El dogo alemán: el noble gigante 

Aun si eres un amante de los perros, ¿cómo te sentirías si un can grande, muy grande, corriera hacia ti? Incluso si fuera un cachorro es posible que te asustaras un poco, pues un animal de gran tamaño impone, sin querer ni poder evitarlo. Ahora imagina que ese perro es el más grande del mundo, ¿te asustarías? Pues tranquilo, el canino más grande del mundo, el dogo alemán, tiene un noble carácter del que te hablaremos hoy.

Este bello perro conocido también como gran danés es el can más grande del mundo, pero su dulce mirada nos anima a temer cuando lo vemos o cuando se nos acerca. Vamos a hablarte más sobre sus características y también sobre su carácter.

El dogo alemán, características

No se ha conocido perro más grande en el mundo que el dogo alemán, el cual puede alcanzar los 80 cm de altura si es un macho y 70 cm si es una hembra.  A pesar de su gran tamaño es un perro muy ágil y fuerte, tanto así que dicen que es una mezcla de energía y agilidad de los galgos y los mastines ingleses.

Este perro fue criado y educado para ser cazador y guardián, aunque con el tiempo y un buen entrenamiento se ha convertido en un can excepcional para ser una mascota en una casa con o sin niños. Eso sí, te recomendamos que si deseas uno como mascota te asegures de tener un jardín o una terraza donde quepa.

Origen

Autor: Bella y George Burton

Autor: Bella y George Burton

El origen del dogo alemán no parece estar muy determinado, aunque todo apunta que los primeros ejemplares de los que se tiene conocimiento datan del siglo XIII. Lo que sí sabemos con certeza es el lugar de procedencia: Alemania. También se afirma que el dogo alemán salió de una mezcla entre Bullenbeisser y otros grandes perros de caza, lo cual explica su espectacular y poco común tamaño.

Apareció por primera vez en una exposición en Hamburgo en el año 1876 y tan solo años después, por unanimidad de jueces, reyes y ministros, se le dio el nombre de dogo alemán, que significa enorme alemán. Un nombre bastante apropiado.

Carácter

¿Quién no recuerda a Scooby Doo? Pues este entrañable perro que robó nuestros corazones con su ternura y amabilidad no era ni más ni menos que un dogo alemán. En esa divertida serie se plasmaba muy bien el carácter del animal, pues este no es más que un gigante familiar.

Dicen que las apariencias engañan y en el caso del dogo alemán no hay más verdad que esta. Gigante pero dócil, grande pero ágil, imponente pero amable.

Es un perro ideal para estar con niños y se entrega al 100% a su familia, es leal y fiel como el que más.

Aunque con los extraños son reservados y protectores con su familia, no son agresivos y por norma general no suelen ladrar, aunque sí lo harán  si ven un peligro que acecha.

Son alegres, cariñosos y juguetones. Algo que los caracteriza es su inteligencia, que facilitará un buen adiestramiento.

Cuidados especiales

gran danes

Los únicos cuidados especiales que necesitará el dogo alemán será mucho ejercicio y una alimentación de buena calidad aplicable a su tamaño. Comerá mucho, por lo que tienes que estar dispuesto a asumir el gasto.

El ejercicio debe ser una parte importante de su vida, pues con el tiempo sus articulaciones pueden sufrir y a corto plazo podría tener obesidad.

Si el animal tiene que pasar tiempo solo, asegúrate de que tenga espacio para correr y jugar y de ese modo pueda ejercitarse. No le dediques solo cinco minutos para que haga sus cositas cuando lo saques a la calle, pues el dogo alemán necesita mucho más que eso. Si estás dispuesto a asumir los gastos y el esfuerzo, adelante, encontrarás un amigo leal y cariñoso en este gigante amoroso.