Niño en situación de calle se aferra a su perrito para darse calor y amor mientras los demás pasan de largo

Esta es la cruda realidad a la que se enfrentan muchas personas y animalitos en situación de calle.
Niño en situación de calle se aferra a su perrito para darse calor y amor mientras los demás pasan de largo

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 31 marzo, 2022

La compañía es, casi instintivamente, una necesidad vital para cada ser vivo. Podemos notarlo prácticamente en cada especie del reino animal y por su puesto en nosotros las personas. El crear lazos, sentirnos acompañados y amados puede convertirse en una necesidad tan importante como la de respirar. 

Es por eso que, ante la adversidad, nos apoyamos en nuestros seres queridos. Buscamos la ayuda de quienes nos aman pues sabemos que procuran nuestro propio bien pero, ¿qué pasa cuando no tenemos a nadie?

Son muchas las historias sobre la difícil situación a la que se enfrentan numerosas personas y animalitos que viven en situación de calle. Y en la mayoría de los casos, el abandono y la indiferencia del resto continúan empeorando el panorama.

Es por eso que se hizo viral en redes sociales una fotografía de un niño que se aferra a su perrito para darse calor y seguridad entre tantas miradas ajenas. Las fotos fueron capturadas por Jem Villomo, un chico que vive cerca de la ciudad de Filipinas, y que decidió compartir en su cuenta de Facebook la historia de este niño y su perrito con la esperanza de crear conciencia e incentivar a que las personas puedan ofrecerle toda la ayuda que necesitan.

“El niño vive en la calle junto con su perro. No pide dinero sino comida para ambos”

El niño aún no ha sido identificado y se desconoce la razón de su abandono. El, junto a su perrito, duermen en una acera cercana a la estación central de trenes en Manila, Filipinas.  Aún pese a sus condiciones, lo único que pide es comida para él y para su mascota que se ha convertido en su propia familia.

Los usuarios en las redes exigen la intervención del departamento de protección para menores de inmediato y, a raíz de esto, comenzaron a compartir historias similares de personas y animalitos que viven en las calles. Recordemos que podemos hacerle frente con pequeñas muestras de amor, ayudando con lo que podamos, ofrecerles refugio, alimento y cuidados para evitar la indiferencia.