Adopción responsable: ¿cuáles son las claves?

Luis Francisco 28 marzo, 2016

La adopción es un noble acto en el cual le das la oportunidad a un animalito de poder contar con una familia que lo quiera y lo trate de la manera que merece, ya que además de ser seres especiales, son mascotas que terminarán siendo una parte muy esencial de tu vida.

Si bien el adoptar es algo que trae felicidad tanto para el animal como para el dueño, es una decisión que requiere muchísima responsabilidad, ya que al tratarse de un ser vivo, deberás brindarle no solamente todos los cuidados correspondientes, sino también convertirte en un ejemplo a seguir y en una persona que lo trate respetuosa y dignamente. Es por ello que aquí te dejamos las claves para una adopción responsable.

Ten paciencia y dale el tiempo que necesite para adaptarse

cachorro labrador retriever

Como ya sabrás, cuando una persona emigra hacia otro lugar, o simplemente pasa cierto tiempo lejos de su hogar, el proceso de adaptación es lo más arduo en esta etapa, ya que al estar en un espacio que no es al que está habituado lo que reina es una fortísima sensación de incomodidad.

Esto es exactamente lo que sucede con muchos animales cuando son adoptados, hecho que en algunas oportunidades puede traducirse en actitudes retraídas y hasta tristes, en las que deberás ganarte su confianza mostrándoles que pueden contar contigo en cualquier situación.

Es en estos momentos en los que debes no solamente ser cariñoso y atento con el nuevo miembro de la familia, sino también ser muy paciente en el tiempo que tarde en poder adaptarse a su nuevo hogar, y superar el trauma que representa el haber sido abandonado.

Estipula los gastos que tendrás

Es sumamente importante recordar que al tener una mascota, existirán una enorme serie de gastos que tendrás, por lo que resulta fundamental poder asegurarles todo lo que necesitan antes de que decidas adoptarlos, ya que si vas a tomar esta noble acción, es imprescindible que le asegures una buena calidad de vida, ya que de lo contrario solo le estarás haciendo mal.

Por ejemplo, uno de los gastos que obligatoriamente existirán con tu nueva mascota son las visitas que hagas al veterinario, lo cual resulta más importante que cualquier otra cosa ya que este es el que se encargará de la salud del nuevo miembro de tu familia.

Otra de las cosas que tendrán su coste será la alimentación, ya que si deseas que tu mascota se encuentre bien alimentada tendrás que darle la comida que contenga los nutrientes necesarios que le brinden todos los beneficios, y en este caso el pienso más barato que encuentres no siempre es el más adecuado.

Por otro lado, por mucho que pueda parecer banal a simple vista, también es importante los gastos que tengas en la peluquería, debido a que algunos gatos y perros cuentan con pelo muy largo que requerirán un cuidado específico para que cuenten con buena salud, además de una bonita imagen.

La clave para la adopción responsable: edúcalos y bríndales tu cariño

niños con perro y gato

De esto no hay duda: cuando un animal vive contigo resulta esencial no solo que te adaptes a todas sus particularidades y travesuras, sino también que este lo haga con el tipo de vida que lleves, ya que si existen malos hábitos que no sepas cómo controlar, se llegará a un punto en que estarás maleducando al animal, lo cual no hace más que hacerle daño.

Cuando este es adoptado, dicho problema suele presentarse con mayor regularidad, ya que por lo general se trata de seres que vienen de sufrir diferentes tipos de abusos, además de haber sido abandonados y maltratados, por lo que es necesario contar incluso con ayuda profesional para educarlos en el caso de que no sepas como hacerlo.

Además de esto, el cariño que les brindes siempre será lo mejor que le puedas dar, ya que a partir de este ellos se sentirán acompañados y se establecerá un vínculo inquebrantable entre vosotros, cuya solidez dependerá única y exclusivamente del buen trato que le ofrezcas día a día.

Como puedes ver, la adopción es una hermosa acción que lejos de tener que tomársela a la ligera, debes pensar muy minuciosamente antes de tomar la decisión.

 

Te puede gustar