Las razas de perros que menos ladran

Aparte de que los canes más ladradores pueden molestar a tus vecinos, hay que tener en cuenta que, en muchas ocasiones, un ejemplar que se muestra excesivo en este comportamiento puede ser que padezca alguna enfermedad o sufra algún dolor; debemos estar atentos si los ladridos son demasiado fuertes o frecuentes

Ladrar es algo inherente a la naturaleza de todos los perros, ya sean mestizos o de raza definida. Querer a nuestros peludos significa también aprender a convivir con sus características, necesidades y lenguaje propio; pero si queremos evitar problemas con el vecindario, una buena opción es optar por las razas de canes que menos ladran.

El ladrido de un perro: una pieza fundamental para su comunicación

El ladrido es la principal forma de expresión de los perros. Un can ladra para expresar sentimientos y estados de ánimo; alertar a sus dueños y a sus semejantes de peligros eminentes; y remarcar sus necesidades como comer, orinar, tomar agua, etc. Pero los ladridos excesivos pueden significar problemas para el animal y para su propietario.

Un can que ladra demasiado puede demostrar, con este comportamiento, que su organismo sufre con alguna enfermedad, dolor o irritación. En estos casos, el ladrido aparece como un síntoma y no debe ser ignorado para conservar la buena salud de nuestros mejores amigos.

Y cuando los propietarios residen en pisos o espacios cerrados, los ladridos excesivos de sus perros pueden traer problemas graves de convivencia con sus vecinos; sin mencionar los perjuicios económicos ocasionados por las sanciones a esta conducta canina.

Razas de perros poco ladradores: retriever

Por todo ello, volvemos a reafirmar la importancia de observar y controlar el comportamiento de nuestras mascotas. Y para elegir un mejor amigo compatible con tu ambiente o estilo de vida te presentamos las razas de perros que menos ladran.

Las razas de perros que menos ladran

El número uno del ranking de perros menos ladradores pertenece a una raza no muy popular llamada basenji. Este perro no emite el sonido que asociamos comúnmente al ladrido de un can. Cuando un basenji ladra, escuchamos un sonido similar a una risa suave, algo realmente único en el mundo canino.

Se trata de una raza muy tranquila y de pequeño porte, características que favorecen su adaptación a pisos y ambientes reducidos. Pero como son muy enérgicos, necesitarán pasear por lo menos dos veces al día para ejercitarse y no aburrirse.

Las otras nueve razas de perros menos ladradoras

Acompañan al basenji en la lista de perros menos ladradores las siguientes razas:

  • Golden retriever.
  • Pug (carlino).
  • Bulldog francés.
  • Blood hound.
  • Labrador retriever.
  • Rottweiler.
  • Gran danés.
  • Akita inu.
  • Chesapeake bay retriever.

Cuáles son las razas de perros que más ladran

Por otro lado, las razas que suelen ladrar con bastante frecuencia son:

  • Yorkshire terrier.
  • Cairn terrier.
  • Schnauzer miniatura.
  • West highland white terrier.
  • Fox terrier.
  • Beagle.
  • Chihuahua.
  • Silky terrier.
  • Pequinés.
  • Caniche miniatura y caniche toy.

Por qué los perros pueden ladrar de forma excesiva

Algunos factores naturales pueden provocar el ladrido excesivo en los perros, como por ejemplo la tendencia comportamental de cada raza. Existen razas más expresivas, más alertas, más desconfiadas; otras más tranquilas o sociables.

Ladrido del perro.

Pero muchos estímulos externos también pueden hacer que un can ladre intensamente. A continuación, describimos las 10 causas más frecuentes del ladrido excesivo en perros:

1- Estrés: los perros pueden ladrar para aliviar el estrés o para expresar su inquietud.

2- Entusiasmo: muchos perros acostumbran ladrar cuando una situación o algún estimulo les excita excesivamente.

3- Aburrimiento: es una de las consecuencias más frecuentes del sedentarismo; los perros ladran porque se aburren de no hacer nada.

4- Frustración:los canes suelen ladran cuando son contrariados o para expresar su frustración por no obtener lo que desean.

5- Sedentarismo: la falta de ejercicios para gastar energía puede provocar ladridos excesivos.

6- Alerta: los perros poseen los sentidos aguzados y perciben un peligro más fácilmente que los hombres. Ladran para advertir de situaciones amenazadoras.

7- Adiestramiento inconsciente: sucede cuando básicamente permitimos o enseñamos malas conductas a estos animales, como ladrar para conseguir lo que desea.

8- Problemas de salud: algunas enfermedades, bien como la sordera y la ceguera asociadas al envejecimiento, suelen hacer que ladren de forma excesiva.

9- Posesividad: los perros que desarrollan comportamientos posesivos en relación a sus dueños o cosas. Por supuesto que pueden ladrar para defender su territorio.

10- Timidez o conducta defensiva: perros que no fueron debidamente sociabilizados o que son tímidos por naturaleza pueden ladrar de forma defensiva, para evitar el acercamiento de otros animales o humanos.

Si tu perro ladra excesivamente o presenta conductas ansiosas o agresivas, es indispensable recurrir rápidamente a tu veterinario de confianza. Hasta las razas de estos animales que menos ladran pueden desarrollar este comportamiento por causas patológicas.

Te puede gustar