3 mejores formas de socializar a un perro

Los veterinarios y expertos en conducta animal siempre nos advierten sobre la importancia de la socialización de los canes. Ya se trate de cachorros o ejemplares adultos, es la herramienta fundamental para que el peludo reaccione de manera adecuada ante distintas situaciones. Pero, ¿cuáles son las mejores formas de socializar a un perro? Aquí te las contamos.

Por qué es importante socializar a las mascotas

La socialización de nuestro amigo de cuatro patas permitirá que la mascota no sienta miedo ni se muestre agresiva frenta a:

  • Personas desconocidas
  • Otros animales
  • Ambientes que le pueden resultar extraños

Considera que socializar a un perro de manera adecuada seguramente evitará la mayoría de los problemas de comportamiento que puede presentar un peludo. Además, un can que ha sido bien socializado también será más fácil de entrenar.

Socializar a un perro es algo fundamental para que el animalito crezca sin miedo y no desarrolle conductas agresivas. Conoce cuáles son las mejores formas para lograrlo.

Conoce las mejores maneras para socializar a un perro

Si bien la socialización de un peludo es un proceso que se extiende a lo largo del tiempo, es importante que se ponga especial énfasis en sus primeros tres meses de vida. De todas formas, si te encuentras ante un can adulto que no ha sido socializado adecuadamente, no desesperes. También hay formas de revertir esta situación.

Estas son, entonces, algunas de las mejores formas de socializar a un perro:

1. Programa visitas en tu hogar para que tu mascota comience a habituarse a otros animales y personas

Antes de que tu cachorro complete sus vacunas, debes evitar que salga a la calle para que no contraiga algún tipo de enfermedad.

En este período, puedes pedirle a familiares y amigos que vengan a tu casa con sus hijos y también con sus mascotas. Eso sí, asegúrate que los animales tengan la cartilla de vacunación al día y posean buen carácter.

Lo ideal es que generes una ambiente de juego, así tu perrito relacionará el contacto con otros seres con situaciones positivas.

En resumidas cuentas, lo que tu cachorro debe sacar en claro es que más allá de sus dueños, otras personas pueden acariciarlo y jugar con él. Y que relacionarse con sus congéneres es algo normal. Así que déjalo que huela, juegue e incluso ensaye algún pase de “lucha” en plan divertido.

2. Haz que tu can conozca distintos ambientes

Una vez que tu perro haya completado sus vacunas, es hora de salir a la calle y empezar con los primeros paseos. Allí volverá a encontrarse con humanos y animales que le son extraños. Pero ya aprendió que está bien relacionarse con ellos.

Pero ahora también debe aprender que hay un nuevo entorno al que no debe temer. Por eso, siempre tomando las debidas precauciones, y sin agobiarlo, déjalo que explore y se vaya habituando al ruido de los motores y de las bocinas. Y también a canes que a lo mejor le parecen demasiado grandes o, a priori, poco amigables.

Es importante, además, que le hagas conocer distintos ambientes, tanto de la ciudad como rurales.

3. La paciencia como carta de triunfo para socializar con éxito a un animal adulto

Socializar a un perro adulto no es una tarea tan sencilla, pero con un poco de paciencia, todo se puede lograr. Lo mejor que puedes hacer es emprender largos paseos con tu peludo por zonas donde transiten habitualmente humanos y canes. E intentar que, lentamente, empiece a entrar en contacto con sus congéneres.

Si tu mascota tiene una actitud positiva con otros animales y personas, prémialo de alguna manera que le guste. Puede ser con una golosina, una caricia, una palabra de aliento, etc. En cambio, si se muestra temeroso o agresivo, aléjalo de la “zona de conflicto” y deja el intento para más adelante.

También puedes pedirle a un familiar o amigo que tenga un can sociable que te acompañe en los paseos. Así tu peludo se irá habituando poco a poco a la compañía de otras mascotas y personas.

En cualquiera de los casos, si tus intentos por socializar a tu perro no resultan, siempre puedes pedir consejo y ayuda a un veterinario o a un especialista en conducta animal.

 

Guardar