Pangolín bebé agradece con besos a sus rescatistas por haberlo salvado del comercio ilegal

La muestra de agradecimiento que recibió nunca la esperó, pero sin duda fue el pago que más alegró su corazón.
Pangolín bebé agradece con besos a sus rescatistas por haberlo salvado del comercio ilegal

Escrito por Paola Chacón

Última actualización: 20 julio, 2022

El momento en el que este pangolín bebé agradece a sus rescatistas por salvar su vida, conmueve no solo por la liberación y lo que esto representa para su especie, sino que también nos pone de frente ante una realidad que ignoramos, y en muchos casos, de la que también somos cómplices: el comercio de carne de animales silvestres.

Quédate para conocer la vida de este pequeñito que le ha dado la vuelta al mundo y conoce una de las tantas historias de cautiverio que promueve el comercio ilegal.

¿Cuándo inició el rescate del pangolín bebé?

Durante los primeros meses del año 2021, el Dr. Mark Ofua conoció al pequeño, cuyo nombre de su especie real es pangolín vientre blanco. El precioso pangolín requería su ayuda para continuar su vida, pues no se parecía en nada a la que tiene un animal silvestre fuera de su entorno.

Resulta que el pangolín no nació en libertad, sino que permanecía en cautiverio con un grupo de comerciantes dedicados al tráfico de carne de animales silvestres. De no haber sido por el Dr. Mark, lo más probable era que el adorable pequeñito no hubiera podido sobrevivir.

Un rescate que nos abre los ojos y nos rompe el corazón

Decidido a salvarlo, el doctor Ofua subió a su auto para emprender un viaje de 50 km hasta llegar a Epe, Lagos en Nigeria. Sin embargo, el panorama no era nada alentador debido a las condiciones de salud que presentaba el pangolín y, de hecho, hasta los mismos comerciantes estaban dispuestos a entregarlo, pues se había convertido en una carga y no sería posible obtener provecho de él.

“Cuando llegué al mercado me di cuenta de que sus posibilidades ya eran escasas, Nació de una madre debilitada por el estrés del cautiverio, sin comida ni agua durante días, incluso semanas”.

Aun así, el Dr. Mark no perdió la esperanza y se llevó al pequeño animalito a SaintMark’s Animal Hospital and Shelter. Allí pudo examinarlo a detalle y determinar cuál sería el tratamiento que iniciaría, pues aún su vida podía salvarse.

Neal estaba feliz y agradecido

Así es, el Dr. Mark bautizó al indefenso pangolín con el nombre de Neal. Con mucho amor y dedicación, el doctor pudo lograr que el pequeño recuperara sus defensas y así aumentaron sus posibilidades de continuar su vida que, hasta ahora, empezaba. ¡Mira cómo agradece a sus cuidadores!

“Es un muchacho juguetón que todavía está aprendiendo a ser pangolín. Le gusta mucho buscar a sus cuidadores y acariciarlos para sentirse cómodo”. Mencionó el rescatista.

Este es un rescate como ningún otro y el Dr. Mark lo supo desde el primer momento. Lo que no pensó fue que sus muestras de cariño y agradecimiento pudiera entenderlas en un mismo lenguaje, siendo especies tan diferentes. Por ahora, Neal sigue con su tratamiento y pronto llegará al centro de rehabilitación de pangolines, donde irá a una fracción de bosque protegido para continuar su vida.

Sin duda, la suerte del pangolín bebé sería otra de haber crecido en su hábitat natural, pues seguramente estaría con su madre alimentándose de hormigas y termitas, y eso sí, muy lejos de los humanos. Sin embargo, su destino fue otro a causa de un comercio que logra mantenerse por la demanda de carne silvestre en el mercado.

Que esta sea una oportunidad de detenernos para pensar en quienes sufren por esta razón, que por supuesto no se justifica en lo absoluto.

¡Y celebremos la vida de Neal!

Te podría interesar...
¡Los animales no son cosas, son seres sintientes!
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¡Los animales no son cosas, son seres sintientes!

El constante llamado de consciencia de que los animales no son cosas, ahora ha sido validado por la ley, considerándolos "seres sintientes".


Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.