Affenpinscher

Yamila 20 octubre, 2017

Este perro pequeño perteneciente a la familia de los Pinscher se caracteriza por su pelaje erizado de color negro. La raza Affenpinscher fue creada en el siglo XVI en Alemania y a sus ejemplares se los suele llamar “monos” debido a su apariencia. Conoce más sobre ellos en el siguiente artículo.

Historia y características de la raza Affenpinscher

Se trata de un perro bastante antiguo que ya aparece representado en algunos cuadros de Durero y Van Eyck del siglo XVI. Su nombre deriva de la apariencia similar al mono. Hasta hace unos 150 años, se pensaba que era el resultado de la cruza entre un primate y un Pinscher. Si bien esto no es cierto, todavía se desconocen los orígenes reales. Puede haber nacido de la combinación entre un Schnauzer miniatura o un Pinscher con un Terrier Alemán (extinto).

En Alemania, su tierra natal, se usó para las labores en el campo debido a su instinto ratonero (lograba cazar todo tipo de roedores en graneros, cocinas, establos y tiendas). Luego pasó a mascota de compañía, y con el correr del tiempo y las supuestas cruzas con razas asiáticas fue “encogiendo” cada vez más (incluyendo la cara, que ahora es plana).

A partir de 1896 se la considera una raza separada del Pinscher miniatura. Casi desaparece en la Segunda Guerra Mundial (como muchos perros europeos), y tras el conflicto bélico, se lo cruzó con un Grifón de Bruselas para reducir el tamaño del hocico y exagerar el tamaño del rostro, con su particular barbilla, bigotes y melena de león. No es un perro muy popular fuera de Alemania, aunque pueden encontrarse varios ejemplares en Reino Unido.

En cuanto a sus características físicas, la raza Affenpinscher tiene cabeza redonda y peluda (los pelos le caen sobre los ojos), hocico corto, orejas erguidas y separadas entre si y mejillas con pelos. Se le amputa la cola, que es de inserción alta, la mandíbula inferior es prominente y puede presentar un poco de papada. Puede medir hasta 26 cm y pesar 3.5 kg en la adultez.

Fuente: Belgazou

Comportamiento de la raza Affenpinscher

Este perro alemán es bastante cariñoso, activo e inteligente. Se adapta a cualquier ambiente y lugar, es gran vigía nocturno, y le gusta cazar animales pequeños como todos los Terrier. Puede ser algo reservado con la gente que no conoce.

Se lo considera una mascota extraordinaria, muy leal, gran compañero y curioso por naturaleza. Puede ser un poco “atrevido” cuando una situación llama mucho su atención. Nunca se aburre porque siempre encontrará algo con qué pasar el rato.

Con gran personalidad, al contrario de su tamaño, el Affenpinscher es valiente, intrépido y atrevido. Puede parecer un juguete, pero no tendrá miedo en enfrentarse a una raza más grande. Puede ser un compañero de viaje ideal, ya que entra en cualquier bolso.

Cuidados y salud de la raza Affenpinscher

Es fundamental llevarle a clases de adiestramiento y socializarlo desde cachorro. Ten en cuenta que puede ser algo terco y difícil de enseñar. Necesitará paseos a parques o sitios frecuentados por otros perros para que pueda jugar y encauzar su energía. En cuanto al pelaje, aunque no lo parezca, también precisa cuidados: cepillados semanales para quitar suciedad y pelo muerto. Durante la época de muda debe consumir más vitaminas.

Las hembras pueden requerir cesárea en el parto, y en cualquier caso, se tiene que prestar atención a la salud de los ojos, ya que la raza Affenpinscher es propensa a infecciones. Lavar con suero fisiológico periódicamente.

Este perro tan “original” no es recomendable en una casa con niños pequeños, ya que si bien le encantan las travesuras, lo cierto es que puede volverse un poco agresivo si se siente atacado o molestado. Sin embargo, puede ser ideal para hogares con adolescentes o adultos.

Fuente de las imágenes: Craig Pemberton y Belgazou

Te puede gustar