Qué hacer para que dos perros se lleven bien

Hacer que dos perros se lleven bien no es difícil, pero hay que tener ciertos conocimientos acerca de las dinámicas sociales de la especie. Te los mostramos.

Última actualización: 12 enero, 2022

Cuando tienes un perro en casa, las ganas de adoptar otro crecen cada día, y es que una vez que uno tiene una mascota y sabe el amor y la compañía que ofrecen, siempre quiere más. Otro factor puede ser que si nuestro animal pasa tiempo solo mientras estamos en el trabajo o en otras labores, podemos querer que tenga un compañero. Ahora bien, ¿cómo hacer que dos perros se lleven bien? Aquí te mostramos todo.

Recuerda que esto no es tan bonito como parece, pues todos los perros tienen su carácter y personalidad diferentes, por lo que adaptarse el uno al otro quizá no sea tan fácil como creíamos. ¿Qué nos puede ayudar a que la convivencia entre varios canes sea buena? Aquí van los consejos al respecto.

Para que dos perros se lleven bien: la socialización

La socialización es fundamental para que la convivencia entre dos nuevos hermanos caninos sea placentera y pacífica. Cuando un perro está acostumbrado a vivir solo, es seguro que al llegar otro se sentirá amenazado.

El perro debe tener costumbre de estar con otros canes, así como con otras personas. Esto es especialmente importante entre las 3 y las 12 semanas de edad tras su nacimiento, sobre todo entre 6 y 8 semanas. En este intervalo se produce el periodo de socialización vital para todo can. También tiene que saber que él es un miembro más de la familia, pero que ha de acatar reglas y normas.

Habrá que tener en cuenta qué tipo de raza meterás en casa, pues aunque los perros son animales sociales de manera innata, hay algunos que no se llevan bien con otros, por lo que es recomendable asegurarse de eso antes de dar el paso. Por ejemplo, los chihuahuas son especialmente famosos por su carácter volátil y su posesividad.

No obstante, si el perro que ya está en casa está bien socializado y el que llega es un cachorro y se le enseña a socializar, es probable que no tengas ningún problema. Aun así, pueden surgir pequeñas diferencias que hay que aprender a solventar. Por ejemplo, puede haber una lucha por el cariño, ¿qué hacer en estos casos?

pelea de perros

La batalla por el cariño

Es muy probable que ambos perros quieran tener el cariño de los dueños, por lo que será primordial que cada uno tenga su espacio. Ni el can que ya está en casa debe pensar que alguien vino a invadir su hogar, ni el nuevo debe verse como un agregado. Para alcanzar el equilibrio, sigue estas sencillas pautas:

  • Cada uno debe tener su cama. Si luego quieren hacerse amiguitos y dormir juntos, está bien, pero por ti que no quede. Debes contar con una cama para cada animal y en lugares diferentes.
  • Comederos distintos. Sus recipientes para comer también deben ser distintos y estar en puntos variados. Si los animales son de edades diferentes, deberás comprar también comidas para cada uno. Lo ideal es tener el número de comederos equivalente al de perros más uno. Si albergas 3 canes en tu hogar, deberás colocar 4 comederos.
  • No des más cariño a uno que a otro. Es posible que la novedad sea lo más atrayente, sobre todo si el nuevo miembro de la familia es un cachorro. Puede ser que desees tenerlo en brazos todo el tiempo y que quieras empezar a conocerlo, pero si das demasiadas atenciones al nuevo relegando a tu amiguito de siempre, surgirán problemas entre ellos seguro.

Estudios han demostrado que hasta el 80 % de los perros domésticos muestran comportamientos de celos hacia otros canes dentro del mismo hogar. Es muy importante cuidar los frentes citados al máximo posible, pero también es normal que exista cierta rivalidad entre tus mascotas. Al fin y al cabo, no dejan de ser animales con instinto.

El conocimiento mutuo para que dos perros se lleven bien

Por otro lado, es relevante que los perros se conozcan antes de compartir territorio. Para ello debes seguir estas recomendaciones:

  1. Busca un lugar tranquilo y neutral. Es mejor que los perros se conozcan fuera de la casa, quizá en un parque o una playa. Lo ideal es que no se encuentren en un territorio en el que el otro haya podido esparcir feromonas con anterioridad.
  2. Llévalos con correa. No te confíes y tenlos atados para que puedan acercarse de manera lenta y olerse, y que puedas tirar hacia atrás de alguno de ellos si vieras que surgen problemas.
  3. Mantén la calma en todo momento. Los perros son animales extremadamente empáticos. Si notan que su tutor está nervioso, lo más probable es que ellos también se pongan en guardia.
  4. Entrar en casa juntos. Una vez que hayas visto que todo marcha más o menos bien, deja que ambos perros entren juntos a la casa. Si lo hace uno solo, este estará marcando una pauta de superioridad. Intenta que las condiciones sean equiparables en todos los casos.
  5. Utiliza comandos vocales. Los perros responden muy bien a los comandos vocales que han aprendido de sus tutores. Habla con ellos en todo momento empleando una voz calmada y muéstrate firme cuando alguno de ellos sobrepase los límites.
  6. Si es necesario, encierra al perro veterano un rato y deja que el nuevo ande por la casa para que la inspeccione y se vaya haciendo a ella.

Si eres previsor y tienes paciencia, la convivencia entre tus dos amigos será pacífica y tranquila y lograrás que los dos perros se lleven bien y se quieran mucho.

El lenguaje corporal durante las primeras etapas

Los mamíferos presentamos una gran cantidad de músculos faciales, lo que nos hace poder adoptar ciertas muecas cuando sentimos una emoción. Por suerte, los perros son tan expresivos como cualquier ser humano. Estate atento a las siguientes pistas posturales al presentar a tu perro con uno nuevo:

  • Si el perro pone su cuerpo rígido y no aparta la mirada del otro, lo más probable es que ambos interpreten la situación como tensa. Dales espacio y tiempo para reconocerse. Si aun así uno de ellos intenta atacar al otro, aborta misión.
  • Ten cuidado con los contactos entre hocicos. Si dejas que el perro “dominante” se ponga en frente del otro y se toquen la trufa, es posible que uno de ellos actúe de forma precipitada y muerda al otro. Mantener la mirada fija y tocar la nariz de manera directa suele ser un gesto de desafío en canes, no de cariño.
  • Si el perro apoya su peso en las extremidades delanteras e intenta moverse hacia el frente, seguramente sienta mucho interés por su nuevo compañero. Esto no es una mala señal, siempre y cuando esté moviendo la cola y no se acompañe de otros signos de estrés.

Además de todo lo citado, debes tener cuidado con ciertas señales de estrés que son algo más sucintas, como el lamido de labios, enseñar los dientes, el encorvado de la espalda y la apertura demasiado excesiva de los párpados. En caso de notar cualquiera de estos signos, frena la interacción e inténtalo en otro momento.

dos perros amigos

Hacer que dos perros se lleven bien es sencillo si se tienen ciertas ideas claras y ambos ejemplares han sido socializados con anterioridad. De todas formas, a veces simplemente uno de los canes requiere vivir solo y no puede aceptar a otro compañero. Por mucho que duela, hay que respetar su necesidad y quererlo igual.

Te podría interesar...
Importancia de que tu perro aprenda a socializar
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Importancia de que tu perro aprenda a socializar

En este artículo te contaremos en qué reside la importancia de que un perro aprenda a socializar desde temprana edad... ¡Evitarás que muerda a otro...