Adiestramiento de gatos con clicker

Siempre se ha considerado a los perros más capacitados para el aprendizaje que los gatos, pero esto no significa que los gatos no lo sean. De hecho, hay un innovador adiestramiento de gatos con clicker que está teniendo muy buenos resultados. ¿Quieres saber de qué va? ¡Te lo contamos!

Qué es el adiestramiento de gatos con clicker

Este entrenamiento tiene el objetivo de moldear el comportamiento de los felinos. Los castigos están fuera de esta técnica y es un método en el que nos aprovechamos de la conducta felina para conseguir que ciertos comportamientos con consecuencias positivas se repitan. Con un clic se marca el comportamiento deseado y luego se premia.

Gato paseando con correa

El clicker es un pequeño aparato que tiene una tira de metal y que, al tirar de ella, emite un ‘click’. El secreto está en que este sonido es nuevo para el gato –animal curioso por naturaleza–, por lo que le prestará atención.

Y es que cabe señalar que nuestra voz ya es muy común para el minino, por lo que será más difícil entrenarlo a través de esta. Por ello, el ‘clickear’ se convertirá en el único canal de comunicación.

Eso sí, no te estamos diciendo que conseguir todo esto sea fácil ni mucho menos; necesitarás paciencia. A continuación, vamos a darte unos ‘tips’ para que conseguirlo sea más fácil, así que no te vayas y toma buena nota.

El adiestramiento de gatos con clicker

Una vez que tengas el clicker y sepas con qué golosinas premiarás a tu gato, sigue estos siguientes pasos:

  • Busca un objetivo. Por ejemplo, un objeto que tenga forma recta, como un palo, un bolígrafo o una cuchara. En un bolígrafo se podría poner una pelota de ping-pong o de espuma  para atraer la atención del gato. Queda prohibido usar las golosinas como objetivos, pues esto el felino solo haría los ejercicios por conseguir algo que le gusta.
  • Encuentra el momento idóneo. Es primordial elegir el momento en el que más tranquilo está tu felino para el entrenamiento, en el que por cierto has de dejar un paréntesis de cinco minutos entre cada sesión. Si realizas sesiones antes de comer el gato tendrá un mayor interés en el premio y seguramente responderá mejor a tus órdenes.
  • Evita las distracciones. Busca el cuarto de la casa que menos objetos y distracciones tenga, pues cuantas menos cosas haya a su alrededor menores distracciones tendrá el animal, y más fácil será llevar a cabo el entrenamiento.
Gatito sentado con una persona mayor

  • Siéntate con él. Estar a su nivel le ayudará a sentirse confiado y será más fácil que comience con el adiestramiento.
  • Asocia el ‘click’ al premio. Para empezar solo haz click y dale una golosina, y repite lo mismo varias veces hasta que tires la golosina a cierta distancia. El gato irá por ella, seguirá entendiendo el ‘click’ como un premio, pero tendrá que hacer un esfuerzo mayor por conseguirlo.
  • No le hables mientras lo entrenas, pues el único sonido que debe escuchar es el del clicker.
  • Introduce el objetivo. Una vez que ya sabe que cada vez que hay un ‘click’ hay una golosina, ahora debes poner un objetivo.
  • Acerca el objetivo. Para enseñarle que ese el objetivo deberás acercarlo al gato y hacer ‘click’ cuando se acerque. Entonces dale un premio y ya habrá empezado a relacionar todo. Así, repite esta acción varias veces hasta que el gato lo entienda.
  • Espera. En el próximo paso el gato no tardará en tocar el objetivo, así que ¡no olvides su premio cuando lo haga!
  • Muévelo. Si comienzas a mover el objetivo el gato comenzará a moverse. Pues bien, sigue haciéndolo sin olvidar premiarlo.

Puedes hacer cualquier cosa que se te ocurra con el clicker y un objetivo. Solo necesitas tiempo y paciencia. ¡Nada es imposible! Ni siquiera entrenar a un gato…

Fuente de la imagen principal: hehaden

Te puede gustar