Alternativas para tu perro cuando decidiste ir de vacaciones

Antonia Tapia · 2 junio, 2015

Si estás planeando tus próximas vacaciones y aún no tienes resuelto el destino de tu mascota durante esos días, en este post compartimos algunas opciones para que decidas qué hacer con tu pequeño amigo. Desde alojamientos para que pueda esperarte hasta que regreses, a la opción más sencilla de quedarse en casa bajo el cuidado de un familiar, vecino o amigo. Vamos a conocerlas.

Nos vamos de vacaciones  y, ¿qué hacemos con el perro?

perro de viaje

Es hora de disfrutar de unas merecidas vacaciones y, si tienes mascotas en casa, seguramente te hayas preguntado una y mil veces qué hacer con ellas. En los últimos años, muchos propietarios han cambiado su forma de parecer y, en vez de dejarlas en casa, se han inclinado por llevárselas. Es así como muchos destinos se caracterizan por ser pet friendly y brindar las mejores comodidades no solo para los animales sino también para sus dueños. Por eso la idea de que los perros no viajen con sus dueños ya no es tan probable. Aunque, siempre existen excepciones.

Si acostumbras a tu perro a viajar contigo no tendrás dificultades. Desde aerolíneas que te dejan viajar con tu mascota hasta alojamientos que permiten que te hospedes sin inconvenientes, y playas o restaurantes en donde son bienvenidas. La lista de opciones es amplia y diversa y se puede escoger no solo según gustos y necesidades, sino también de acuerdo con el presupuesto de cada uno.

En caso de que te decidas por viajar con tu mascota, es aconsejable que primero investigues si en el destino podrás encontrar lugares que la acepten. Si viajas en automóvil, probablemente tu perro ya esté acostumbrado a viajar. Si no fuera el caso, semanas previas al viaje organiza pequeñas salidas, llévalo contigo y evalúa qué tal se comporta dentro del coche.

Si vas a hacer tu viaje en avión, debes saber que muchas aerolíneas ofrecen el servicio de transporte en cabina. Esta opción es ideal si tienes un gato o perro pequeño. Puede viajar contigo, dentro de su kennel o transportín, bajo tu asiento.

Averigua si la aerolínea con la que viajas ofrece este servicio y entérate de cuáles con los requisitos, no solo de la empresa sino del lugar al que te diriges. En el caso de las compañías de aviación suelen solicitar a los propietarios cartilla de vacunación y certificado de salud expedido por el veterinario y, en caso de viaje al exterior,  también del organismo competente.

Por lo general, se pueden transportar en cabina, dependiendo de la aerolínea, hasta dos mascotas por vuelo y deben pesar hasta 6 kilos, con transportadora incluida. Existen algunas razas de perros, como los braquicéfalos, que las aerolíneas no permiten transportar por razones de salud del animal.

La otra opción es que el perro viaje en bodega, pero esta alternativa, si la mascota no está acostumbrada, puede ser muy estresante.

Investiga cuáles son las dimensiones del kennel que permite la aerolínea y cuáles son los requisitos, en caso de viajes fuera de tu país, del lugar del destino. Si eliges esta alternativa lo mejor es que hagas todos los trámites con tiempo.

 Y si lo dejamos en casa…

bulldog frances casa

Una de las opciones más comunes a la que recurren los dueños de mascotas es dejar a su pequeño amigo en casa. Esta alternativa es recomendable siempre y cuando tengas a alguien que lo vaya a visitar, al menos, cada dos días y pueda suplantarte no solo en el cuidado de comprobar que tiene alimento y agua limpia, sino que también puede pasearlo y seguir con su rutina de ejercicios. Además, claro, de brindarle amor y mucho cariño, ya que los perros, cuando se quedan solos, extrañan mucho a sus dueños y pueden llegar a deprimirse. Si te decides por esta alternativa, escoge a una persona que tú sepas que es responsable y que conoce a tu perro tanto como tú.

Finalmente, si tu perro se queda en tu ciudad, puedes llevarlo a un albergue u hotel para perros. Desde hace ya algunos años se ofrece este servicio de alojamiento de mascotas. Por lo general, algunos brindan el servicio de hospedaje solo para perros.

En ese tipo de establecimientos tu pequeño amigo quizás pueda estar en contacto con otros ejemplares o no. Depende el servicio. En algunos sitios los animales duermen en jaulas, pero esto ya no es una tendencia. Hoy en día es muy común que los alojamientos de mascotas funcionen como si el perro estuviera en su propia casa. Es decir, que convive en el mismo espacio que sus cuidadores temporales, quienes se encargan de cumplir con la misma rutina que su dueño.