Los cachorros son como niños, ¡les encanta divertirse!

Alba Muñiz · 14 septiembre, 2015

No cabe duda de que los cachorros son como niños. Y es un placer verlos jugar y divertirse, desplegando una energía desbordante.

No obstante, al igual que con los niños, hay que extremar las precauciones para que no se lastimen mientras corren, saltan o se revuelcan. Es muy importante comenzar a ponerles límites sobre lo que pueden y no pueden hacer.

Juguetes para tu cachorro

perros juguete

Como a nuestros críos, a los perritos les encantan los juguetes. Por eso solemos colmarlos de estos accesorios que abundan en las tiendas de mascotas. Es conveniente que consultes con el veterinario cuáles son las mejores opciones para un cachorro.

También puedes confeccionar tú juguetes para tu amiguito peludo.

De todas formas, a la hora de comprar o fabricar estos elementos para tu perrín, presta atención a los siguientes temas:

  • Que el material no sea tóxico.
  • Que no puedan romperse con facilidad.
  • Que tengan el tamaño adecuado para que no pueda tragarlos.

La edad de los destrozos

En honor a la verdad, tu cachorro querrá morder cualquier objeto que se ponga en su camino.

Además, el mordisqueo se incrementará cuando entre en su etapa de dentición.

Es el momento en que, si no tomas las precauciones debidas, comenzarás a ver gravemente dañados, entre otros objetos:

  • Zapatos
  • Ropa
  • Almohadones
  • Alfombras
  • Patas de muebles

Por eso, es también un buen momento para enseñarle a tu perrito qué puede morder y qué no.

Cómo educar a tu perrito juguetón

Si bien la educación del cachorro debe empezar cuando llega a tu hogar, es bueno señalar los límites ante ejemplos concretos.

Al igual que cuando hace sus necesidades en cualquier lado se le indica el lugar adecuado con un papel de diario embebido en su orín, cuando un cachorrito rompe una zapatilla a mordiscones debes quitársela y darle uno de sus juguetes en su lugar.

Recuerda utilizar siempre el refuerzo positivo para la educación. Cuando el animalito muerda su juguete en lugar de algún objeto de la casa, recompénsalo y halágalo por su comportamiento.

Las únicas criaturas lo suficientemente evolucionadas

para albergar amor puro son los niños y los perros.

-Johnny Depp-

A la hora de jugar, los cachorros son como niños

Para un cachorrito, su nueva casa es un mundo por descubrir. Guiados por su curiosidad y su poderoso olfato escudriñarán cada lugar y cada rincón al que puedan tener acceso.

Por tal motivo, debes extremar los cuidados para que el pequeñín no se lastime durante sus aventuras exploratorias. Entonces:

  • Evita que los cables eléctricos estén expuestos. Son una tentación para que los muerda.
  • Cubre los contactos de electricidad. Si los lame puede sufrir una descarga.
  • Procura que no alcance los cordones de las persianas para que no se enrede en ellos.
  • Controla que las estanterías estén bien sujetas a la pared para evitar el riesgo de que se les caigan encima.
  • Mantén bien cerrados los gabinetes que contengan productos de limpieza o medicamentos.
  • Cuida de que no tenga acceso a costureros, joyeros o a distintos elementos pequeños que pueda tragar.

Otros consejos para que tu cachorro se divierta sin correr riesgos

juguetes caseros 3

Si el amiguito peludo circula también por tu cocina, quita de su alcance el cesto de basura. Así evitarás que hurgue en distintos elementos peligrosos. Por ejemplo:

  • Comida en descomposición
  • Huesos
  • Papel de aluminio
  • Plásticos

Además, presta atención a los siguientes detalles:

  • No cocines en su presencia. Puede sufrir quemaduras.
  • Saca el mantel de la mesa luego de comer. Probablemente en algún momento tironeará de él y lo hará caer con todo lo que haya encima.
  • Pon pantallas de seguridad en chimeneas, estufas y calefactores.
  • Instala rejas en la entrada de escaleras hasta que esté listo para subirlas (o bajarlas).
  • Asegúrate de que en tus macetas, patio o jardín no haya plantas venenosas para las mascotas.

Un perrito feliz

Teniendo en cuenta distintos detalles de seguridad, harás de tu hogar un sitio donde tu perro pueda jugar y divertirse a sus anchas sin correr riesgos evitables.

Préstale toda la atención que se merece y estimúlalo con distintos juegos. Y disfruta de esta etapa maravillosa en la vida de los perros.

Y, ya que sabemos que los cachorros son como niños, no olvides poner a tiempo los límites necesarios. Eso sí, con mucho amor y mucha paciencia. Como lo haces o lo harías con tus hijos.