Las razas de perros que menos ladran

Aparte de que los canes más ladradores pueden molestar a tus vecinos, hay que tener en cuenta que, en muchas ocasiones, un ejemplar que se muestra excesivo en este comportamiento puede ser que padezca alguna enfermedad o sufra algún dolor; debemos estar atentos si los ladridos son demasiado fuertes o frecuentes

Ladrar es algo inherente a la naturaleza de todos los perros, ya sean mestizos o de raza definida. Querer a nuestros peludos significa también aprender a convivir con sus características, necesidades y lenguaje propio; pero si queremos evitar problemas con el vecindario, una buena opción es optar por las razas de canes que menos ladran.

El ladrido de un perro: una pieza fundamental para su comunicación

El ladrido es la principal forma de expresión de los perros. Un can ladra para expresar sentimientos y estados de ánimo; alertar a sus dueños y a sus semejantes de peligros eminentes; y remarcar sus necesidades como comer, orinar, tomar agua, etc. Pero los ladridos excesivos pueden significar problemas para el animal y para su propietario.

Un can que ladra demasiado puede demostrar, con este comportamiento, que su organismo sufre con alguna enfermedad, dolor o irritación. En estos casos, el ladrido aparece como un síntoma y no debe ser ignorado para conservar la buena salud de nuestros mejores amigos.

Y cuando los propietarios residen en pisos o espacios cerrados, los ladridos excesivos de sus perros pueden traer problemas graves de convivencia con sus vecinos; sin mencionar los perjuicios económicos ocasionados por las sanciones a esta conducta canina.

Razas de perros poco ladradores: retriever

Por todo ello, volvemos a reafirmar la importancia de observar y controlar el comportamiento de nuestras mascotas. Y para elegir un mejor amigo compatible con tu ambiente o estilo de vida te presentamos las razas de perros que menos ladran.

Te puede gustar