Uso correcto de bozales en perros

Virginia Duque Mirón 3 noviembre, 2015

A ninguno de nosotros nos gusta poner un bozal en perros, mucho menos en nuestro animal. Pero, dependiendo de su tamaño, es algo exigido por la ley. En nuestro país y en otros muchos. Ahora bien, para nuestro animal aún es menos agradable el uso del bozal, por lo que debemos aprender cuándo ponérselo es necesario y qué tipo de bozal necesita.

Cuándo poner un bozal en perros

La ley no obliga a poner bozal en perros a todas las razas, así que si te gustaría saber si estás obligado a ponérselo al tuyo, sigue leyendo este artículo.

Autor: Bev Sykes
Autor: Bev Sykes

Perros peligrosos

Uno de los principales usos del bozal en perros es evitar mordidas, por lo que si un perro tiene una conducta que se considera agresiva, las leyes obligan a que lleve un bozal colocado siempre que esté en la calle, sea paseando o tomando el sol en la puerta de nuestra casa.

Desde el 2002 hay al menos 8 razas reconocidas como peligrosas o agresivas y son estas:

  • Rottweiller
  • Dogo Argentino
  • American Staffordshire Terrier
  • Staffordshire Sul Terrier
  • Fila Brasileiro
  • Tosa Inu
  • Akita Inu
  • Pit bull terrier

Otras conductas para bozal en perros

El bozal es un artilugio que también puede ser utilizado para modificar conductas. Por ejemplo, es muy útil si tu perro tiene la costumbre de ingerir comida de la basura o de la calle mientras lo sacas a pasear. También, si tiene heridas que quiere lamer arriesgándose a coger una infección. Aunque hay un cono que se utiliza en estos casos, en ocasiones no funciona porque el animal tiene la capacidad de quitárselo.

Cuando llevas a tu perro al veterinario, se transforma. Quizá es el perro más dulce y tierno del planeta, pero es agresivo con su médico. En estos casos, el veterinario puede optar por ponerle un bozal para evitar mordidas.

Tipos de bozales en perros

En el mercado hay diferentes tipos de bozales. Dependiendo de la raza y las características faciales de tu animal, deberás usar uno u otro. Para perros chatos no es recomendable un bozal demasiado cerrado, pues le dificultará el aire más de lo habitual.

Los bozales que hay son:

  • Bozales de tubo. Pueden ser de nylon, tela o cuero. No tapan por completo la boca del animal, pero impide que la abra, por lo que al animal le costará más respirar. Hay que tener cuidado de no usarlo en días excesivamente calurosos ni cuando el animal hace ejercicio.
  • Bozales de caja. Estos tapan por completo la boca del animal y pueden ser de plástico, cuero o nylon. Debes asegurarte de no apretarlo demasiado para no causar daño al animal, pero no dejarlo demasiado flojo, de modo que lo pueda sacar.

Cómo ayudar a que tu perro se acostumbre

Autor: Richard Smith
Autor: Richard Smith

Seguro que el llevar un bozal no será una grata experiencia para tu perro, por lo que te damos unos consejos de lo que debes o no hacer.

  • Habituar al animal. Si no acostumbras a tu animal a que haga uso del bozal, este podrá reaccionar de forma agresiva cada vez que te vea acercarte a él con bozal en mano. Puedes intentar ponérselo varios minutos cada día dentro de la casa para que se habitúe. Dale un premio después para que asimile el bozal con algo positivo.
  • No debes usar el bozal de tubo demasiado tiempo. En algunas localidades están prohibidos para uso prolongado, pues se ha demostrado que son perjudiciales para el animal. Si solo tienes ese y aún no puedes comprar otro, no podrás ponerlo en tu animal más de unos minutos al día. Nuestra recomendación: Deshazte de él y compra uno de caja.
  • No debes utilizar el bozal en perros que no han sido tratados de su agresividad. El bozal en perros debe verse como última alternativa. Hay ejercicios que se pueden hacer para evitar que tu perro sea agresivo o tenga miedo. Intenta eso antes del bozal.
  • No le pongas bozal a tu perro cuando te vas. Desgraciadamente algunos piensan que el bozal es una buena alternativa para que los perros no hagan destrozos en el hogar cuando estén solos. Esto es cruel. No lo hagas, por favor.
  • No lo uses para evitar que tu perro ladre. Esto se puede tratar con terapia si son excesivos.

El bozal no es nada agradable aunque a veces sea necesario. Debe ser la última alternativa en según qué actitudes. Te recomendamos que consultes con el veterinario si tu perro debe o no llevar bozal.

Imágenes cortesía de Maja Dumat, Bev Sykes y Richard Smith.

Te puede gustar