie y que se asemejan más a un peluche que a un canino agresivo, es probable que pienses que asegurar a tu perro no es necesario.

Sin embargo, asegurar a tu perro es para mucho más que solo un ataque a otro can o persona. Vamos a hablarte de por qué esto es importante y a qué tipos de seguros puedes optar para asegurar a tu mascota.

Por qué asegurar a tu perro

perro dolorido

Los perros, sean agresivos o no, deben tener un seguro obligatorio por responsabilidad civil, pero este también te beneficiará en otros aspectos. Por ejemplo:

  • En tu bolsillo. Los perros no gozan de seguro social como nosotros en el caso de muchos países. Por ello, si sucede un accidente, tendremos que hacernos cargo de todas las facturas que curar al animal conlleve. Pongamos un supuesto: Imagina que estás paseando a tu perro por la calle y se escapa al ver a otro, con tan mala suerte que se va hacia la carretera y un coche lo atropella. Dependiendo de la modalidad de seguro que hayas elegido, este podrá cubrir los gastos.

Imaginemos otro ejemplo: Tu perro es tan cariñoso que se para a saludar a todo el mundo. Le encanta saltar sobre la gente. No es agresivo pero es un poco bruto. Imagina que lo hace con una abuelita y esta se cae y se rompe la cadera. Si tienes un seguro para tu mascota, este cubrirá los gastos médicos y otros que el accidente pueda ocasionar.

  • Tu tranquilidad. Saber que tu perro está asegurado te dará la tranquilidad de pasear con él sabiendo que si sucede algo, ambos están cubiertos.
  • Apenas cuesta dinero. Hay seguros muy buenos que se ofrecen por 23 euros al año. Sí, has oído bien, ¡al año! Eso no es nada y raramente una persona que tenga perro no puede hacerse cargo de ello y tener la tranquilidad de haber asegurado a su mascota.

Dónde asegurar o contratar un seguro para mi perro

Hay cientos de compañías aseguradoras que ofrecen diferentes modalidades de seguro. Mapfre, AXA y otras, así como decenas que ofrecen sus servicios a través de Internet. Pero todas te pedirán unos mínimos requisitos.

Las coberturas que los seguros ofrecen son varias y ampliables según la modalidad de seguro. Las más comunes son:

llevar perro al trabajo

  • Responsabilidad civil. Esta cubrirá los gastos que ocasionen los daños producidos en tu perro o en otros canes o personas por culpa de tu mascota. Este es obligatorio y es lo que llamaríamos un seguro a terceros.
  • Robo o pérdida. E caso de que el animal se pierda o te lo roben, el seguro te indemnizará con el valor del perro Se recomienda hacer esto especialmente si tienes un canino de raza muy cara, ya que aunque sabemos que el dinero no resarcirá el daño emocional, al menos podrás reponerte económicamente.
  • Accidentes. El seguro e este caso se hará cargo de todos los gastos médicos que un accidente pueda generar en tu perro.
  • Sacrificio. Si tu perro por fuerza mayor debiera ser sacrificado, el seguro correría con todos los gastos así como con el coste de incineración.
  • Asistencia veterinaria. Digamos que esto sería como un seguro médico para el animal. Podría ir a cualquier veterinario y ser atendido mientras que el seguro te reembolsaría todos los gastos. Recuerda guardar bien las facturas y los informes médicos.
  • Asistencia jurídica. Si tu perro ocasiona un incidente y te ves envuelto en una demanda judicial, el seguro correrá con los gastos notariales, de abogados y demás.

Como ves, asegurar a tu perro es de suma importancia, porque aunque muchos dicen “eso no me pasará a mí”, las cosas no pasan hasta que pasan.

Te puede gustar