El Santuario de animales de Angelina Jolie

Francisco María García 20 julio, 2017

Es una de las noticias mediáticas más destacadas de las últimas semanas. Angelina Jolie inauguró oficialmente un Santuario de Animales en Namibia, al suroeste de África.

El objetivo de este centro es dar resguardo a elefantes y rinocerontes que hayan resultado heridos o estén huérfanos. No hay que olvidar que muchos son víctimas de los cazadores furtivos.

La reserva ambiental ha sido bautizada como The Shiloh Wildfire Sanctuary. Este detalle va en honor a Shiloh, una de las seis hijas de la actriz con el también actor Brad Pitt. La chica  nació precisamente en la nación africana hace 11 años.

La niña, quien acompañó a Angelina Jolie a la apertura junto con sus cinco hermanos, fue gratamente sorprendida al descubrir que el proyecto ambientalista lleva su nombre.

La cacería furtiva en África. ¿Un problema sin final?

La lista de especies animales en peligro de extinción debido a la acción del hombre parece no tener fin.

Fuente de la imagen: http://elpais.com

Los gorilas y los chimpancés, además de la cacería ilegal, también han visto reducidos sensiblemente su número. Se debe a enfermedades como el Ébola. Mientras, otras como el perro salvaje africano han perdido sus hábitats, sus presas y sitios de cacería.

En riesgo también se encuentran el guepardo, el leopardo, el hipopótamo pigmeo y el lémur. Las constantes guerras en las que se ven envueltas la mayoría de las naciones africanas, se ha convertido de igual forma en otro factor que juega en contra de la conservación. Y este desastre no solo afecta a la fauna, también a la flora.

El marfil, fuente de exterminio animal

El tráfico del marfil, además de elementos mágico religiosos presentes en varias culturas en torno a los cuernos de elefantes y rinocerontes, ha sido uno de los factores clave para que ambas especies figuren en el fatídico libro rojo.

Se estima que solo en 2015, 1305 rinocerontes blancos fueron asesinados en África. Mientras, el 80% de los elefantes africanos murieron víctimas de la caza indiscriminada entre 2004 y 2014 (alrededor de 25.000 ejemplares).

Aunque muchos países han adoptado los Santuarios de Animales y vida salvaje, el problema está lejos de desaparecer.

Namibia, además de Zimbawe, se han visto afectada en los últimos años. Esto es debido a la política conservacionista que se ha tratado de establecer en Sudáfrica. Muchas de las personas que se dedicaban a matar rinocerontes y elefantes en el país de Nelson Mandela, han traspasado las líneas fronterizas. Ahora tratan de escapar de los regímenes más estrictos.

Los santuarios para animales como el de Angelina Jolie y la vida salvaje, ¿son suficientes?

Además del recién inaugurado santuario impulsado por la Fundación Jolie-Pitt, junto con el Ministerio del Ambiente y Turismo de Namibia, son muchas las extensiones de terrenos destinadas a la conservación de determinadas especies animales. Se busca garantizar no solo su supervivencia, sino atenderlos de la mejor forma posible.

Para el correcto equipamiento de The Shiloh Wildfire Sanctuary, la Fundación N/a’an ku sê, socio de la organización ambientalista establecida por Angelina Jolie y Brad Pitt en la creación de la reserva, contaron con la colaboración de empresas como Toyota.

Esta conocida marca de automóviles suministró todos los vehículos necesarios para el transporte del personal y de los propios animales. Detalle imprescindible dentro de las grandes extensiones de terreno protegidas. Así mismo, en el lugar está instalada una clínica veterinaria de primer nivel. A ella están adscritos veterinarios cualificados.

Adicionalmente, el gobierno de Namibia se ha comprometido en apoyar institucionalmente ésta y otras iniciativas que tengan por objeto proteger la flora y la fauna. Así lo manifestaron Hage Geigob y Mónica Geigos, presidente y primera dama de la nación. Lo hicieron en un encuentro privado que sostuvieron con Angelina Jolie después de la apertura de los actos de apertura.

El turismo. Una ventana económica para la conservación

La economía de Namibia depende principalmente de la minería. Destaca la extracción de diamantes, uranio y, en menor medida, de cobre, estaño y plomo. Sin  embargo, el turismo ha tenido un repunte durante los últimos años.

El país se ha convertido en destino frecuente de miles de visitantes de todas partes del mundo. Turistas deseosos de vivir una experiencia de contacto con el mundo salvaje, en parajes lejos de la civilización y de la forma más natural posible.

Por estas razones, iniciativas como el Santuario para Animales y vida salvaje inaugurado por Jolie, además de fomentar la conservación y generar buena publicidad, también representan un interés económico de estado para el ejecutivo de la nación.

Te puede gustar