¿Qué puedo hacer para que mi perro acepte la llegada de un bebé?

Mariela Ibarra Piedrahita · 3 mayo, 2015

Partamos de un hecho simple, los perros pueden llegar a ser animales celosos y para muchas personas supone un posible riesgo que esta característica termine por distanciar al can de un bebé en camino, así que muchos se preguntan ¿qué estrategias se deben tomar para que el perro acepte la llegada del bebé?.

Este es un tema delicado, en especial porque circulan muchos mitos sobre si es bueno o no que un bebé tenga contacto con perros o que el perro puede no sentirse bien con la llegada del bebé. Sin embargo, a pesar de lo que se escucha por ahí, la recepción que le haga un perro al niño tiene mucho que ver con el cuidador, dependerá exclusivamente de la manera en que este maneje la situación. Veamos algunas de estas.

Perros consentidos en exceso

En primer lugar, si tu perro está acostumbrado a recibir toneladas de atención o has llegado a extremos como sobreprotegerlo, lo más probable es que no le guste la llegada del bebé, pues recibirá muchísima menos atención de tu parte. Algunas personas no entienden que sobreproteger o mimar en exceso a un perro es una manera de maltratarlo, pues esto evitará que se desarrolle correctamente, su autoestima se ve involucrada y difícilmente podrá gozar de una relación saludable con otras mascotas.

Por lo tanto, no descuides a tu perro, saca un poco de tu tiempo para jugar y divertirte con él, no olvides que las caricias son la manera en que desarrollan y fortalecen los vínculos contigo. Si no dejas de lado la relación que tienes con tu can, no debe presentarse ninguna clase de inconvenientes.

La llegada del bebé al hogar

niños-3-500x335

La respuesta más normal que se puede esperar de un perro a un nuevo bebé será la curiosidad, especialmente si es la primera vez que tiene cerca uno. Piensa que el bebé es una fuente de sonidos y olores nuevos para él, así que querrá husmear, oler, y ver.

Lo peor que puedes hacer es regañar al perro porque quiera acercarse al bebé, esto generará en ellos distanciamiento y desconfianza. Lo mejor es que lo dejes ver y oler al niño. Procura jugar con tu mascota en presencia de tu bebé, de esta manera el perro será capaz de sentirse cómodo, incluso cuando este haga ruido.

Esto no quiere decir que te puedes confiar del todo, por ningún motivo dejes solo a un niño con tu perro, aunque tu hijo sea un poco más grande. Los niños tienden a ser un poco invasivos con las mascotas, además de bruscos, y esto puede generar una reacción inadecuada del can. Así que mientras le enseñas como tratarlo, lo mejor es que estén siempre bajo supervisión.

Perros llamando la atención

niño y perro

Obviamente, por mucho que te esfuerces, el perro va a terminar recibiendo menos atención que antes. Esto puede desencadenar algunas conductas para llamar la atención, ya sea por aburrimiento, porque se siente solo o por el estrés que le puede producir el constante ruido que hace el bebé.

Para evitar el estrés en tu perro será fundamental que cuides que duerma apropiadamente. Mientas que tu bebé regula el horario, se despertará o llorará constantemente en la noche, esto interrumpirá los hábitos de sueño de tu perro, por lo cual permanecerá cansado y un poco gruñón. Si tu perro duerme en tu habitación, lo mejor que puedes hacer es acostumbrarlo a dormir en el pasillo o en otro lugar donde el llanto del bebé no lo despierte.

El aburrimiento es otra cosa con la que deberás lidiar, te recomendamos para esto llevarlo a pasear dos veces al día. Procura que camine o corra por un buen rato, de esta manera estará cansado y podrá desahogar toda la energía que vaya acumulando en los momentos en que no puedes estar pendiente de él. Esto será mucho más fácil y menos traumático si tienes un conyugue, un hijo más grande o si vives con otras personas, así ellos podrán acompañar al can durante estos periodos de transición.

Piensa en tu perro como un integrante más de la familia, no lo descuides ni lo dejes a un lado, recuerda que el también es tu responsabilidad y tú decidiste tenerlo, los perros son excelentes con los niños, así que dales una oportunidad a ambos para que puedan tener un nuevo mejor amigo.