Trucos para iniciarte el adiestramiento de tu yorkshire

Los yorkshire son posiblemente una de las razas más populares y demandadas en este momento. La razón de esto se debe a que son perros pequeños de aspecto tierno, sin embargo, son perros muy activos y enérgicos, que pueden llegar a exasperarte si no los educas adecuadamente. Por esta razón, hoy te damos algunos trucos para iniciarte en el adiestramiento de tu yorkshire.

Elementos que debes tener en mente

  • No se entrenan razas diferentes. Los perros reciben un entrenamiento similar sin importar si son grandes, pequeños, de pelo corto o largo, etc. Esto es un mito que hay que empezar a desterrar. Absolutamente todos los canes necesitan las mismas bases de adiestramiento, que son obediencia, sumisión, socialización y entretenimiento. Lo que se debe tener presente son las características de la personalidad de cada raza para mejorar su proceso de aprendizaje.
  • Los yorkshire son perros muy dulces, sin embargo, debes mantenerte muy firme para que no termines con un can ingobernable.
  • Igualmente es una raza muy territorial, así que la socialización es fundamental para ellos.
  • Ocupa el puesto número 30 en el escalafón de inteligencia canina. No te ofendas ante su puesto en la lista: esto no quiere decir que tu mascota es menos dotada que otras. Lo que realmente mide este escalafón es la velocidad con que un perro responde a una indicación humana y la cantidad de palabras que puede entender. Los yorkshire son una raza muy independiente, por lo cual te costará un poco que siga instrucciones, pues querrá hacer su voluntad. No te preocupes, con constancia, aprenderá.

Aspectos específicos en su educación

yorkshire terrier

Los yorkshire son reconocidos por ser muy juguetones, por lo tanto, deberás aprovechar al máximo los momentos en que te presta atención, ya que tienden a distraerse fácilmente. Es frecuente escuchar a cuidadores de perros de esta raza referirse a ellos como indomables, sin embargo, esto no es cierto. Sencillamente, requerirán paciencia y muchas repeticiones.

Además, su apariencia e ingenuidad pueden hacer que te ablandes al momento de reprenderlo, pero esto es un grave error que cometen muchos dueños de perros pequeños. A través de la convivencia los perros aprenden a reconocer los puntos débiles de sus propietarios, por lo tanto les resulta cada vez más fácil manipular las situaciones para su conveniencia, por ejemplo, para recibir golosinas o pedir alimento o liberarse de ser reprendidos, entre otros casos. Por lo tanto, te recomendamos que seas firme, pues de esta manera obtendrás resultados duraderos dentro de su proceso de educación. Ten presente que tu perro crecerá y no es fácil convivir con mascotas que han desarrollado malos hábitos.

Al ser muy territoriales, uno de los principales problemas con esta raza son las misiones en lugares inadecuados. Deberás enseñarle, a través de una postura asertiva ante él, que tu eres el alfa o el líder, por lo tanto, no tendrá la necesidad de establecer un territorio dentro de tu casa. Lo mejor para evitar que orine o defeque donde no debe es regularle un horario de alimentación, al igual que designar un sitio que sea accesible para el donde pueda hacer sus necesidades en caso de que le entren ganas fuera del horario de paseos.

terrier

También necesitan de mucha actividad física, ya que son canes increíblemente enérgicos. Manteniéndolo ocupado y, en especial, cansado, evitarás que desarrolle trastornos de personalidad, como hábitos destructivos o ladridos excesivos.

Igualmente, con esta raza funciona mejor el refuerzo positivo. Prémialo cuando obre bien o cuando haga lo que tú le indicas. Esto hará que entienda cuáles son las actitudes que apruebas y te facilitará mucho el adiestramiento.

Para este can la mejor recompensa es la afectiva. Esto te ayudará también a establecer un vínculo con él pues, debido a su independencia, tienden a volverse desconfiados si no se establece con ellos contacto físico.

Se sugiere empezar el entrenamiento de los perros una vez ocurre el destete. Es mejor cuando esto ocurre en etapas tempranas, pues siempre es mejor educar que corregir.

Categorías: Adiestramiento Etiquetas:
Te puede gustar