Obligaciones legales en torno a la tenencia de una mascota en el hogar

12 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
¿Qué obligaciones son derivadas de tener una mascota en nuestro hogar? Usar la correa, el bozal, tener un seguro de responsabilidad civil, y algunas más. Toma nota de ellas.

La tenencia de una mascota en el hogar debe cumplir con ciertas obligaciones legales que, de ignorarlas, pueden acarrear consecuencias de diferentes niveles.

Aunque es cierto que tener una mascota es un derecho. Los tutores deben cumplir con una serie de obligaciones y compromisos en el cuidado y trato hacia sus animales domésticos.

El objetivo de todo ello es garantizar tanto el bienestar como la salud del animal. A continuación, vemos más información sobre los compromisos legales que deben cumplir las personas que tengan una mascota en el hogar.

Tenencia de una mascota en el hogar: principales compromisos legales

Lo primordial es saber que no es posible tener cualquier animal en el hogar. Es importante informarse sobre cuáles son los animales considerados como de compañía y cuáles son considerados exóticos. En el caso de tener un animal prohibido o exótico, la persona puede incurrir en delito o pagando una multa significativa.

Listado de obligaciones

Una vez que se haya definido si el animal es permitido o no, el propietario deberá cumplir con diversos requisitos o compromisos legales. En general, dichas obligaciones son las siguientes:

Identificación

Los animales de compañía, especialmente los perros y los gatos, deben ser identificados de forma adecuada. Para ello debe implementárseles un microchip homologado en el cual se podrá encontrar la información más importante del animal, incluyendo su cartilla sanitaria y datos de contacto en caso de que se pierda. Una vez que tenga dicho chip, el siguiente paso es inscribirlo en el Registro censal municipal de animales.

Mujer con su perro en el salón.

Registro censal municipal

Este paso también es de vital importancia y es obligatorio. De hecho, el registro debe hacerse en un límite de tiempo, lo cual implica que sea como máximo treinta días después del nacimiento del animal o treinta días después de haber sido adquirido.

En este censo, el propietario debe otorgar y acreditar toda la información que se le pide: DNI, dirección, teléfonos, nombre del animal, raza, fecha de nacimiento, sexo, domicilio del animal, código de identificación, entre otros.

Si ocurre algún cambio en los datos suministrados al Registro censal municipal, la persona deberá informar los mismos en un plazo máximo de treinta días. Algunos de los datos incluyen cambio en el domicilio habitual del animal, cesión o baja del mismo. En caso de robo o pérdida, es fundamental notificar al registro en las siguientes 48 horas de ocurrido el incidente.

Vacunas

Los tutores de los animales tienen la obligación de cumplir con todo el régimen de vacunas y cuidados indicados para cada una de las especies de animales. De igual forma, al momento de viajar, debe informarse sobre las normativas de otros países y llevar toda la documentación exigida y necesaria. Vacunas como la rabia, por ejemplo, son obligatorias en casi todo el mundo.

Obligaciones adicionales

Los tutores deben proveerle al animal un espacio idóneo para que este se sienta cómodo. Además, el espacio debe cumplir con los parámetros mínimos de higiene, tanto en pro del animal como del resto de los habitantes del hogar.

Por otro lado, las personas que tengan animales agresivos deberán tomar medidas adicionales para evitar meterse en problemas con la ley. Algunas de estas medidas pueden implicar colocarle un bozal al animal cuando salga a la calle y pasearlo siempre con la correa, nunca dejarlo suelto.

Tipos de bozal para perros

Tampoco se deberá llevar al animal a lugares de acceso público y no se le podrá dejar al cuidado exclusivo de menores de edad o de personas que tenga algún tipo de antecedente penal.

Otro aspecto que deben tomar en consideración las personas que tienen animales agresivos es la contratación de un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros. De esta forma podrá asumir los costos si el animal inflige alguna lesión leve o grave a una persona o a otro animal, incluyendo especies diferentes.

Tener una mascota en el hogar es una responsabilidad

Tener un animal de compañía es un derecho al que toda persona puede acceder, siempre y cuando cumpla con todos los requisitos y obligaciones legales. Es importante recordar que todos estos compromisos son en pro de la buena salud del animal y de todo su entorno.

Es fundamental querer a nuestros animales domésticos y cuidarlos para darles la mejor calidad de vida, y por supuesto, nunca incurrir en ningún tipo de maltrato u abandono.

  • Asociación ACTIN. 2017. Consejos y obligaciones para propietarios de perros. Extraído de: http://www.mmgr.info/wp-content/uploads/2017/03/download_675_1-2.pdf
  • Universidad de Girona. La responsabilidad civil derivada de la tenencia y posesión de animales. Sergio Murillo Geiser. 2016. Extraído de: https://dugi-doc.udg.edu/bitstream/handle/10256/14228/Murillo_Geiser.pdf.pdf?sequence=1&isAllowed=y