¿Qué es un animal potencialmente peligroso (PP)?

Aunque los perros potencialmente peligrosos son las mascotas dentro de este grupo más conocidas, existen muchas otras especies catalogadas como tal.
¿Qué es un animal potencialmente peligroso (PP)?
Ana Díaz Maqueda

Escrito y verificado por la bióloga Ana Díaz Maqueda.

Última actualización: 04 febrero, 2021

Cuando se habla de un animal potencialmente peligroso, lo más habitual es pensar en ciertas razas caninas, bien conocidas por su poderosa mordedura. Sin embargo, existen otros grupos de animales mucho más extensos y que también incluyen especies realmente peligrosas.

Por desgracia, una tendencia popular actual es tener animales silvestres como mascotas. Muchas de estas especies son totalmente seguras, tanto para los humanos como para el medio. Sin embargo, otras pueden causar la muerte o heridas muy peligrosas.

Se recomienda que, antes de adquirir cualquier mascota exótica, se investigue si esta pertenece o no al grupo de animales PP. Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre el tema.

Definición de animal potencialmente peligroso

Cada país tiene su propia regulación frente a las especies animales que podrían ser dañinas de alguna forma. En algunos casos esta ley es bastante escueta o poco desarrollada, pero en otros puede encontrarse hasta una lista completa con las especies prohibidas o que requieren de algún tratamiento especial.

En general, la definición de animal potencialmente peligroso incluye a todos los animales que pertenezcan a la fauna silvestre y sean mantenidos en cautividad como mascota, para fines científicos o de exposición, que puedan causar daños o la muerte.

No importa si el individuo no tiene un carácter agresivo, ya que el simple hecho de pertenecer a una especie o raza ya lo incluye en el grupo. Además, estas especies tienen la capacidad de provocar la muerte o lesiones muy graves a las personas o a otros animales, así como posibles daños en los bienes materiales.

Del mismo modo, aquellos animales domésticos que puedan ser peligrosos también están incluidos. Particularmente, aquellos pertenecientes a la especie canina, aunque no tengan un carácter agresivo o violento.

La cara de un ciempiés.

Lista de los animales potencialmente peligrosos

Algunas de las mascotas exóticas que viven en la actualidad dentro de hogares se encuentran en un estado de ilegalidad. La lista de animales potencialmente peligrosos suele ir cambiando con el paso de los años y conforme las personas escogen nuevos animales como mascotas.

Los artrópodos, peces y anfibios suelen ser englobados en el mismo grupo. Se prohíbe tener animales de estos tipos que pertenezcan a una especie con una mordedura o picadura mortal. Asimismo, aunque no provoquen la muerte, si el tipo de herida causa una lesión muy grave, también estará prohibida la tenencia de dicha especie. 

Algo similar ocurre con los reptiles. Todas aquellas especies reptilianas venenosas con una mordedura mortal —o que llegan a pesar más de 2 kilogramos en su estado adulto— están totalmente prohibidas. Según esto, animales como los cocodrilos, caimanes, cobras o boas constrictor están vetados.

Por último, la legislación también recoge información sobre la tenencia de mamíferos. Por ejemplo, todos los primates están prohibidos como mascota. A su vez, aquellos mamíferos que lleguen a pesar más de 10 kilogramos tampoco son legales. En el caso de los carnívoros, el límite de peso está en 5 kilogramos.

Toda especie silvestre que posea alguna de estas características estará vetada como mascota, por ser un animal potencialmente peligroso.

Aunque la legislación recoja toda esta información, es evidente que en muchos lugares pueden encontrarse este tipo de animales, como son los zoológicos —o incluso personas particulares—.

Dependerá del país y la región, pero por norma general, se puede pedir un permiso especial al ayuntamiento o consejería. Normalmente, estos permisos solo se dan si se cumplen una serie de requisitos, que también varían entre un lugar y otro.

Algunos de estos requisitos suelen ser la mayoría de edad, estar psicológicamente equilibrado, no haber cometido ciertos tipos de delitos, etc. Cuando una entidad concede un permiso particular, bajo ningún concepto este puede ser cedido a una tercera persona.

Por último, los zoológicos, lugares de experimentación o centros de recuperación, suelen tener otros tipos de permisos que están relacionados con proyectos concretos en los que los animales van a formar parte. Estos proyectos se renuevan o rechazan cada cierto tiempo, en base a un intervalo que suele venir estipulado en el contrato.

¿Dónde se pueden mantener a estos animales?

Además del permiso, un animal silvestre potencialmente peligroso no puede ser estabulado bajo cualquier condición. Se debe cumplir estrictamente con las necesidades biológicas que tengan estos organismos, así como la etología propia de la especie.

Por otro lado, los animales potencialmente peligrosos deben ser estabulados en espacios donde no supongan un peligro para las personas, otros animales o los bienes materiales comunes y particulares. Como resulta evidente, este no es el caso de los perros potencialmente peligrosos.

Los perros de razas potencialmente peligrosas deben vivir como cualquier otro perro. Simplemente, por su potencial daño deben pasear con bozal, una correa corta y solo la persona que tenga el permiso de tenencia podrá pasearlo.

Un libro de leyes animales.

Las especies animales que podrían suponer un peligro pueden ser muy variadas, mucho más con la cantidad de nuevas mascotas exóticas que aparecen cada poco tiempo. Por esta razón, es aconsejable informarse debidamente sobre la especie que se quiera adquirir, pues la tenencia ilegal acarrea multas muy elevadas e incluso penas de prisión.

Te podría interesar...
Las nuevas enfermedades en la fauna silvestre
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Las nuevas enfermedades en la fauna silvestre

El medio ambiente se enfrenta a un nuevo peligro generado en parte por el humano: la aparición de nuevas enfermedades en la fauna silvestre.



  • Real Decreto 287/2002, de 22 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 50/1999, de 23 de diciembre, sobre el régimen jurídico de la tenencia de animales potencialmente peligrosos. Ministerio de la Presidencia, España, «BOE» núm. 74, de 27 de marzo de 2002.
  • Ley 13/2002, de 23 de diciembre, de tenencia, protección y derechos de los animales. Comunidad Autónoma del Principado de Asturias «BOPA» núm. 301, de 31 de diciembre de 2002 «BOE» núm. 28, de 1 de febrero de 2003. https://boe.es/buscar/pdf/2003/BOE-A-2003-2102-consolidado.pdf

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.