5 santuarios de animales

En estos emplazamientos se pueden observar ejemplares que han sido víctimas del maltrato animal, tales como tráfico ilegal, confinamiento o espectáculos; se emula el hábitat natural, así que lo que se persigue es la curación y reinserción

Los refugios o santuarios de animales son lugares donde los ejemplares han sido rescatados del tráfico ilegal, de granjas de producción masiva, de circos o zoológicos. Muchos de ellos no tienen la capacidad de regresar a su hábitat natural y otros, tras ser tratados y curados, vuelven a sus hogares. En este artículo te contamos sobre algunos de ellos.

¿Qué santuarios de animales visitar?

Una de las principales misiones de los santuarios de animales es rescatar a aquellos seres que se encuentran en mal estado debido al encierro, la procreación incesante o los maltratos. Además, tienen como objetivos recuperar al ejemplar para luego devolverlo a su hábitat natural y, por supuesto, educar a la gente en cuanto a la vida de otras especies.

En todo el mundo podemos hallar diferentes santuarios, dedicados a una especie en particular o a varias al mismo tiempo. A diferencia de los zoológicos, en estos lugares todos viven libres y en un hábitat similar el propio. Entre ellos destacamos:

1. Santuario de elefantes (Tailandia)

En el sudeste asiático viven muchos elefantes, pero no todos gozan de la libertad que se merecen. El turismo, las tradiciones y la caza son las principales amenazas de estos grandes mamíferos. Este santuario se dedica a rescatar y rehabilitar a aquellos que son hallados en la selva en grave estado.

Una vez que se curan los reinsertan en su hábitat natural. Los visitantes del santuario pueden alimentarles, darles un baño o ayudar con la limpieza del lugar. Si viajas a Tailandia evita espectáculos con elefantes; podrás verlos en plena naturaleza en este refugio.

2. Farm Sanctuary (Estados Unidos)

Hay tres santuarios de animales de granja bajo esta asociación –en California y Nueva York– cuya principal misión es rescatar vacas, gallinas, cerdos y todos aquellas especies que son de consumo humano.

Santuario de animales en Estados Unidos

La idea de visitar este lugar es replantearse la relación que el hombre tiene con los animales y, por supuesto, pasarlo de maravilla con seres agradecidos con su ‘nueva vida’ en libertad.

3. Santuario de koalas (Australia)

Ver a este hermoso marsupial típico de Oceanía en un zoológico no debería ser la principal atracción al llegar a Australia. En este refugio los podemos observar en su hábitat natural, libres y respetando sus 22 horas de sueño al día.

Cuánto duerme un koala

Aquí solo es posible tomarles fotos y, si ellos quieren, abrazarles media hora diaria. El resto del tiempo viven tranquilos y no son molestados.

4. Santuario de hipopótamos (Ghana)

Con su aspecto tan tierno de orejas pequeñas y cuerpo rechoncho, el hipopótamo es uno de los animales más peligrosos que existen. Se asustan con facilidad y pueden reaccionar bastante rápido, pero el hombre tiene armas que matan a mayor velocidad. Esa es una de las mayores amenazas de la especie.

Hipopótamo

En Ghana quedan dos poblaciones de hipopótamos y una de ellas se ha convertido en santuario. Está ubicada el noroeste del país, a 40 kilómetros del río Black Volta. Es posible ver desde 1999 a la comunidad Wechiau a una distancia segura y aprender sobre sus costumbres, alimentación y reproducción.

5. Santuario de monos (México)

Los pilares del último de los santuarios de animales de esta lista –hay muchos más en todo el mundo– son proveer bienestar a los ejemplares rescatados, reinsertarlos en su hábitat natural, educar a los niños, apoyar a las comunidades nativas mayas e investigar sobre la flora y fauna típica.

Primates: hábitat del mono araña

Si bien los monos –araña, ardilla, capuchino o cabeza de león– son los animales más ‘famosos’, también en este refugio podemos encontrar lémures, ciervos, aves, serpientes, cabras y burros. No se permite tomar fotografías para evitar que los habitantes se pongan nerviosos.

Te puede gustar