American bully. Su apariencia y carácter

El American bully es una raza reconocida por el United Kennel Club, el Club Híbrido Canino Americano y el ABKC. No es una raza muy antigua, pues fue reconocida en 1990, aunque los primeros perros se vieron por 1980.

Si quieres saber más sobre este animal, ¡te lo contamos! A pesar de su apariencia de ‘matón’, su carácter y personalidad no dejarán de sorprendernos.

Todo lo que tienes que saber sobre el American bully

Origen

El American bully fue un perro buscado que nació del deseo de tener un can dócil, el cual poder adoptar como mascota, pero que a la vez tuviera apariencia de pesado y fuerte. El problema entonces era que todos los perros con esa apariencia habían sido entrenados para peleas, por lo que eran agresivos.

Antes de los Pitbulls, David Wilson se interesó por un tipo de perro conocidos como Amstaffs –American Staffordshire Terrier– con un color azul muy peculiar. Desde este empezó a desarrollarse la raza de American bully.

Cara de un pitbull terrier americano

El color de los Amstaffs llamó la atención, pues no era algo normal ver un tono así en un perro. Su pequeño cuerpo robusto atrajo la atención de muchos también. Estos aficionados comenzaron a criar canes de esta raza mezclándolos con el Bulldog inglés, francés y americano y con Pitbull.

Los distintos perros con los que se mezclaron dieron a luz al American bully en diferentes versiones: estándar, classic, pocket y XL. No obstante, solo el estándar es reconocido como un pura raza.

Características del American bully

Orejas

Sus orejas por norma general son cortas, aunque se puede dar el caso de que sean largas. Es posible que los criadores las corten al nacer.

Peso y cuerpo

Pueden pesar entre 35-40 kilos, lo cual es mucho debido a su tamaño. Su cuerpo es musculoso, pesado y con las costillas bien marcadas en la parte trasera. Sus sobremuslos están bien separados, lo cual permite tener el pecho ancho y robusto, una característica muy marcada de la raza.

Perro american pitbull terrier levantado

Color

No importa el color de sus ojos, nariz o pelo. Todos son aceptados, aunque el más común es el azulado con una mancha blanca en el pecho.

Cola

Su cola es muy corta en comparación con su cuerpo, que, aunque pequeño, es largo y robusto. Hay muchos criaderos que también se la cortan, como las orejas.

Patas

Sus patas deberán estar muy rectas y sin deformaciones, aunque si los pies tienden a irse un poco al exterior, es aceptado, pero sus pies siempre serán muy redondeados y grandes.

Carácter

El American bully es un can que nació del deseo de tener un perro con aspecto de ‘pequeño jabalí’, pero con el carácter del más dulce de los cachorros. Y esto es realmente lo que define a esta raza.

Es un perro ideal para estar con familias, especialmente en aquellas que hay niños. Son juguetones, algo que encantará a los más pequeños.

Este no es un perro agresivo. Recuerda que no hay canes peligrosos, sino peludos maleducados. Si el American bully está bien socializado con otros animales y con personas desde pequeño, no tendrás ni el más mínimo problema.Recuerda que hay formas de saber si el animal ha tenido un buen imprinting.

Es un perro muy leal y siempre cuida muy bien de los suyos. Sin duda, una mascota ideal para toda la familia.

Cuidados especiales

Debido a su gran peso en comparación con su cuerpo, es necesario que vigiles las cantidades de comida, así como que no tengan un alto porcentaje en grasas.

Necesitará hacer ejercicio físico a menudo, aunque no será necesario que sea un ejercicio de resistencia, pues su hocico plano le hace tener pequeño problemas de respiración. Ejercicio moderado pero constante.

Por otro lado, cabe destacar que es una raza que ama la limpieza, por lo que su aseo diario será vital para su salud emocional.

Ya ves que, sin duda, las apariencias engañan. El American bully puede parecer un perro rudo y robusto, lo cual podría dar a pensar que su carácter es igual. Observa que nada más lejos de la realidad. ¿Será tu próxima mascota?

Categorías: Perros Etiquetas:
Te puede gustar