Conoce a la perra que cuida a chimpancés huérfanos

Alba Muñiz 3 noviembre, 2016

Esta es la historia de Princesa, una perra que cuando tenía apenas un año, se salvó por poco de ser sacrificada. Tuvo la fortuna de que la adoptaran Jenny y Jimmy Desmond, una pareja que trabaja en el rescate de animales en distintos lugares del mundo. Pero también es la historia de cómo una peludita, que sabe mucho de amor y de segundas oportunidades, ayuda a sus dueños en su tarea, reconfortando a chimpancés huérfanos.

Así Princesa ayuda a los chimpancés huérfanos

Cuando los Desmond se trasladaron a Liberia, en África, para contribuir a socorrer a gran cantidad de estos primates abandonados a su suerte por el Centro de Sangre de Nueva York (NYBC), la perra fue con ellos.

La mujer explica que los animales necesitan primero ser rehabilitados. Y que luego se buscará que puedan vivir en un ambiente natural junto a otros miembros de su especie.

Y es allí donde la tarea de Princesa se vuelve fundamental. La peluda reconforta a los chimpancés huérfanos, brindándoles todo su amor, compañía y amistad. Los ayuda así a que puedan reintegrarse en un futuro dónde en realidad pertenecen.

Las historias de solidaridad y amistad entre animales de distintas especies siempre nos sorprenden y nos alegran. Hoy te contamos cómo Princesa, una perra que tuvo una segunda oportunidad de vida, cuida a chimpancés huérfanos en Liberia.

Por qué los primates fueron abandonados

Perra que cuida a chimpancés huérfanos
Fuente: www.ciudadviral.com

El Centro de Sangre de Nueva York se desentendió recientemente de 66 chimpancés que utilizaba para sus investigaciones en Liberia. En la década de los 70, el NYBC se había asociado con el Instituto Liberiano de Investigación Biomédica para obtener y reproducir a estos primates y usarlos en sus pruebas.

Pero, pese a que este organismo se había comprometido a atender de forma vitalicia a los chimpancés, la financiación fue retirada. Y esto ocurrió  justo en medio del brote de Ébola que asoló recientemente al país africano.

Fue así que los animalitos quedaron desamparados, sin suficiente agua ni comida. Y también sin los cuidados necesarios, hasta que las distintas organizaciones y voluntarios acudieron a su rescate.

Con el objetivo de crear un santuario para los chimpancés

Uno de los grandes planes que tienen los Desmond es construir un santuario de chimpancés en Liberia. Buscan así garantizar que los animales reciban atención. Y que también, en un futuro, puedan vivir con otros congéneres rescatados, no con humanos.

Para ello cuentan con la ayuda y el apoyo de distintas organizaciones, e incluso de la Autoridad Liberiana de Desarrollo Forestal.

Y, por supuesto, tienen el fundamental aporte de Princesa. La perra, con todo su amor, no deja de consolar a los chimpancés huérfanos.

Otros historias de solidaridad y amistad entre animales de distintas especies

Los animales parecen carecer de las mezquindades de algunos humanos a la hora de ayudar a otros seres. Cada tanto nos llegan historias de amistad y solidaridad entre distintas especies. Por ejemplo:

  • El macaco rhesus que cuidaba de un cachorro de perro en las calles de una ciudad de la India.
  • Una perra que adoptó gatos bebé que habían quedado huérfanos después de que la gata fue atropellada.
  • La minina que, mientras amamantaba a su hijo, aceptó sin inconvenientes a cuatro crías de erizos que habían perdido a su madre.
  • Un pato que le devolvió la alegría a un can sumido en la depresión por la muerte de un peludo con el que había compartido gran parte de su vida.
  • La capibara que en un refugio de Arkansas (EE.UU.) se transforma en mamá adoptiva de distintas camadas abandonadas, tanto de perros como de otras especies.

Y qué decir de las innumerables noticias que llegan sobre bebés humanos o niños que son protegidos por perros o gatos cuando se pierden o son dejados a su suerte. Y, cómo de esta manera, logran sobrevivir a muertes seguras por hipotermia y a otros peligros.

Fuente de las imágenes: www.ciudadviral.com

Te puede gustar