Venado bebé sale de su hábitat natural intentando comunicarse para pedir socorro a los humanos

Existen visitas inesperadas que muchas veces quisiéramos evitar. Pero cuando un hombre notó que su misterioso visitante era un cervatillo bebé, no pudo negarse a abrirle la puerta.
Venado bebé sale de su hábitat natural intentando comunicarse para pedir socorro a los humanos

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 12 mayo, 2022

Es común que en un vecindario terminen las mascotas de tus vecinos jugueteando cerca de tu puerta. Sin embargo, cuando un hombre sintió unos sonidos extraños en la entrada de su casa, jamás se imaginó que sería una hermosa cría de venado

Ante el inusual evento, Corey S decidió sacar su cámara y grabar a su tierno visitante. El hecho ocurrió en Maple Ridge en Columbia Británica y, aunque es común ver manadas de cervatillos por la zona, era inusual que una cría se paseara por el vecindario sin su mamá.  

Corey sabía que en estos casos, lo mejor que se puede hacer es mantener la calma y esperar a que la criatura regrese a su entorno. Estos animalitos no pueden vivir en cautiverio por lo que, separarlo de su madre podría ser una sentencia de muerte.

Sin embargo el joven no pude evitar quedarse contemplando al pequeño venado tras su puerta pues parecía decidido a intentar comunicarse con el. Emitía unos sonidos pequeños pero muy tiernos mientras dejaba su mirada fija en los ojos de la persona, ¡definitivamente trataba de decirle algo!

“Estaba adentro y escuché un ruido peculiar. Finalmente, abrí la puerta, debo admitir que me tomó por sorpresa. Juro que me entiende… Seguro que quiere que lo escuche cuando intento retroceder. ‘¿Has visto a mi mami? Tengo hambre’. ¡Sube el volumen y escucha atentamente!”, comentó el hombre en su video de Youtube.

El video se viralizó rápidamente y todos quedaron enamorados por la tierna expresión de este pequeñito. El hombre confesó que días antes había visto por la zona a un venado dar a luz a un par de crías. La madre los dejó olfatearlo, por lo que sospecha que el pequeño tras su puerta era el mismo que había conocido días antes.

Tal vez había llegado ahí porque lo encontraba familiar. Seguramente se escapó de su refugio mientras su mamá había salido en búsqueda de comida y terminó en la casa de su nuevo amigo. Definitivamente una de las mejores sorpresas que te puede regalar la naturaleza.