¿Por qué mi perro suele ladrar a otros perros?

Virginia Duque Mirón · 29 octubre, 2015

No es de extrañar cuando vamos por la calle que veamos a dos perros ladrándose entre sí. Nuestro primer pensamiento puede ser que lo hagan porque están enojados, pero lo cierto es que los perros utilizan sus ladridos como principal medio de comunicación, por lo que estos pueden representar muchas cosas.

Al igual que en los humanos, el lenguaje corporal puede decirnos mucho de nuestro perro. Por ello, cuando lo veamos ladrar, especialmente hacia otros perros, debemos observar cosas tales como:

  • Su rabo
  • Sus orejas
  • Su mirada
  • Su posición

El perro utiliza el lenguaje corporal como un medio alternativo de comunicación, por lo que observar este, junto con sus ladridos, nos darán la respuesta al por qué nuestro perro ladra a otros.

Ladridos buenos

beagle ladrando

Nuestra mascota necesita socializar al igual que nosotros por lo que es normal que intente comunicarse con otros animales. Ahora bien, ¿cómo saber si está ladrando a otro perro para ser su amigo o para pelear?

 

Gestos que nos ayudarán:

  • El sonido o la intensidad de los ladridos. Si los ladridos son graves y leves, casi como susurros o aullidos, no te preocupes; tu perro tan solo está hablando con otro.
  • Rabo parado pero sin rigidez. Si tu perro tiene su rabo caído y sin ninguna rigidez, aunque no lo mueva, sus intenciones no son malas.
  • Mirada amable. Conoces muy bien a tu animal, y sabes cuándo tu perro está enfadado, triste, se hace el importante o quiere atención solo con ver su mirada. Observa la mirada de tu perro cuando ladre a otros perros y sabrás qué es lo que quiere.
  • Orejas hacia arriba. Los perros hacen este gesto con las orejas cuando algo les come la curiosidad, gesto que no tiene por qué ser malo. Aunque, como seguro que te ha pasado, en ocasiones, tu perro tiene curiosidad, se acerca, no le gusta lo que ve y se pone agresivo. Por tanto, este gesto por sí solo no te podrá decir sus intenciones, pero unido a otro de los anteriores, te sacará de dudas.

Si ves estos gestos, ya sean todos, uno o más en tu perro, no hay qué temer. Tu perro está buscando nuevos amigos, o ¿quién sabe? ¡Quizá una novia! Déjalo que socialice y explore los caminos de la amistad canina, lo necesita.

Ladridos no tan buenos

perros atacando

Como en el anterior tipo de ladridos, hay gestos que nos dirán cuán malas pueden ser las intenciones de tu animal, o las de otro que le ladre al tuyo.

 

  • Boca muy abierta enseñando los dientes. Los perros no sonríen, por lo que si tu perro está abriendo demasiado la boca al ladrar mientras enseña los dientes o es otro perro el que se lo está haciendo al tuyo, ¡echa a correr!
  • Ladridos largos y profundos. Si tu perro, u otro que se le acerca, está ladrando de forma fuerte, prolongada e intensa, no lo dudes, va a morder. Eso no es comunicación o quizá sí; está diciendo: “Te voy a morder”.
  • Rabo tieso. Sin duda, si este gesto va unido al anterior, es una clara posición de ataque. No dejes que ambos perros se acerquen el uno al otro.
  • Orejas ligeramente inclinadas hacia atrás. Los perros parecen tener posiciones varias para las orejas. Cuando están enojados las echan un poco hacia atrás sin llegar a “tumbarlas” del todo.

También tu perro puede ladrar a otro porque se sienta intimidado por este, y por tanto, esté asustado. Los gestos serán claros cuando esto suceda:

  • Orejas totalmente hacia atrás
  • Rabo entre las piernas
  • Ladridos con falta de confianza
  • Cuerpo encorvado
  • Irse hacia atrás mientras ladra

En esta ocasión, quizá podrías intentar calmar a tu perro, cogerlo en brazos, acariciarlo y, si el otro perro se ve tranquilo y no emite ladridos, puedes acariciarlo delante de tu perro para que vea que no es agresivo. Luego, poco a poco sin soltarlo de tus brazos, acércalo al perro para que lo vaya oliendo y se vayan conociendo.

Pero no obligues a tu perro a callar, es su forma de comunicarse. No obstante, si no te gusta que tu perro ladre a otros por agresividad, no dejes de leer nuestros artículos, seguro que encuentras alguno con buenos consejos para evitar esto.

Imagen cortesía de Jon Hurd.