Rufina ahora puede sonreír después de una vida llena de maltrato y sufrimiento

Descubre cómo fue que Rufina logró, gracias al amor, volver a ser feliz. Su historia es conmovedora.
Rufina ahora puede sonreír después de una vida llena de maltrato y sufrimiento

Última actualización: 12 mayo, 2022

Rufina, una perrita de tan solo tres años de edad, fue abandonada por la familia que un día prometió brindarle amor, protección y un hogar para siempre. La canina no podía asimilar lo que sus humanos habían hecho con ella.

Los días que estuvo deambulando en la calle fueron muy difíciles, llenos de sufrimiento, hambre y mucho miedo. Continúa leyendo para conocer más sobre la vida de la perrita y cómo logró sobreponerse a este doloroso episodio.

Caninos 911, al rescate de la perrita

Una organización sin ánimo de lucro de Villahermosa, Tabasco, en México, encontró y rescató a Rufina de la vida que estaba llevando. Cuando la hallaron, se notaba el deterioro que tenía, era evidente por su desnutrición. Sus huesos se podían ver, escasamente podía caminar, y cuando lo lograba, lo hacía con la colita metida entre sus patas.

La misión de este refugio apenas estaba comenzando. Rufina era una perrita amorosa, amigable y muy juguetona. Cuando se le realizó la respectiva valoración veterinaria, los profesionales le recetaron una dieta especial, desparasitantes y terapias para mantenerse de pie, entre otras cosas.

Al principio el miedo hacia los humanos era su característica principal, seguramente por las terribles cosas que tuvo que vivir en la calle, luego de ser una mascota. Investigando un poco se enteraron de que Rufina había tenido una familia, pero lastimosamente el amor de estas personas no era real y la dejaron a su suerte.

Con base en esto, una de las publicaciones en la página de Facebook del refugio dice: “Alguna vez tuve una familia, pero ellos decidieron sacarme de sus vidas y pensaron que la mejor solución para mí era la calle… Por mucho tiempo vagué en las calles hasta quedarme sin fuerzas”.

Rufina no solo tuvo la oportunidad de seguir viva, ahora tiene una vida digna

Con el paso de los días, la perrita fue recuperando la confianza en los humanos. Ella mostró su mejor faceta, es muy inteligente, enérgica y amable con los gatitos, los perritos y toda aquella persona que se acerca a ella con amor y respeto.

“Rufina era muy especial para nosotros, su rehabilitación nos costó mucho. Era una perrita muy temerosa, estuvo por mucho tiempo en una jaula recibiendo terapia de amor. Además, por su condición recibía terapia en la alberca para que sus patitas traseras tuvieran fuerza, ya que no podía quedarse mucho tiempo de pie”, declaró Maber, miembro de Caninos 911.

Luego de este exitoso proceso, era el momento de darle a Rufina un nuevo hogar, una nueva oportunidad. Gracias a los cuidados de Caninos 911, la canina estaba preparada para recibir en su corazón a una familia, que anteriormente había adoptado a más perritos de la organización. Ellos ahora se comprometían a brindarle un hogar para toda la vida.

Rufina tuvo un final feliz. Sin embargo, estas experiencias se pueden evitar si como cuidadores nos comprometemos a darles a nuestras mascotas un hogar para toda la vida y hacerlos realmente parte de nuestras familias.

Te podría interesar...
Bella: perrita que mordió su pierna para poder liberarse de donde la ataron
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Bella: perrita que mordió su pierna para poder liberarse de donde la ataron

Bella es el nombre de la perrita que se mordió su propia pierna para huir del abandono al que la sometieron sus familiares. Te contamos más.