El perro que sufría rechazo por parte de todos por tener ‘cara de gruñón’

Paco María García 18 octubre, 2016

Cornelio es un perro que todo el mundo rechazaba por su “cara de gruñón”, sin darse cuenta de que tenía una enfermedad. La deformidad de su cara lo hacía parecer siempre con un mal humor y sufría el rechazo.

En la actualidad, Cornelio es muy seguido en las redes y ya no tiene rechazo. Su historia sucedió en Toronto, Canadá.

Cornelio era el cachorro más pequeño de una camada. Por desgracia, nació con una condición genética que deformaba un poco su cara. De esta manera, su apariencia siempre se asemeja como si estuviera de mal humor, incluso cuando está durmiendo.

Pero no solo eso, sino que también nació con leucismo, una condición muy poco común. Al igual que el albinismo, le da la pigmentación cero, es decir, que parece no tener ningún color, excepto sus bellos ojos.

perro-que-sufria-rechazo
Fuente: Facebook de Mister Cornelius

El paso del tiempo no lo cambiaba y permanecía el rechazo

A medida que Cornelio cumplía años, todos veían como sus hermanos tenían un perfecto estado de salud y el rechazo continuaba. Sin embargo, a este perrito todas las personas lo veían con asombro y lo rechazaban.

Tras su reciente adopción, Cornelio, a los pocos días, se ha vuelto una “estrella” en redes sociales. A modo de ejemplo, en Instagram ya tiene más de 2300 seguidores. Incluso a pesar de su enfermedad, hay ocasiones en que pareciera que intentara sonreír y eso lo hace más hermoso.

Enfermedades comunes en el caso de los pugs

Igual que ocurre con otras razas, los pugs también tienen unas enfermedades características de su raza. Pueden sufrir problemas respiratorios a causa, entre otras cosas, a que son braquiocefálicos. Quiere decir que los huesos de su cráneo son muy reducidos.

Otras complicaciones que puede tener esta raza son: el síndrome pulmonar obstructivo, luxación de rótula, displasia de cadera, problemas en los ojos, etc.

No es tan importante el aspecto físico

A la hora de adoptar un perro, siempre es más positivo elegir su carácter que su aspecto físico. Este último no debe generar rechazo.

Si vas a una protectora o a un refugio, es más interesante que plantees a los cuidadores y cuidadoras el carácter que te gustaría que tuviese tu nuevo amigo, más que su belleza estética.

A partir de su carácter, puedes plantearte otras variables diferentes. Puede ser que  sea mediano o grande, o pequeño, o con pelo largo, o corto, o blanco, o cruce de nórdico o mastín o podenco, etc.

Un perro no es un accesorio de moda para lucir con una ropa determinada. Se trata de un ser vivo con su carácter, preferencias y peculiaridades, así como necesidades vitales. Entre ellas se encuentra la necesidad de cariño. Un cariño que sabrá devolver multiplicado.

Los cuidados y limpieza

También hay que considerar la limpieza necesaria en el caso de animales que encontramos abandonados o en refugios. El rechazo inicial podría cambiar. Aunque le haga falta un buen baño, un cepillado y los cuidados mínimos, en los ojos de un perro abandonado siempre habrá hermosura. Siempre hay amor y nunca resentimiento.

Los beneficios de la adopción

La adopción es mucho más interesante que comprar una mascota. Aunque en el momento de adoptar, todo el mundo parece querer que el animal sea muy guapo, los perros menos agraciados tienen también derecho a ser queridos.

Tener en cuenta los gastos de tener una mascota

perro-que-sufria-rechazo-3
Fuente: Facebook de Mister Cornelius

Sobre todo en el primer año de vida del animal, hay muchos gastos que tener en cuenta.

Entre estos gastos está la misma compra o adopción. Incluye la identificación del animal mediante el microchip y su censo. Luego está la posible esterilización, compra de accesorios, un trasportín para llevarlo de un sitio a otro, algunos juguetes, el collar y la correa en el caso de los perros, un seguro de responsabilidad civil si el animal es de un tamaño grande, etc.

A pesar de que pueda parecer un gasto no reutilizado, la verdad es que todos estos tienen que considerarse como una inversión para poder tener la mascota en casa con todas las exigencias legales y de la forma más saludable posible.

Cuando nuestro perro ya ha dejado de ser cachorro, los gastos continúan. Tocan alimentos que deben ser de calidad, la visita anual al veterinario, vacunas  y otros tratamientos antiparasitarios, peluquería, etc.

La responsabilidad es el factor fundamental a la hora de tomar la decisión de tener y adoptar una mascota.

Fuente de las imágenes: Facebook de Mister Cornelius

Te puede gustar