Los perros sienten emociones comparables a las de un niño

Los perros presentan conductas que son más complejas de los que se imaginaba. Conforme avanzan las investigaciones, se confirma que los canes realmente tienen capacidades cognitivas increíbles.
Los perros sienten emociones comparables a las de un niño

Escrito por Antonia Tapia

Última actualización: 02 agosto, 2022

En los últimos años, varios estudios científicos han demostrado que los perros pueden llegar a sentir de forma similar a como lo hacen los seres humanos. Esto significa que su capacidad cognitiva no es tan simple como parece, de manera que los perros podrían procesar sus emociones casi al mismo nivel de un niño.

Un estudio de la Universidad de Emory, en Atlanta (Estados Unidos) demostró que los canes sienten igual que los niños. En otras palabras, detectaron que la capacidad cognitiva de los perros es más compleja, tanto como para mostrar incluso problemas mentales similares a los del humano. Sigue leyendo este espacio y conoce más sobre el tema.

Los perros tienen la misma sensibilidad que un niño

niño perro

Así lo demuestra el estudio llevado a cabo por el neurólogo Gregory Berns. Tras realizar una prueba con varios perros, incluido el suyo, logró mostrar que los caninos perciben y procesan las emociones casi de la misma manera que un niño.

El experimento consistió en utilizar varios perros y ponerlos bajo un escáner de resonancia magnética. A lo largo de la prueba, los canes recibían distintos tipos de estímulos, lo cual generaba cierta actividad cerebral.

Según la investigación, la actividad cerebral de los perros aumentaba a medida que recibían señales que se relacionaban con la alimentación o los olores de las personas conocidas.

¿Los perros pueden ser optimistas o pesimistas?

Por otro lado, un estudio también relacionado con las emociones en los perros demostró que los canes, al igual que los humanos, pueden ser optimistas o pesimistas.

Es decir, cuando un can se queda solo en casa, se angustia y lo demuestra claramente con sus ladridos, destruyendo cosas o haciendo sus necesidades en el interior. En ese sentido, la investigación reveló que los caninos están ansiosos cuando se quedan solos y, con su comportamiento, tienden a ser pesimistas.

¿Cómo se sabe si son optimistas o pesimistas?

El profesor Mike Mendl es el responsable del grupo de investigación de la Universidad de Bristol (Reino Unido) que llevó a cabo el estudio. En distintos medios de comunicación, declaró que su equipo fue capaz de desarrollar un nuevo método para estudiar las decisiones pesimistas u optimistas en los perros.

Los investigadores realizaron el estudio con 24 perros que habían entrado recientemente en un refugio de realojo en el Reino Unido. Un investigador interactuó con cada perro en una habitación aislada durante 20 minutos. Al día siguiente, se llevó al perro de nuevo a la habitación y luego se dejó solo durante un período de cinco minutos, tiempo durante el cual su comportamiento era capturado en vídeo.

En esos cinco minutos, los investigadores observaron que el can comenzaba a ladrar, a saltar sobre los muebles y arañaba la puerta. Estas conductas eran repetitivas en los distintos animales.

Con el fin de estudiar la toma de decisiones en esos mismos perros, los investigadores colocaron en un lugar de la habitación un cuenco con comida y otro vacío. Ambos recipientes se ubicaron en sitios ambiguos.

Perros pesimistas y perros optimistas

Los perros que corrían rápidamente a esos puntos ambiguos, como esperando la recompensa de comida, se clasificaron como relativamente optimistas. Mientras que los que no se acercaban al tazón eran considerados pesimistas.

Mendl afirmó: “Sabemos que los estados emocionales de las personas afectan sus juicios y que las personas felices son más propensas a juzgar una situación ambigua positivamente. Nuestro estudio ha demostrado que esto se aplica igualmente a los perros”.

Los resultados sugieren que el comportamiento considerado como problemáticos para los propietarios, también tiene un significado emocional para los animales. Aun cuando la conducta en sí misma no se está expresando.

Además, se plantea la posibilidad de que algunos perros puedan ser más propensos a responder con ansiedad cuando se quedan solos. Eso es importante porque el comportamiento relacionado con la separación es común en los canes. Por lo tanto, predecir ese comportamiento puede servir para tratarlos adecuadamente, de manera que puedan alcanzar un buen bienestar.

¿Qué otras cosas pueden sentir los perros?

caricia perro

Otros estudios han propuesto que los perros pueden experimentar emociones negativas como lo hacen los humanos. Esto incluye el equivalente de ciertas condiciones psicológicas crónicas y agudas, como puede ser la depresión.

De igual forma, hace algunos años, los síntomas análogos a la depresión clínica, la neurosis y otras condiciones psicológicas fueron en general aceptados dentro de lo que se ha dado a conocer como emoción canina.

Por otro lado, otras investigaciones revelan que los perros también pueden ser celosos. Este tipo de comportamiento, donde un animal se siente frustrado con lo que ocurre con otro, también se ha observado en primates.

En los canes, según los científicos, este tipo de comportamiento se debe probablemente a la estrecha relación que tienen los perros con los seres humanos.

Te podría interesar...
10 conductas que los perros llevan a cabo por instinto
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
10 conductas que los perros llevan a cabo por instinto

Seguro que conoces muchas conductas que los perros llevan a cabo por instinto: nadar, marcar con orina, cazar, copular o incluso jugar.



  • Casey, R. A., Naj-Oleari, M., Campbell, S., Mendl, M., & Blackwell, E. J. (2021). Dogs are more pessimistic if their owners use two or more aversive training methods. Scientific Reports, 11(1), 1-8.
  • Burman, O., McGowan, R., Mendl, M., Norling, Y., Paul, E., Rehn, T., & Keeling, L. (2011). Using judgement bias to measure positive affective state in dogs. Applied Animal Behaviour Science, 132(3-4), 160-168.
  • Jones, S., Neville, V., Higgs, L., Paul, E. S., Dayan, P., Robinson, E. S., & Mendl, M. (2018). Assessing animal affect: an automated and self-initiated judgement bias task based on natural investigative behaviour. Scientific reports, 8(1), 1-12.
  • Berns, G. (2017). What It's Like to be a Dog: And Other Adventures in Animal Neuroscience. Basic Books.
  • Berns, G. (2020, March). Decoding the canine mind. In Cerebrum: the Dana Forum on Brain Science (Vol. 2020). Dana Foundation.
  • Berns, G. S., Brooks, A. M., & Spivak, M. (2015). Scent of the familiar: An fMRI study of canine brain responses to familiar and unfamiliar human and dog odors. Behavioural processes, 110, 37-46.