Adoptan a perrito callejero que llegó lesionado a una gasolinera

Un perrito callejero logró encontrar trabajo en un puesto de gasolina y ganarse el corazón de todos sus clientes.
Adoptan a perrito callejero que llegó lesionado a una gasolinera

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 08 julio, 2022

Trabajar en una gasolinera puede ser un poco tedioso. Al final, con el paso de los años, todo se convierte en rutina. Unos cuantos carros, clientes que van y vienen. Pero lo que realmente te cambia la forma en la que ves las cosas es la compañía de tus colegas, amigos, compañeros de trabajo y hasta un tierno perrito callejero. 

Así les pasó a unos trabajadores en un puesto de gasolina ubicado en Barra do Garças, en la región este de Mato Grosso (Brasil). En agosto del año pasado, comenzaron a recibir una visita inesperada de un perrito callejero que pasaba para saludar y pedir algo de comida.

Los trabajadores poco a poco se fueron encariñando con el can y siempre esperaban su visita para alimentarlo y acariciarlo un poco antes de que volviera a perderse por varios días.

El perrito buscaba un lugar al que pudiera llamar hogar

En una de sus varias ausencias, los trabajadores del local esperaban ansiosos por el regreso del tierno visitante. Sin embargo, un día llegó en muy mal estado y los dejó a todos muy preocupados. 

El perrito llegó malherido y se notaba que estaba enfermo. Todos los trabajadores decidieron poner de su parte para llevarlo a que lo revisara un médico veterinario. No podían aguantar verlo en tan mal estado y quedarse sin hacer nada.

“Los empleados de la pista le dieron comida y agua. Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que estaba enfermo y, entonces, nos movilizamos para pagar el tratamiento, incluida la ayuda de los clientes”, comentó uno de los trabajadores de la gasolinera.

Incluso el dueño del puesto de la gasolina se vio tentado a colaborar para su tratamiento, puesto que se conmovió al ver a todos sus trabajadores preocupados por el perrito que ya se había convertido como en un miembro más del equipo.

Adiós a una vida sin rumbo

Los trabajadores sabían a lo que se enfrentan los perritos que viven en situación de calle. Cada día deben luchar para sobrevivir, enfrentar el clima desolado, caminar para encontrar algo de comida y soportar los maltratos de las personas.

Por eso, los trabajadores de ALE Rodocar, decidieron contratar oficialmente al perrito para integrarlo a su equipo y brindarle un nuevo hogar repleto de cuidados. 

Incluso le colocaron su propio uniforme, a juego con el resto de los trabajadores y una plaquita identificatoria por si decide volver a perderse. Así, el resto de los vecinos lograrán ubicarlo y ayudarlo a volver a casa en caso de ser necesario.

Ahora Ulyses, el recién bautizado perrito callejero, forma parte del equipo y todos los clientes quedan muy contentos al ser tan bien recibidos. Incluso el puesto de gasolina comenzó a recibir más visitas de lo usual, ya que la historia del perrito se volvió viral en las redes sociales luego de que varios de sus clientes decidieran compartirla.

Todos saben que la estrella del lugar es Ulyses y cada cliente lo confirma. Pasan y tardan unos minutos más solo para poder acariciar al perrito uniformado.

“Ulyses llegó a nuestras vidas para sumar, porque ya no podemos llegar al puesto y no verlo (…) Nuestra vida cambió todo en todos los sentidos. Ya no podemos vivir sin él”, agregó Seu Antonio, un trabajador de 73 años y al que Ulyses le ha tomado mucho cariño. 

Nos emociona poder conocer historias en donde las personas se unen en pro de quienes más lo necesitan. Ahora este perrito tiene una vida distinta en la que puede recibir de todo el amor que se merece, ¡enhorabuena Ulyses!