¿Es saludable dormir con tu perro?

14 Enero, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas
Las interacciones humano-animales influyen positivamente en el desarrollo de una vida sana. Aun así, dormir con un perro puede reportar tanto beneficios como aspectos negativos.

Dormir con tu perro entra dentro de las definidas como «interacciones humano-animales». Estas interacciones informan sobre cómo influyen las mascotas sobre la vida de las personas.

En ellas, existen factores tanto positivos como negativos que convendría conocer. Por ello, ¿sabrías decir qué factores son y cuál es su importancia? A continuación, se mencionarán algunos de los atributos positivos y negativos de dormir con tu perro.

Beneficios de dormir con tu perro

Diferentes estudios recogen los beneficios de la relación entre los humanos y los animales. Estas interacciones humano-animales influyen positivamente, pues causan efectos psicosociales y psicofisiológicos a largo plazo tanto en la mascota como en el tutor.

En concreto, se han estudiado diferentes parámetros como edad o condiciones médicas y su relación con la presencia de un animal en el entorno. Estas investigaciones han demostrado el efecto positivo de la presencia de mascotas en los hogares de personas con diferentes patologías.

Un perro albino durmiendo.

Mejora el estado de ánimo

Se ha demostrado que la presencia de las mascotas influye sobre el estado de ánimo de sus dueños. En concreto, los animales reducen los niveles de miedo, estrés y ansiedad ante interacciones sociales, por ejemplo.

Por ello, personas con problemas cardiovasculares o mentales podrían tener una mascota como tratamiento coadyuvante al abordaje médico pertinente. Así, les ayudaría a ejercitarse y mantenerse activos, al mismo tiempo que incrementarían su autoestima.

Fuente de calor

Si de algo no hay dudas, es que los mamíferos peludos son una gran fuente de calor. Ellos buscan también otras fuentes de calor, como los humanos, por lo que es normal que ambos estéis en una mayor proximidad en momentos de frío.

Reducción del dolor

Otras investigaciones han analizado cómo los perros u otras mascotas influyen sobre la percepción del dolor. Estos estudios se han llevado mediante terapias con animales en pacientes oncológicos, pero podrían extrapolarse a la relación mascota-dueño.

Posibles inconvenientes de dormir con tu perro

Aunque dormir con tu perro sea una idea que suene confortable, debes tener en cuenta algunos inconvenientes. Te los contamos en las siguientes líneas.

Disminución de la calidad del sueño

Cuando la mascota duerme en la misma cama que el dueño, este puede percibir una disminución de la calidad del sueño. Entre las causas de ello pueden encontrarse las siguientes:

  • Reducción del espacio disponible: la mascota puede ocupar un espacio importante y empujar al otro miembro a una esquina de la cama.
  • No respetar las normas: puede que el animal se introduzca dentro de las sábanas o que se duerma sobre la almohada. Cada dueño debe indicar a su mascota las reglas para poder dormir con él.
  • Ronquidos: sí, como se lee. Los perros —e incluso los gatos— pueden roncar cuando duermen. Esto puede deberse a alguna posición en la que se tapen la nariz o por otros factores. No obstante, es algo que debe valorarse.
  • Movimiento durante el sueño: tanto el dueño como el perro pueden moverse durante la noche y empujar o aplastar al otro. Puede que el dueño duerma peor porque le preocupe esta posibilidad.

Cuidado con las alergias y enfermedades

Los perros pueden arrastrar a la cama algunos alérgenos —como el polen o el polvo— a la cama. Si el dueño es alérgico, puede sufrir reacciones severas o ataques graves de asma.

Asimismo, dormir con el can aumenta el riesgo de una zoonosis, es decir, de que los perros transmitan enfermedades. Por ello, se aconsejan visitas periódicas al veterinario y utilizar productos de protección antes de contemplarlo como acto rutinario.

Por otra parte, tampoco se recomienda que las mascotas duerman junto a los niños. Entre las justificaciones se encuentra la susceptibilidad de los infantes a enfermar, pues su sistema inmune no está tan desarrollado como el de un adulto.

Consejos para dormir con tu perro

Por último, a continuación van a indicarse algunos consejos que pueden tenerse en cuenta para dormir con tu perro. Así, se favorecerá que tanto la mascota como el dueño estén cómodos.

Ejercicio

Los perros son animales con muchísima energía. Por ello, una opción es realizar ejercicio antes de dormir. De esta manera, te aseguras de que el animal esté cansado y descanse durante la noche.

Normas para dormir con tu perro

Debe acostumbrarse al animal a pedir permiso para subir a la cama. Al dictar una serie de normas, evitarás que el perro se tumbe en las almohadas o dentro de la cama, por ejemplo.

De esta manera, también se controlará a aquellos perros con carácter fuerte. En estos casos, el dueño debe imponerse como alfa para que el can no se vuelva agresivo o tenga un mal comportamiento.

Visitar al veterinario regularmente

Aunque este consejo convendría tenerlo siempre en cuenta, en esta situación es esencial. De esta manera, el animal tendrá sus tratamientos antiparasitarios —así como sus vacunas y medicación— al día.

Cambiar las ropas de cama más frecuentemente

Mantener la higiene se vuelve un factor más importante en esta situación. Por ello, se recomienda cambiar la tela de cama a menudo —mantas, bajeras y edredones, por ejemplo—, con el fin de eliminar los pelos y posibles microorganismos dejados por el animal.

Dormir con tu perro puede ser muy beneficioso si sabes cómo hacerlo.

En definitiva, el vínculo afectivo existente entre una persona y su mascota es altamente beneficioso. Puede que entre las actividades que realicen juntos se encuentre el dormir con la mascota.

Si se opta por esta actividad, conviene investigar cuáles son sus efectos, como se ha reflejado en estas líneas. No obstante, esta rutina también debería adaptarse a las características individuales del animal y del dueño.

  • Psychosocial and Psychophysiological Effects of Human-Animal Interactions: The Possible Role of Oxytocin. NCBI. Accedido el 9 de enero de 2021 en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3408111/
  • Ontological security and connectivity provided by pets: a study in the self-management of the everyday lives of people diagnosed with a long-term mental health condition. BMC Psychiatry. Accedido el 9 de enero de 2021 en: https://bmcpsychiatry.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12888-016-1111-3