Peligros en las temporadas festivas

Mariela Ibarra Piedrahita · 10 noviembre, 2015

Mientras que las vacaciones pueden ser la temporada más feliz para nosotros, también puede ser el momento más peligroso del año para nuestros animales. Afortunadamente, hay algunas cosas simples que puedes hacer para reducir los peligros en las temporadas festivas y ayudar a que tu querido perro o gato goce de una temporada de vacaciones feliz y saludable.

Puedes proteger a tu mascota durante las vacaciones cuidando básicamente de cuatro aspectos, que representan los principales peligros para los animales domésticos. No sólo puedes evitarle a tu mascota mucho dolor, sino también podrías ahorrarte mucho dinero en los servicios de veterinarios de emergencia.

De hecho, sólo en Estados Unidos muchas reclamaciones de seguros para mascotas van de $ 465 por el envenenamiento accidental, a $ 1.284 hasta para objetos no comestibles del sistema digestivo de perros y gatos.

Alimentos peligrosos

Con las vacaciones, llega también abundancia de alimentos deliciosos. Por desgracia, algunos de nuestros platos favoritos pueden ser peligrosos, o incluso mortales, para los animales domésticos.

El primer paso para proteger a tu mascota de una intoxicación alimentaria es mantenerlos en una dieta regular y advertirle a tus invitados de que, por favor, no le den sobras a tu mascota.

Estos son alimentos que abundan en las festividades y son especialmente peligrosos para los perros:

perro come chocolate

Oropel, cinta y adornos

Oropel y ornamentos pueden no ser tóxicos, pero todavía pueden ser peligrosos para su perro o gato si se atragantan o se les queda enredado en sus pequeños intestinos. Un pequeño bocado de uno de estos nuevos juguetes colgando en el árbol de Navidad podría costar la vida de tu mascota.

Puesto que los gatos aman las cosas colgantes, brillantes y llamativas, son más propensos que los perros a  aprovechar la oportunidad de jugar con el oropel que se mueve con la más suave brisa.

¿Qué puedes hacer? Fácil, si la malla es una parte esencial de la decoración de tu casa, asegúrate de colgarla fuera del rango de tu mascota.

Lo mismo ocurre con los ornamentos. No cuelgues los ornamentos frágiles en las partes bajas o donde puedan caerse con facilidad, en especial si son rompibles, pues un perro o gato curioso podría hacerse un feo corte. Igualmente, si se tragan una pieza, podrían ahogarse o hacerse muchos cortes pequeños en la boca, la garganta o peor aún, en sus intestinos.

Las luces y velas de las fiestas

La mayoría de nosotros no puede resistirse a esas luces brillantes de las fiestas, y lo mismo pasa con nuestras mascotas. Si a tu perro o gato le gusta mascar más que a su croqueta, podría correr el riesgo de sufrir una descarga al morder el cable de las luces del árbol.

Un peligro obvio es el fuego, por lo tanto, las velas de vacaciones deben colocarse fuera del alcance de las patas y mantener un ojo en la cera de la vela. La cera caliente puede causar quemaduras severas, especialmente en las almohadillas de las patas delicadas.

gato planta

Plantas tóxicas

Antes de cubrir los pasillos de tu casa con arcos de acebo u otras plantas de Navidad, asegúrate de que tu plan de decoración tenga en mente la salud de tu mascota. Muchas plantas de Navidad comunes son venenosas e incluso mortales para los perros y gatos. 

El envenenamiento por plantas dentro del hogar es una de las causas más comunes para visitar al veterinario. Por lo tanto, es mejor que pongas las plantas fuera del alcance de los animales, en especial de los gatos, que son expertos escalando y les gusta dormir en las plantas para refrescarse con la tierra fría.

Algunas plantas tóxicas durante las festividades son:

  • Poinsettias
  • Agujas de pino
  • Acebo
  • Muérdago