Qué hacer si tu perro te gruñe

Mariela Ibarra Piedrahita · 20 diciembre, 2014

Afortunadamente para nosotros debido al largo proceso de domesticación que ha tenido el perro éste, por lo general, tiende a ver al humano como un líder, y adquiere un rol de sumisión dentro de nuestro hogar. Sin embargo por malos procesos de educación, del perro estos tienden a distorsionar un poco estos roles, en especial cuando se refiere a objetos que él entiende como suyos. Así que te dejamos algunas recomendaciones sobre qué hacer si tu perro te gruñe.

Información a tener en cuenta si tu perro te gruñe

En primer lugar debemos aprender a diferenciar las clases de sonidos que emite el perro. En muchos casos, en especial personas que no están familiarizadas con nuestra mascota, tienden a malinterpretar algunos de los ladridos o gruñidos que hacen, entendiéndolos como agresivos, cuando en realidad están sólo saludando o siendo amistosos. Así que en primer lugar debes aprender a interpretar su lenguaje corporal y ayudar a las personas que llegan a tu hogar para que se mantengan relajados ante la presencia de tu mascota, en especial si es de una raza grande.

Dice un adagio popular que los perros huelen el miedo, y no es tanto que lo huelan, sólo que son muy buenos interpretando las actitudes y estados de ánimo, y si una persona pierde su posición de liderazgo ante un canino, bueno, digamos que tendrá más de un problema.

Debes además tener presente que el nivel de posesividad varía mucho de una raza a otra, por ejemplo los rottweiler son perros en extremo cariñosos y dóciles con sus dueños, pero no acojen muy bien a los extraños y son sobreprotectores con los niños, así que requieren de mucha socialización durante su etapa de cachorros (con otros animales y con humanos), además de actividades diarias al aire libre porque su exceso de fuerza y energía puede ser problemática si no se ejercita de manera adecuada.

Los perros gruñen por muchas razones, y no está bien eliminar el gruñido, porque esto los inhibe al momento de manifestar que pueden o van a morder, haciéndolos susceptibles a atacar sin previo aviso. Situaciones como enfermedades, heridas que les producen dolor o miedo hacen que los perros gruñan como mecanismo de defensa, y debes estar atento cuando esto se presenta para corregir el problema de fondo, en lugar de prestarle atención sólo al gruñido, que es la manera en que él te avisa que algo está mal.

Sin embargo hay situaciones en las que por ningún motivo puedes permitirle a tu perro que te gruña o que le gruña a otros (incluyendo otras mascotas), en especial cuando son actitudes relacionadas con situaciones de posesividad o de una puja por el liderazgo. En general un perro que le gruñe a su amo es el resultado de un mal proceso de crianza, este no respeta a su amo como un líder, por lo tanto lo desafía o intenta intimidarlo.

perro te gruñe

Cuando está comiendo

Muchos perros tienden a volverse posesivos con la comida, por lo que no permiten que nadie ni nada se acerque a su plato de comida, y menos que te le acerques cuando está comiendo.

Cuando está con sus cachorros

Es muy probable que las perras se vuelvan sobreprotectoras con sus cachorros y no permitan que otras personas o animales se les acerquen, los manipulen o los consientan, esta es una reacción instintiva que le permite proteger a sus cachorros de cualquier peligro, sin embargo puede ser causal de alguna agresión.

Cuando está jugando

Algunos perros tienden a ser muy posesivos, en especial con objetos como juguetes y pelotas, así que no te dejarán tocar “sus cosas”, incluso cuando tratas de jugar con ellos.

Le gruñe a niños o personas externas al hogar

Esta es una actitud peligrosa, si bien los perros sienten que deben proteger su hogar, por lo cual es normal que le ladren a desconocidos y se muestren desconfiados ante ellos, los gruñidos se deben presentar sólo en caso de que el extraño manifieste alguna actitud amenazante hacia algún miembro del hogar o hacia la mascota, este riesgo se incrementa con niños pequeños, que no saben interpretar el lenguaje corporal del perro y son invasivos.

perro te gruñe 2

Qué hacer ante estos casos

Por lo general lo que suele hacerse es enseñarle desde cachorro al perro cuál es su lugar dentro de la estructura social de tu hogar. Debes pensar que criar un perro es como criar un hijo, así que ser en exceso permisivo y no corregirlo cuando se porta mal puede hacer que desarrolle problemas de conducta. Por ejemplo acariciarlo mientras come, retirándole el plato o metiendo tu mano en el, también pasar mucho tiempo manipulando sus juguetes o su cama.

Si adoptaste un perro adulto o si el tuyo ya tiene estas actitudes puedes corregirlas. Primero que todo no puedes mostrar una postura de debilidad ante el perro, los gruñidos se usan para intimidar, así que no debes permitirte asustarte, porque pierdes el rol de autoridad, y si no lo corriges puede derivar en agresión.

En cuanto el perro gruña debes llamar su atención con algo que haga ruido, puedes decir fuerte ¡No! Mostrándote impositivo, tal como lo reprendería un líder de una jauría, los perros no entienden palabras, pero si pueden entender en tono de tu voz así como reconocer tu cara. Debes darle tiempo a que se acostumbre, si un perro es posesivo debes tratar de romper eso haciéndote presente.

No uses la violencia con ellos, si el perro está exaltado lo más probable es que se defienda. Puedes usar algo que haga un ruido fuerte (Una amiga llena latas con balines y, cuando sus perros tienen algún mal comportamiento, las arroja al suelo mientras le dice ¡No!, este método le ha resultado muy efectivo con sus pitbulls).

Ya sea que estén jugando (el juego es tan saludable para tu mascota como para ti) tu perro debe saber que gruñir no está permitido como una señal de posesividad o territorialidad, ten siempre presente que cuando se trata de crianza frenar actitudes es mucho más sencillo que corregirlas.