Normas a tener en cuenta sobre nuestra mascota en una comunidad de vecinos

Virginia Duque 25 enero, 2017

Tener un perro o cualquier otra mascota en nuestra casa es un derecho que nadie nos puede negar. No obstante, también debemos ser conscientes de que hay ciertas normas de convivencia vecinal. Y a ellas debemos atenernos si no queremos tener problemas no solo con los vecinos, sino también con la ley.

Te queremos contar cuáles son estas normas y cómo puedes evitar problemas al cumplirlas.

Normas para tener una mascota en una comunidad de vecinos

Estos son las principales causas de quejas de los vecinos hacia aquellos que tienen mascotas:

llegaste-tu

  1. Ruidos. Los ladridos son molestos cuando se hacen continuos y sin ninguna causa aparente. Si tu perro ladra sin motivo para ello y además lo hace en exceso cuando tú no estás en casa, debes entender, por mucho que te moleste, que los vecinos se quejen de ello.
  2. Espacios de paseo. En ocasiones, muchos que tienen mascotas dan por hecho que pueden pasear por las zonas comunes del edificio con ellas. Esto no es cierto y además está penado por la ley. No es un lugar adecuado para ello y puede traer serios problemas de salubridad. De hecho, hay comunidades que incluso prohiben tener animales en el edificio, lo cual la ley les otorga el pleno derecho a decidirlo. Por tanto, cada comunidad determinará cuáles son las zonas comunes en las que la mascota puede o no pasear. Pero seamos conscientes de que no hay que ser extremadamente estrictos, ya que el animal deberá salir andando desde su casa hasta la puerta.
  3. Normas en las zonas comunes. En este caso, la comunidad tambien determinará sus propias normas. Es decir, si se puede o no ir con los perros sueltos por zonas comunes o si deben o no llevar bozal. En ocasiones, incluso se podría prohibir subir al animal en el ascensor. Si piensas mudarte, te recomendamos que te informes bien de todas las normas que tu nueva comunidad tiene marcadas con respecto a los animales de compañía.
  4. Documentación. Antes de tener una mascota en una comunidad de vecinos, debes saber que tu perro deberá estar censado, vacunado y tener su cartilla al día.
  5. Ruidos de noche. En muchas comunidades, los vecinos hacen la vista gorda con relación a los ruidos de día. Pero en cuanto a los de noche, son más estrictos. Y es entendible. Deberás hacer todo lo posible por evitar que tu perro moleste de noche.

Cómo tener una buena convivencia con mi mascota en una comunidad de vecinos

perros-que-saben-detectar-el-cancer-de-senos-2

Lo mejor para tener una buena convivencia es que estés dispuesto a ceder y aceptar las normas que la comunidad de vecinos marca.

Si vas a mudarte, busca al presidente de la comunidad. Luego, pregunta cuáles son las normas que debes tener en cuenta sobre la tenencia de mascotas en esa comunidad de vecinos en particular. Analízalas detenidamente y piensa en cómo es tu perro.

Podrías darte cuenta de que tu perro ladra sin motivo, o que tienes la costumbre de llevarlo suelto. Si estas son cosas que la comunidad no permite, cede y ata a tu perro, luego podrás soltarlo. Y si ladra sin motivo, deberás enseñarle a no hacerlo. Hazlo incluso si eso incluye entrenamiento por parte de un profesional.

Evita que tu perro haga pipí en las zonas comunes cuando vais de casa a la calle. Y si por algún motivo lo hace, deberás estar dispuesto a limpiarlo por ti mismo y pedir perdón si es necesario.

Si los vecinos ven que estás dispuesto a ceder y ayudar a que todo vaya con normalidad, estarán más dispuestos a ceder también. Es más, quizá pasen por alto detalles que de otra forma no los pasarían. Recuerda que para una buena convivencia, ya sea en una comunidad de vecinos u otro ámbito de la vida, no hay nada mejor que la conversación. Sé amable.

Te puede gustar