Las razas de perros más antiguas del mundo

Alrededor del mundo existen cientos de razas de perros. Muchos de ellos nos acompañan desde hace miles de años. En cada uno de los continentes encontramos ejemplares que durante su existencia han sido empleados para distintas tareas. Algunos de ellos, como el galgo,  fueron  y siguen siendo utilizados para caza. Otros, como los xoloitzcuintli, eran un excelente menú para algunos pueblos mesoamericanos. Independientemente de su uso, con el correr de los siglos, estos animales fueron domesticados y se convirtieron en los mejores amigos del hombre. A continuación compartimos cuáles son las razas de perros más antiguas. ¡Vamos a conocerlas!

Galgo

galgo español

Los perros de raza galgo son una de las más antiguas. Representados en tiempos de los griegos, egipcios y romanos, también se hicieron muy populares entre la nobleza inglesa. Son famosos por su habilidad para correr a gran velocidad. En el siglo XIX se popularizaron por su destreza persiguiendo conejos y luego, ya en el siglo XX, corriendo carreras. Sensibles, independientes y bien educados, los galgos son generalmente animales muy tranquilos y de buen comportamiento.

Borzoi

También conocido como el “Wolfhound ruso”, los borzois fueron criados por la aristocracia rusa  para cazar lobos en climas muy fríos. Este tipo de raza se documentó por primera vez en el año 1600. Se popularizaron durante la Revolución rusa y se caracterizan por ser compañeros tranquilos y de muy buen carácter en el hogar.

Saluki

El origen del perro de raza saluki se remonta a los principios del antiguo Egipto, donde fue utilizado por los nómadas en el desierto para cazar zorros, liebres y gacelas. Esta graciosa raza es conocida por su resistencia y fuerza, que les permite cazar en arena profunda o terrenos rocosos. Sensible y muy buen compañero con los niños, son muy juguetones y aman estar junto a sus propietarios.

Xoloitzcuintle

También conocido como el “perro sin pelo mexicano”, el xoloitzcuintli o xolo es una raza que tiene una antigüedad estimada de 3.500 años, muy preciada durante el Imperio mexica o azteca.  Se pensaba que se había extinguido. Sin embargo, en la década de 1950 se volvieron a popularizar.  Los xolos son una raza muy tranquila e inteligente, son apreciados como perros de compañía y de guardia y responden muy bien a los entrenamientos suaves y consistentes. Aunque la raza es conocida por su calvicie, nacen con una ligera capa de pelo.

Perro de Carolina

Conocido también como dingo americano, se cree que el perro de Carolina es un descendiente de las razas que pudieron haber sido cruzadas en el estrecho de Bering hace más de 8.000 años. Debido a sus orígenes,  como una raza nómada, este tipo de ejemplares es tranquilo, reservado y puede ser algo tímido con los extraños. Se destacan en el entrenamiento de obediencia y agilidad.

El perro cantor de Nueva Guinea

El perro cantor de Nueva Guinea es una de las razas más raras del mundo. Sus orígenes se encuentran estrechamente relacionados con el perro salvaje. Independiente y elegante, este tipo de perros tiene un ladrido complejo, que incluye variedad de aullidos, gritos y gemidos. Es poco frecuente en el hogar y, en general, no se recomienda para las familias. Algunos dicen, sin embargo, que con una socialización adecuada puede convivir con los humanos.

Perro de los faraones

El perro de los faraones o podenco faraónico es una de las razas más antiguas. Algunos afirman que  tiene más de 5.000 años. Con características similares a los perros que se ven retratados en el arte egipcio y griego, es un ejemplar de tamaño mediano con un cuerpo delgado,  largo y una capa corta pelo, que suele ser de color moreno o castaño. Son cazadores expertos y fueron criados para cazar conejos en Malta, Grecia y al norte de África.

Basenji

Algunas veces conocido como terrier de Congo o zande, el basenji fue desarrollado como un cazador y un perro de vigilancia en las tribus de África. Se cree que los faraones de Egipto poseían los primeros basenjis. Este tipo de animal se caracteriza por ser una raza inteligente, independiente, cuyo temperamento puede ser similar al de un gato. Se introdujo en Inglaterra en la década de 1930 y tiempo después se hizo popular en Estados Unidos. Es un ejemplar  generalmente tranquilo pero, en ocasiones, puede hacer un sonido muy particular que parece como si estuviera chillando.

Categorías: Perros Etiquetas:
Te puede gustar