Por qué a los perros les encanta revolcarse en los lugares sucios

Yamila · 14 enero, 2017

Cuando los llevamos a pasear al parque, en el jardín o balcón de casa o en cualquier sitio en el que tenga la oportunidad… nuestra mascota aprovecha para revolcarse en lugares sucios. ¿Por qué tiene este comportamiento? ¿Por qué a los perros les encanta revolcarse? En el siguiente artículo te lo contamos.

Razones por las que a los perros les encanta revolcarse en los lugares sucios

Es una conducta que por supuesto no comparten con los seres humanos y quizás por ello no la entendemos y la criticamos o reprobamos. Es verdad que una vez que se ha revolcado en un lugar sucio el animal debe regresar a casa y toca soportar el olor. Pero así y todo castigarles por ello es sinónimo de cortarle su nexo con la parte salvaje que tendría que mantener.

Las razones principales por las cuáles a los perros les encanta revolcarse en los lugares sucios son:

perro-con-artritis

1. Instinto cazador

Como decíamos anteriormente, los canes aún conservan algunos aspectos de su antepasado salvaje. Al igual que los lobos (sus parientes más cercanos) necesitan pasar desapercibidos cuando quieren capturar a una presa. Dentro de este ritual para neutralizar el olor y no ser reconocido conlleva embadurnarse con barro, sustancias fétidas o incluso animales muertos.

2. Carácter territorial

Si se revuelca en algo que le deja su olor impregnado en el lomo o patas es la manera que los perros tienen para expresar su felicidad por haberlo encontrado antes que el resto. De esta forma, cuando otros canes llegan hasta la presa sabrán a quién pertenece.

No hay que olvidar que los peludos tienen cientos de glándulas odoríferas en su cuerpo y les es más fácil dejar marcas aromáticas en las cosas. Es a su vez una técnica para comunicar a la manada (recordando el pasado salvaje) sobre su hallazgo.

3. Mantener su olor característico

Las personas le hacemos mal a los perros bañandolos y poniéndoles perfume (aunque se usen productos aptos para animales). Así como lo estás leyendo. Lo que para nosotros es estar sucio para ellos es su documento de identidad, por así decirlo.

Los olores desagradables para los humanos son apreciados por los canes porque de esa forma se comunican con los demás. Y si pensamos que les gustan los baños de espuma y con talco… estamos equivocados. Si fuese por ellos preferirían revolcarse en excremento de caballo.

4. Disfrute

Aunque nos cueste comprenderlo, a los perros les encanta revolcarse en la suciedad, animales muertos o basura. ¿Por qué lo hacen? Nuevamente porque su percepción y consideración de los olores no son iguales a los nuestros. Un excremento de vaca puede ser más placentero para él que un perfume francés para los humanos.

5. Transmisión de información

Esto también les ha sido heredado de sus primos los lobos. Según una investigación, en las manadas, cuando un individuo encuentra algo que le llama la atención, primero lo olfatea y después se revuelca en él para impregnarse con su aroma. Luego traslada ese olor al resto del grupo para que sea aprobado o no según lo consideren.

6. Muestra de superioridad

El objetivo en este caso es demostrar a la manada que ha cazado algo interesante y por ende debe recibir elogios y felicitaciones por su logro. Aunque en este caso el pobre perro deberá soportar una reprimenda de nuestro lado… el olor puede llegar a ser insoportable.

¿Qué hacer para que nuestra mascota no se revuelque en lo sucio?

la-mudanza-para-un-perro

Como primera medida no hay que regañarle o castigarle, porque si lo hacen, es pura y exclusivamente por instinto. Lo que si podemos hacer por ejemplo es no incentivar ese comportamiento.

Por ejemplo, si lo sacamos a pasear al parque y vemos que está refregándose con algo sucio, decirle un efusivo “No” y retirarlo del lugar. Deberás tener mucha paciencia porque no comprenderá desde la primera vez.

Si suele hacer eso en nuestro patio o jardín, es tan simple como limpiar más seguido sus excrementos o prestar atención a que no haya basura, animales muertos o cualquier cosa que llame su atención.