¿Por qué es peligroso teñir el pelo de tu mascota?

Francisco María García · 16 enero, 2017

Las tendencias en la moda canina han ido marcando el teñir el pelo de nuestros perros en diferentes colores. Aunque en España aún no es una costumbre demasiado extendida, sí lo es en otras ciudades como New York, Tokio, Pekín, París y Londres.

Teñir el pelo dificulta la integración con otros perros

Según algunas opiniones, al teñir el pelo del perro, lo que hacemos es “humanizarlo”, y eso no es bueno para después adiestrarlo. Los expertos afirman que el teñido está separado de la naturaleza del perro, y con ello lo que conseguimos es poner trabas a su socialización con otros canes.

Hay que recordar que estos animales se conocen y relacionan a través del olfato, y que al aplicar el tinte, camuflamos su olor natural. Esto puede resultar incómodo tanto para el perro al que hayamos teñido como para aquellos que se acerquen a él, llegando incluso a rechazarle.

En el aspecto íntimo de nuestra mascota, este “cambio de look” puede provocar estrés y ansiedad.

Un efecto tóxico al teñir el pelo

tenir-el-pelo-de-tu-mascota

Otra cuestión con una mayor gravedad es la posible toxicidad que determinados tintes causan en su piel. Muchos de ellos son elaborados con ingredientes naturales y testados en animales, por lo que no tienen por qué resultar nocivos.

En otros casos, muchos productos no cumplen con estas características, aunque así lo indiquen sus fabricantes, entre otras cosas por la escasa regulación que existe actualmente respecto a estos productos.

A causa de estos productos nuestra mascota puede intoxicarse. Los tintes pueden ser absorbidos por la piel o ingeridos cuando el perro trata de limpiarse a sí mismo lamiéndose. Muchas veces esto desemboca en graves daños en su organismo, provocando incluso su muerte.

Por estas causas, si queremos teñir a nuestro perro, es imprescindible que lo consultemos previamente con un veterinario de confianza. El experto sabrá recomendarnos qué productos utilizar y cómo hacerlo para no dañar la salud de nuestra mascota.

Las Alergias

Existen en el mercado tintes especiales para nuestra mascota. Un profesional con experiencia podrá detectar si la piel de nuestro perro es sensible. Si es el caso, lo mejor es evitar los tintes y eliminar el riesgo de hinchazón, picor y comezón.

Teñir el pelo del perro de forma segura

Lo mejor es usar colorantes de tipo alimenticio. Estos productos no dañarán a nuestra mascota en caso de que lo lama o de contacto con la piel.

Los tintes para personas no debemos usarlos nunca.

Un ejemplo: China

Entre los países donde se suele teñir el pelo del perro está China. La moda es teñir el pelo de las mascotas para que tengan un aire salvaje. De esta forma se da un toque desde tigres a los Golden retriever, o de osos panda a los peludos Chow chow, entre otros.

Hay incluso ferias donde se muestran los distintos estilos que podía adquirir el pelaje de los canes, y también el look, definido por una serie de atuendos, elementos o complementos que les podemos integrar en su imagen, ropa especial y prendas que le harán tener un aspecto moderno, incluso hasta piruetas o gracias que estos eran capaces de realizar.

Los perros como familiares

desfile de ropa de perros

Nuestra mascota no tiene la posibilidad de elegir, y va actuando por instinto. Por ello no es una buena idea forzarlos a hacer cosas que no estamos seguros de que quisieran hacerlas.

En la actualidad son muchos los dueños que y tratan a sus perros como miembros de la familia. Y realizan con ellos acciones exageradas, desde vestirlos con trajes elaborados hasta llevarlos consigo en bolsos enormes. Lo siguiente es teñir el pelo de un perro como un paso más para darle glamour al animal.

Si nos decidimos a teñir el pelo a tu perro, lo mejor es buscar ayuda de los expertos, ya que ellos no usan productos tóxicos y cuentan con la experiencia para hacerlo.

También podemos tener en cuenta la personalidad de nuestra mascota. Es decir, es un animal tranquilo, inquieto, con un punto agresivo.

La personalidad del perro también marcará las cosas que podemos hacer con él, los cuidados que necesita, y si “encajará” bien el que hagamos experimentos con su pelo, como es el caso del teñido.