Qué quieren decir los perros cuando nos miran fijamente

Alba Muñiz · 30 octubre, 2015

La mayoría de los canes tienen la costumbre de clavar su mirada en nosotros. Pero más allá de que esta actitud pueda ser considerada una demostración más del cariño y adoración que sienten por sus dueños, ¿te pusiste a pensar, de forma específica, qué quieren decir los perros cuando nos miran fijamente?

Tu perro te mira

Sucede a menudo que estás haciendo tus cosas y, de repente, notas que un par de ojos te observan con fijeza y siguen todos tus movimientos.

Sin levantar la vista, sabes que se trata de tu peludo, que seguramente sin parpadear, continuará demandando tu atención. Allí está la clave de la actitud de tu amigo de cuatro patas. Cuando un perro te mira fijamente es porque te quiere pedir algo.

Un punteo sobre qué quieren decir los perros cuando nos miran fijamente

Autor: LuAnn Snawder Photography
Autor: LuAnn Snawder Photography

Entre las principales causas de que un can fije su mirada en nosotros, podemos señalar:

  • Está reclamando su alimento o alguna golosina apetitosa.
  • Quiere que lo saquemos a pasear, o que juguemos un rato con él.
  • Está pidiendo caricias y mimos.
  • Se encuentra “leyendo” tus emociones y tu estado de ánimo.
  • Intenta averiguar qué queremos de él.
  • Siente curiosidad por la actividad que estamos desarrollando.

Además, si un perro está en la etapa de adiestramiento, es probable que nos mire fijamente para saber qué debe hacer a continuación. Está esperando la próxima orden.

El contacto visual es una herramienta fundamental para comunicarte con tu peludo. Cuando tu perro te mira de forma fija es porque quiere algo de ti o intenta averiguar algo.

Las miradas durante el entrenamiento

No está de más aclarar que es algo muy positivo que tu perro te mire de esta manera. El contacto visual es fundamental a la hora de relacionarte con tu peludo. Además, es una herramienta indispensable durante el entrenamiento.

Recuerda que, a la hora de enseñarle o dar una orden a tu amigo de cuatro patas, debes establecer contacto con su mirada.

Recuerda que solo debes premiarlo –con golosinas, caricias o felicitaciones- después de que tu mirada y la de él establezcan contacto.

Excepciones a la regla

Pero ten mucho cuidado. Cuando un perro desconocido o ajeno comienza a mirarte fíjamente, no creas que está teniendo el mismo comportamiento que tu mascota. En estos casos, puede suceder que el animal quiera atacarte.

Por tal motivo, presta atención a otros detalles de su lenguaje corporal que puedan estar indicando signos de agresión:

  • Orejas hacia adelante y cerca de la cabeza
  • Movimientos cortos y rápidos de la cola
  • Gruñidos
  • Dientes a la vista
  • Pelo erizado

La especial empatía que se creó entre el hombre y el perro a lo largo de su historia en común, encuentra en la mirada uno de los mejores canales para comunicarse.

Qué puede ocurrir si tú miras fijamente a tu perro

En el caso de que a tí se te ocurra comenzar a mirar fijamente a tu perro, presta mucha atención. Dependiendo de la raza o el carácter de tu mascota, puede que interprete tu actitud como una invitación a que se enfrenten.

Si llegas a esta instancia, debes evitar la pelea. ¿Cómo lograrlo? No realices movimientos bruscos ni espasmódicos, que puedan ser interpretados como señales de iniciación del enfrentamiento y, sobre todo, desvía tu mirada.

Interpretando la mirada de los canes

Autor: emdot
Autor: emdot

Los perros están considerados los animales que mejor se comunican con los seres humanos. Una larga historia en común parece avalar este argumento. Esta especial empatía entre el hombre y el perro, encuentra en la mirada uno de los mejores canales para expresarse.

Te contamos otros detalles de lo que quieren decirnos nuestros amigos de cuatro patas cuando nos miran:

  • Pupilas bien abiertas: se encuentran animados, aunque también puede significar temor.
  • Pupilas más cerradas: estado emocional tranquilo, sosegado.
  • Desvío de mirada o parpadeo: inseguridad, incomodidad, intento de evitar una orden.

En este último caso, busca las causas para intentar resolver lo que está provocando esta actitud en tu mascota.

Entonces, presta atención a tu peludo. Si te mira fijamente es porque, además de quererte a ti, quiere algo de ti. Con cariño y paciencia, seguramente los dos sabrán hacerse entender.

Imágenes cortesía de David Locke,  LuAnn Snawder Photography y emdot.