¿Qué debemos tener en cuenta antes de convivir con un perro?

Mariela Ibarra Piedrahita · 3 marzo, 2015

Para muchos, la decisión de adoptar un perro es precipitada, se toma sin pensar siquiera los cambios que esto traerá a su vida, por lo tanto, muchos de los casos de abandono de  mascotas se presentan durante el primer año de vida de los perros, y se debe en gran parte, a que alguien no pensó bien las implicaciones que tiene convivir con un perro. Así que, para evitarte un problema futuro a ti y a tu mascota, te contamos algunas de las cosas que deberás tener en cuenta antes de adoptar un perro.

Un perro requiere mucha responsabilidad

La principal razón por la que terminan aburriéndose cuidadores y perros es porque los primeros no están preparados para la carga de responsabilidad que implica tener una mascota. Los perros exigirán de su cuidador espacio, afecto, atención médica, juegos, disciplina, adiestramiento y alimentación, entre otras muchas cosas más.

Ten en cuenta que tener un perro es prácticamente lo mismo que tener un niño, con la única diferencia de que el perro siempre va a depender de ti. Por lo tanto, esta responsabilidad recaerá sobre ti y durará el tiempo que el perro permanezca con vida.

No es un juguete

cachorros y niños 2

Algunas personas adoptan perros para que acompañen a sus hijos y esto no está mal, de hecho los perros son increíblemente beneficioso para el desarrollo de los infantes. Sin embargo, lo que no debe pasar es que la responsabilidad sobre la tenencia y cuidado del perro le sea designada al niño (por ejemplo los paseos, alimentación, higiene…). Seamos sinceros, ¿Dejarías un bebé de meses al cuidado de un niño de cinco o seis años?.

En caso de que decidas adoptar un perro para tus hijos, debes estar absolutamente seguro de que vas a enseñarles a los niños a comportarse con su mascota, que este no es un juguete y que tiene tantas ganas de vivir y recibir afecto como ellos. El mayor beneficio que puede ganar un niño de la experiencia de compartir con un perro, es que va a adquirir respeto por la vida, claro está  si lo educas de la manera adecuada.

Demanda tiempo y paciencia

No puedes pretender que al traer un perro en tu casa, él sepa exactamente dónde hacer sus necesidades, cómo comportarse o que ya esté educado. Esto es algo que se logra después de prolongados periodos de convivencia y del tiempo que le dediques a tu mascota.

Detengámonos un poco en el factor tiempo, pues es de los más relevantes para este aspecto. Los perros necesitan ser acompañados, consentidos y educados. El tiempo que inviertas en acompañar a tu mascota y educarla apropiadamente se reflejará, por ejemplo, en que no desarrolle actitudes compulsivas, que no se estrese de más, que no desarrolle ansiedad o se vuelva destructivo.

Si no dedicas tiempo a tu mascota terminarás dañándolo, pues este no recibirá la suficiente socialización, permanecerá largas jornadas solo y no tendrá quien le aporte afecto, así que piénsatelo bien, y no sólo en el presente inmediato.

Cuantos años piensas cuidarlo

epilepsia perros 3

Puede que la idea de tener un perro de momento te suene muy tentadora. Sin embargo, deberás saber que los perros son animales longevos. Las razas grandes pueden vivir hasta los 12 años, mientras los pequeños, si están bien cuidados, pueden llegar fácilmente a los 20 años.

Es muy común ver personas que adquieren mascotas y a los pocos años están tratando de deshacerse de ellas, ya sea porque deben mudarse de ciudad, quieren tener más independencia y el perro se los impide o no pueden seguir solventando los gastos de su mascota. En fin, con los años algo cambió en su vida y la hace incompatible con la tenencia del perro.

Así que es mejor pensártelo bien, no querrás hacer pasar a tu mascota de cinco o seis años por un proceso de adopción y adaptación a una nueva familia, lo repetimos, un perro es una responsabilidad para toda la vida, así que hay que ser muy consciente del peso de tus decisiones.

Presupuesto

Si bien tener un perro no es extremadamente caro, te generará por lo menos algunos gastos mensuales. Por ejemplo el costo de la alimentación es algo que muchos no tienen en cuenta y terminan dando dietas caseras a sus perros, con el fin de reducir algunos gastos, también su higiene y aseo requieren de un desembolso económico.

Pero se encuentran también los gastos médicos, los accesorios que deberás comprar (correa, plato de comida, etc.), los juguetes, además de tener algo de dinero como reserva, ya que se puede surgir algún imprevisto.