Perrito que niño dejó en un refugio para que no lo maltrataran más, ya ha crecido

A los niños, el ser pequeños no les quita la consciencia y el amor hacia los demás. Esta historia es un gran ejemplo.
Perrito que niño dejó en un refugio para que no lo maltrataran más, ya ha crecido

Última actualización: 30 diciembre, 2021

Los niños suelen sorprender a los adultos y les ayudan a recordar algunos valores que con el pasar de los años son olvidados. Tal cual como sucedió con Simón, un perrito que fue llevado por su pequeño dueño el año pasado a un refugio, con el fin de que no sufriera más maltratos por parte del padre del chico. 

Ahora después de casi 2 años, el perro Simón ha crecido, su dueño lo visita y sigue esperando el día en el que se pueda ir a vivir con él. Si quieres conocer esta historia llena de amor y fidelidad, continúa leyendo. 

La historia de Simón

En marzo del año pasado, un chico mexicano de 10 años (llamado Cristian), dejó a su perrito en el refugio de animales Albergue Pergatuzoo junto con una carta. Esta decía, tal cual a puño y letra del niño: 

«Te dejo a Simon, es mi perro, no quiero que mi papá le pegue, llora mucho porque no hay comida, te dejo mis aorros para sus tortillas, no le peguen porque mi papá le pega mucho, Simon come mucho. No se lo lleben, cuando cresca bengo por Simon». 

Perro tierno

El albergue publicó esta carta con las fotos de Simón cachorro en sus redes con el fin de buscar al valiente dueño y poder seguir en contacto con él. Como pidió Cristian, el refugio no puso en adopción al perrito y decidió respetarlo y cuidarlo.  

Las visitas

El niño llegó al albergue a los pocos días para visitar a su mascota y justo ese mismo día Simón estaba en el veterinario. Al ver que su perro no estaba Cristian se puso a llorar, pero allí mismo le explicaron que en unos días volvería y estaría listo para su esperada visita. 

Sin embargo, el niño no perdió la ida y le dejó otra carta a su amigo: «Simon, te estraño me dijeron que te llevaron al vitirinario te dejo 3 pesos para tortilla». Después cuando Cristian volvió, pudo reencontrarse al fin con su perro. 

Este niño se desprendió de su amigo por su bien, pero a partir de entonces continuó visitándolo. Aunque con la época las visitas no se podían hacer con mucha frecuencia. Y así se lo hizo saber a Simón en otra nota:

«No puedo verte por el Covid. Mi papá no me deja salir. Te mando 3 pesos, mi papá no tiene trabajo. Pórtate bien. Te extraño».

El perrito ha crecido

Después de este tiempo, muchas personas le han escrito al albergue manifestando que quieren adoptar a Simón, pero como ya se sabe: este perro ya tiene su dueño. Cristian sigue yendo a visitarlo y en cada cita es normal que lo vea más y más grande. En uno de esos emotivos encuentros el niño le dijo: «Has crecido mucho, ya casi me tumbas». 

A pesar de que el dueño del perro sea un niño, es consciente de tomar decisiones sin ser egoísta, por el bienestar de los seres que lo rodean y también es capaza de dejar sus ahorros para que le den de comer a su amigo. 

El refugio continúa encargándose de mantener al perro sano, feliz y siempre listo para cuando su dueño lo visite; hasta que llegue el día de poder vivir juntos de nuevo. Sin duda, esta es la historia más viral que ha tenido este lugar. 

Te podría interesar...
Perrito callejero con un tumor, conoció el amor en sus últimos días
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Perrito callejero con un tumor, conoció el amor en sus últimos días

Déjate conmover por la historia de Gus, un perrito callejero con un tumor peligroso, pero que conoció el verdadero amor antes de partir.



  • Albergue Pergatuzoo. (2020, 7 marzo).
  • [Cuenta].
  • Vintimilla, A. M. (2021, 5 diciembre).
  • . Zoorprendente. Recuperado 27 de diciembre de 2021, de