La personalidad de tu perro según su forma de dormir

Alba Muñiz 21 noviembre, 2016

Que los canes duermen mucho, siestas incluidas, no es novedad. ¿Pero reparaste en la posición que toma habitualmente tu peludo para descansar? Presta atención porque su forma de dormir puede hablar y mucho de la personalidad de tu perro y de la confianza que siente por ti y por el ambiente en el que se encuentra.

Información sobre los canes a la hora de dormir

Para nuestros amigos de cuatro patas es muy importante tener un buen descanso.

El tiempo que un perro dedica a dormir varía en relación a su tamaño, su edad y la actividad física que despliegue. En promedio, necesita entre 12 y 14 horas de sueño.

Los ejemplares adultos duermen, por lo general, unas 8 o 9 horas y luego toman varias siestas durante el día.

Los cachorros, por su parte, como gastan mucho energía, pasan buena parte del día en los brazos de Morfeo (alrededor de 18 horas).

La posición que adopta un perro para dormir puede contar muchas cosas sobre su personalidad. Te acercamos algunos detalles.

La personalidad de tu perro se delata en la posición que adopta mientras duerme

dormir a un perro

Pero más allá de la cantidad de horas que duerma, es la posición en que lo hace la que puede contarte algunas cosas sobre la personalidad de tu perro.

A continuación, te detallamos las principales posturas que suelen adoptar los canes mientras descansan y sus posibles significados.

De lado

Cuando un peludo duerme de costado, quiere decir que está a gusto en su entorno y seguro de si mismo. Es una posición cómoda, que denota que el animal se siente feliz y despreocupado. Pero también significa que confía en tí y es muy leal.

Dormir de lado, además, es también una postura bastante habitual en los perros callejeros que, lamentablemente, se han acostumbrado a no tener un hogar. Por tal motivo, es como que desarrollan la capacidad de sentirse cómodos en cualquier sitio.

Acurrucado

Una de las formas más comunes para dormir que tienen los peludos es ovillados. Así mantienen el calor de sus cuerpos. También es una forma de proteger sus órganos vitales y otras partes del cuerpo, como la garganta.

Si tu peludo es de los que se acurruca para descansar, seguramente es un animal dócil y bien dispuesto.

Despatarrado

El perro que duerme de espaldas y despatarrado es un animalito que se siente relajado y seguro de sí mismo y de su entorno.

Ten en cuenta que cuando un can está panza arriba se encuentra en estado de vulnerabilidad. Y si encima duerme en esta posición, es un perro feliz y confiado y absolutamente convencido de que nada malo le puede pasar en el lugar donde se encuentra.

Panza abajo

Esta postura es la que suele adoptar un can cuando el sueño no es muy profundo. Por eso, los peludos suelen dormir panza abajo cuando toman una siesta. Es una manera de poder tener una oreja alerta a lo que sucede a su alrededor.

Los perros que eligen esta posición son, por lo general, dulces y tímidos. Pero también son animales con mucha energía, que están siempre listos para el juego y los paseos.

Desmayado

Esta postura de knock out es la que puede verse en perros que despliegan gran actividad durante todo el día o en aquellos que tienen mucho calor. Se acuestan de espaldas para enfriarse más rápidamente.

En relación a su personalidad, son animales seguros y relajados, que se acomodan con facilidad a distintas situaciones y ambientes.

Planchado

Esta es la posición que suelen utilizar para el descanso los cachorros que tienen mucha energía, pero que a la vez están motivados y contentos.

Consiste en dormir boca abajo y con las patas, tanto delanteras como traseras, estiradas, casi como si estuvieran volando.

Otras consideraciones sobre el descanso de los canes

sacar de paseo a tu perro

Independientemente de la personalidad de tu perro, ten en cuenta que para que tenga un buen descanso, debes asegurarte de que realice la suficiente actividad física y mental durante la jornada. Esto se logrará con:

Tampoco te olvides de mimarlo. Así seguramente dormirá feliz y seguro.

 

Te puede gustar