Un perro salva la vida a un hombre en Málaga

Francisco María García · 9 abril, 2016

Las acciones de los perros en el salvamento de vidas humanas son muy conocidas. Su instinto se ha demostrado en muchas situaciones peligrosas, y las historias de personas que deben su vida a una acción heroica en la que el perro salva la vida incluso arriesgando la suya propia han trascendido a la opinión pública. Es muy habitual en los equipos de salvamento la utilización de canes para acciones específicas, con una estadística de éxitos altamente probada.

El perro que salva la vida

Autor: Eduardo Millo
Autor: Eduardo Millo

Un vecino de Sevilla que se estaba ahogando en el puerto de Málaga debe su vida a los ladridos de un perro que posibilitaron que su dueño se acercara para ver lo que ocurría y observó al hombre en el agua, avisando rápidamente a la Policía Portuaria para que pusiera en marcha el dispositivo de rescate. El operativo se activó gracias a Nanook.

La persona que estaba en el agua tiene más de 60 años y ha sufrido diferentes lesiones, por lo que fue trasladada a un centro hospitalario para su recuperación. Para sacarlo del agua, los agentes de la Policía Portuaria han tenido que secarlo con mantas e introducirlo en su coche patrulla con la calefacción puesta a la máxima temperatura para que entrara en calor.

La hazaña de Nanook

Como hace todas las mañanas, Nanook, un perro labrador color marrón chocolate, con un año de edad, salió a pasear junto a sus dueños Alba y Jose Ignacio, alrededor de las 7.30 por el muelle número 1 del recinto del puerto malagueño. Nanook es un animal muy sereno, bueno, y con todas las ganas de juegos propias de su edad, según relatan.

Cuando regresaban a casa, el animal empezó a ladrar de una forma insistente, lo que no es habitual en él, y menos si no hay nadie en la zona, como ocurría a esas horas. Como el perro no dejaba de ladrar y de empujar a su dueño, éste acabó por seguirle y pudo escuchar a lo lejos los gritos de socorro de un hombre mayor que estaba en el agua. José Ignacio lo tranquilizó y dio la voz de alarma.

Al lugar acudieron efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Portuaria junto a operarios del puerto de Málaga y otros ciudadanos que pasaban en ese momento por el lugar. Mientras las tareas de salvamento se llevaban a cabo, Nanook esperaba nervioso a ver qué ocurría. Cuando el hombre fue rescatado y llegaron los servicios sanitarios, el animal volvió a su casa como todos los días, satisfecho de su acción.

La ayuda de los perros te salva la vida

La gran mayoría de los casos en que un perro salva la vida de una persona se producen por animales que no han sido entrenados para ello, y en muchos casos ni siquiera conocen a quién estaban ayudando. Diferentes estudios llevados a cabo no terminan de arrojar datos concluyentes sobre las razones por las que se producen estas acciones de auxilio por parte de nuestros canes.

Los investigadores aún no pueden afirmar con seguridad si los perros están motivados desde su interior para ayudar a las personas o es que simplemente están capacitados para reaccionar en situaciones específicas siguiendo un determinado rol de comportamiento.

Los perros, en general, tienen una motivación especial para ayudar al ser humano, incluso a personas desconocidas; lo importante para ello es que el can entienda que necesitamos su ayuda.

En la protección de la manada

perro labrador

Hay que recordar una vez más el origen de los perros desde los lobos, es decir, la vida en manada, con ayuda mutua, coordinación, vigilancia y protección a todos los miembros de dicha manada. Desde el momento en que un perro considera a las personas como parte de su manada, este instinto sale a la luz en el momento de mayor aprieto o en situaciones especialmente delicadas.

Se trataría, como vemos, de una especie de sentido del trabajo en equipo o del bien común. Aunque muchas personas hablan de una fidelidad y amor por todas las personas por parte de los perros, la explicación a estos actos de salvamento está más basada en la predisposición de los canes a formar parte de un grupo y proteger a los miembros de ese grupo.

Fuente de la imagen principal: Neil Barnwell