Seguridad en el coche: la vida de tu perro está en tus manos

Las vacaciones son una alegría para todos, eso está más que claro y, si además podemos salir fuera y disfrutar de unos días de descanso en algún lugar que nos llene, entonces son ideales.

Tener un perro no tiene por qué ser un problema a la hora de hacerlo, ni siquiera si hemos decidido viajar en nuestro propio vehículo. En este artículo te mostramos cómo viajar con seguridad en el coche cuando va contigo tu mascota y disfrutar del trayecto.

Cómo se viaja con seguridad en el coche

perro viaja coche

Dependiendo del país en el que residamos las normas para viajar con nuestro perro en el vehículo pueden ser diferentes, por eso sería importante que las consultes. En un país como España, el organismo encargado de garantizar la seguridad en el coche es la DGT, la Dirección General de Tráfico.

En cuanto a este asunto, afirma que el conductor tiene que poder mantener su libertad de movimientos, el campo de visión y la atención permanente en la conducción. De esta manera estaría garantizando su propia seguridad y la del resto de pasajeros.

Añade que debe cuidar su posición y asegurarse de que la mantengan los pasajeros y, además, que tanto los objetos como los animales estén bien colocados para que no interfieran con la labor del conductor.

Así que ten este punto en cuenta para mantener la seguridad en el coche al viajar con tu perro.

Consejos básicos para viajar con seguridad en el coche con perros

Hay unas cuestiones básicas que tienes que tener en cuenta para que el viaje con tu perro sea seguro, lo que dependerá en buena medida de lo tranquilo y relajado que consigamos que realice el trayecto:

  • Deja pasar un par de horas después de la última comida. Los perros son como nosotros en muchos sentidos. Si no lo haces así puede marearse y acabar vomitando en tu coche, algo que estropeará en gran medida el viaje.
  • Necesidades. Ten en cuenta que tu perro necesitará parar con el fin de evacuar. Aprovecha para que se hidrate y dé un paseo para gastar parte de su energía.
  • Paradas. Cuando detengas la marcha sigue pendiente de su seguridad. Que no se exponga a ningún peligro, piensa que estás muy cerca de la carretera y podría ser fatal si se escapa.

Cómo viajar con seguridad en el coche con tu perro

  • Perro pequeño. Si tu perro es pequeño, la mejor opción para el viaje es que lo haga en un transportín, que debes situar en el suelo de la parte de atrás del coche.
  • Otros tamaños. En el resto de los tamaños lo ideal es que vayan sentados en el asiento trasero. Tienen que ir sujetos con un arnés de doble anclaje que esté enganchado a dos cinturones de seguridad.
  • Maletero. Esta es, sobre todas, la mejor opción cuando viajamos con perros de gran tamaño, siempre y cuando el vehículo esté preparado para ello, es decir, que tenga una rejilla separadora y a su vez utilicemos un transportín para evitar posibles lesiones.

Cómo no viajar en el coche con tu perro

perro en coche

  • Transportín en el maletero. Es verdad que el transportín es una buena opción para los perros pequeños si podemos colocarlo en el suelo de los asientos traseros, pero no lo es tanto si va en el maletero. Podría provocar daños a los pasajeros sentados en los asientos de atrás.
  • Maletero sin transportín. Cuando preparamos el maletero con una rejilla es cierto que el perro puede moverse con facilidad lo que le hará estar más relajado. Pero si tenemos un accidente puede ser peligroso para nuestro perro.
  • Nunca lo encierres. Seguro que puede haber momentos en el viaje en el que necesitemos dejar a nuestro perro en el coche, pero no lo hagamos nunca a pleno sol. Podría asfixiarse en pocos minutos al sufrir un golpe de calor.Deja además las ventanas un poco bajadas para que entre el aire y tu mascota no pase un mal rato.

Aunque al principio hablábamos de irnos con nuestro perro de vacaciones, y está claro que entonces el viaje será más largo, estos consejos son igualmente aplicables en trayectos cortos.

Toma buena nota y conseguirás viajar con seguridad en el coche con tu perro. No olvides que su vida está en tus manos.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar