Síntomas de la ataxia en gatos

8 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
La ataxia en gatos es, en sí, un síntoma de una patología que se está produciendo en algún nivel del sistema nervioso.

Hablamos de ataxia en gatos cuando estos desarrollan una forma de andar extraña o anormal. Sin embargo, existen diversas causas por las que estos felinos pueden presentar descoordinación en el movimiento.

Esta patología casi siempre está relacionada con problemas en el sistema nervioso. Pero, también, podría deberse a otras enfermedades que provocan descompensaciones en otros sistemas del cuerpo relacionados con el cerebro, como la hormonas y los órganos que las producen.

  • El problema de la ataxia en gatos puede derivar de la propia debilidad que a veces sufren, causada por anemias, desnutrición o deshidratación.
  • La ataxia puede estar relacionada con problemas ortopédicos de huesos y articulaciones, como el síndrome del nadador, aunque también con los músculos.

A veces, la ataxia en gatos es congénita, es decir, el problema aparece desde el nacimiento, mientras que en otras ocasiones se desarrolla conforme crece el animal. No obstante, las causas no tienen que ser siempre hereditarias: esta patología puede ser causada por enfermedades víricas o incluso intoxicaciones por mercurio.

¿En qué consiste la ataxia en gatos?

La ataxia es un concepto que hace referencia a la forma de andar de un animal, en este caso el gato, cuando no es estable, se tambalea o da la sensación de que está “borracho”. Cuando aparece, se ve afectado el sentido de la propiocepción. Este importantísimo sentido nos da información sobre la posición de los distintos músculos del cuerpo y de las extremidades.

Como dijimos, la ataxia puede aparecer por problemas no neuronales. Cuando esto ocurre, no suele llamarse ataxia. El problema recae en que discernir entre un problema neurológico y otro que no lo es no es tan sencillo. 

Se conocen una gran cantidad de posibles trastornos que dan lugar a una forma de andar o desplazarse anormal. Tanto la duración como la intensidad de la ataxia variarán según el problema subyacente. Además, según la patología causante, el gato tendrá una probabilidad mayor o menor de sobrevivir.

gato lamiendose las zarpas.

¿Por qué aparece esta descoordinación?

La causas que pueden provocar una ataxia se suelen dividir en tres categorías, clasificadas según la región del sistema nervioso que esté afectada:

1. Ataxia cerebelar en gatos

Cuando el órgano dañado es el cerebelo, hablaremos de ataxia cerebelar. El cerebelo es la región del encéfalo encargada de controlar el equilibrio y la coordinación de los movimientos.

Los síntomas de la ataxia cerebelar en gatos son los siguientes: 

  • Caminan con las patas separadas.
  • Presentan un andar “de pasos altos” o “andar de pato”. No calculan correctamente la altura, por ello levantan mucho las patas.
  • Al no realizar cálculos precisos, saltan de forma muy exagerada.
  • Pueden desarrollar temblores de intención. Son unos temblores que aparecen en situaciones concretas, por ejemplo cuando van a comer.

2. Ataxia vestibular

En estos casos, el problema se encuentra en el oído interno o en los nervios que se dirigen al cerebro desde el oído. Concretamente, el daño se localizaría a nivel del aparato vestibular. Este se encarga del equilibrio y del control espacial.

Síntomas de la ataxia vestibular en gatos:

  • Suelen tener la cabeza ladeada.
  • Presentan nistagmo, que es el movimiento rápido de los ojos de forma lateral (ocasionalmente, de forma vertical).
  • Normalmente caminan en círculos mientras se caen hacia un lado.
  • Tienen tendencia a marearse, por lo que es normal que vomiten.
Juego para gatos por la comida

3. Ataxia sensorial

Cuando aparece la ataxia sensorial, el problema reside directamente en el cerebro, la médula espinal o en los nervios periféricos que se encargan de las extremidades.

Síntoma de la ataxia sensorial en gatos:

  • Los gatos con ataxia sensorial cuando andan o, simplemente se encuentran de pie, lo hacen con las extremidades muy separadas.
  • Suelen presentar debilidad muscular porque los músculos no se encuentran correctamente inervados.

¿Puede un gato vivir con ataxia?

Al fin y al cabo, la ataxia en sí ya es un síntoma de una enfermedad, patología o trauma subyacente, y por desgracia, es el principal problema neuronal en gatos.

En muchas ocasiones, el gato puede vivir una larga vida con relativa normalidad ya que, generalmente, no sufre dolor ni malestar. Sin embargo, a veces, la patología que está causando la ataxia no tiene tratamiento y, como consecuencia, el animal puede perder la vida en un corto periodo de tiempo.

Si tu gato comienza a exhibir de forma repentina conductas y movimiento extraños, no dudes en acudir a un veterinario.

  • Caney, M A. (2002). Gatitos que se tambalean. GEMFE. FAB Conference de Octubre.
  • Hervás Baroja, G., Calvo Marqués, J., & Pumarola i Batlle, M. (1997). Hipoplasia cerebelar en el gato. Clínica veterinaria de pequeños animales, 17(3), 0167-175.
  • Penderis, J. (2009). The Wobbly Cat: Diagnostic and Therapeutic Approach to Generalised Ataxia.