Una orca se golpeó contra el tanque en el que estaba hasta ocasionar su muerte

Hay hechos dolorosos que han marcado la historia y que, a pesar de todo, parecen no ser suficientes para generar consciencia y respeto a la vida animal.
Una orca se golpeó contra el tanque en el que estaba hasta ocasionar su muerte

Escrito por Genesis Romero, 24 septiembre, 2021

Última actualización: 24 septiembre, 2021

Hay historias que nos llenan de ternura, pero hay otras muy tristes que también deben ser contadas. En la actualidad se podría creer que situaciones como la esclavitud o el maltrato a un ser vivo quedaron en el pasado. Pero el mundo sigue sufriendo por la falta de consciencia.

En el presente se conservan instituciones como los zoológicos que, en lugar de preservar la vida animal, se han encargado de hacer de ellos un espectáculo de circo. No es extraño escuchar casos de animales que, por estrés o por maltrato, se exponen a situaciones de riesgo. Este fue el caso de una orca que se quitó la vida antes de pasar un día más en cautiverio.

El sufrimiento de una orca encerrada

Se llamaba Hugo y murió en marzo de 1980. Todo ocurrió luego de golpearse la cabeza reiteradas veces. Se encontraba en cautiverio y en el lugar que ocupaba se maltrató ejerciendo su fuerza contra la vitrina.

Muchas fueron las pronunciaciones que surgieron en su momento. Por una parte, algunas personas señalaban que era claro que la ballena no estaba bien al sentirse atrapada y limitada por completo. Y es que más de una vez quedó en evidencia que la orca se autoflagelaba contra todo lo que le rodeaba. De hecho, en una ocasión se lastimó la nariz.

A lo largo de dos años, Hugo vivió en un pequeño recinto en el Seaquarium, en Miami. Todo este proceso de encierro y aislamiento de su hábitat natural es el que habría afectado por completo su comportamiento. El mamífero estaría triste por su situación; algo que demostraba al golpearse y teniendo una actitud agresiva hacia sus entrenadores.

El “suicidio” de Hugo

Tras esta serie de eventos en los que la orca Hugo se lastimó a sí mismo, en el acuario habría recibido atención de un veterinario. Así lo reportó por medio de informes el acuario que lo retenía. Fueron múltiples las cirugías que recibió el animal para tratar las lesiones.

Según informes del acuario, la orca tuvo que ser tratada por un veterinario y estuvo en distintas cirugías por las lesiones que se causó así mismo. Lamentablemente, la ballena murió por un aneurisma cerebral debido a los golpes.

Este hecho movilizó a activistas en contra del maltrato animal. En medio de la situación, estos grupos se mantuvieron pidiendo que le dieran libertad a Hugo. No obstante, esto no sucedió.

De acuerdo a los resultados de la necropsia que se le hizo a la orca tras su fallecimiento, tenía una edad aproximada de 15 años, cuando realmente suelen vivir el doble de este tiempo.

Sin lugar a dudas, la conducta autodestructiva que adquirió Hugo se asemeja a la concepción que tenemos sobre el suicidio. Los animales pueden sufrir de depresión y se conocen innumerables ocasiones en donde eligen dejar de vivir impulsados por la intervención humana. La caza, la pesca y el confinamiento al que los someten son los principales causantes.

Lo que dicen los expertos

Frente a repetidos casos como este, especialistas del área se han pronunciado. Desde escritores, científicos y hasta exentrenadores de ballenas han brindado sus perspectivas ante hechos de autodestrucción en animales.

Hargrove, un hombre que trabajaba entrenando ballenas declaró que eligió dejar de ejercer esta tarea por el sufrimiento que presenciaba. “Trabajé con algunas ballenas que estaban tomando medicamentos todos los días de su vida y he visto personalmente a las ballenas morir a edades muy tempranas por enfermedades”, apuntó en un encuentro con el periódico The Sun.

A él se sumó la declaración de la científica Naomi Rose a National Geografic. La experta aclaró que “ningún mamífero marino está adaptado para prosperar en el mundo que hemos creado para ellos en una caja de concreto”, por lo que es de esperarse que tengan estas conductas dañinas.

“Ponen orcas en una caja que mide 150 pies de largo por 90 pies de ancho por 30 pies de profundidad y básicamente las están convirtiendo en un adicto a la televisión”

-Naomi Rose-



  • Inteligencia de las Orcas. (2014). Killer Whale Facts and Information. Recuperado el 24 de septiembre de 2021, de: https://www.killer-whale.org/inteligencia-de-las-orcas/
  • Pitman, R. L., & Ensor, P. (2003). Three forms of killer whales (Orcinus orca) in Antarctic waters. Journal of Cetacean Research and Management5(2), 131-140.