Las mascotas más adecuadas para los pequeños de la casa

Antonia Tapia · 13 mayo, 2015

Si tienes un niño o niña en casa y quieres llevar una mascota, siempre es bueno seguir algunas recomendaciones para que el animal que escojas no solo se adapte al espacio de tu casa o departamento, sino también a los tiempos y requerimientos de tu pequeño. Existen algunos animales que son más aptos que otros para ser los compañeros de los peques. El éxito o fracaso de la relación dependerá de la elección adecuada.

La decisión correcta depende de múltiples factores, como puede ser la esperanza de vida de la mascota, las interacciones con otros animales y con tu pequeño y las necesidades de aseo personal que pueda llegar a tener el ejemplar. A continuación, compartimos algunas mascotas que, por diferentes motivos, son perfectas para los niños.

Conejos

niña con conejo

Suaves y peludos, los conejos son perfectos para los peques y se pueden conseguir en diferentes tamaños y razas. De hecho, existen más de 40 tipos reconocidos por las asociaciones de  criadores. Entre algunos de los más populares se encuentran los conejos conocidos como holandés y polaco, o el Gigante de Flandes, que tiende a ser más tolerante con la manipulación. Aunque la esperanza de vida de estos ejemplares  varía, algunos de ellos viven aproximadamente 10 años, lo que significa que adoptar este tipo de mascota requiere de un significativo compromiso por parte de sus dueños.

Los conejos son animales sociales que, por lo general, viven mucho mejor si están agrupados con otros ejemplares de su especie. Si vas a tomar esa decisión, asegúrate de que todos ellos estén castrados o esterilizados para evitar la reproducción no deseada.

A los conejos, por lo general, no les gusta que los manipulen de forma brusca. Con sus uñas pueden defenderse de esa situación y arañar y herir a un niño. Por eso siempre es bueno que sus uñas estén cortan y mantengan el cuidado que se requiere. Lo mismo sucede con su pelaje. El cepillado regular es imprescindible para que así sea.  Las razas de conejos de pelo largo, por lo general, requieren de cepillado diario. Y recuerda: estas mascotas comen heno, por lo tanto, si en casa existen alérgicos, mucho cuidado. Quizás debas escoger otro animal.

Hámsters

Los hámsters son activos durante la noche y pueden tener algo de mal humor durante el día, sobre todo, si están disfrutando de una agradable siesta. Son mascotas muy divertidas, quizás no tanto para interactuar con sus dueños, pero sí para ser observados. Existen cinco especies que son perfectas como animal de compañía. Puede ser mediana, como el sirio,  o pequeña entre los que se encuentran Roborovski, Invierno Blanco, Campbell y chino.

La vida útil de los hámsters se extiende de uno a tres años, aunque en el caso de los sirios puede ser un poco más larga. Las razas pequeñas conviven muy bien en grupos, pero en ocasiones pueden  pelearse entre ellos. En ese sentido, requerirán hábitats separados.

Una desventaja de los hámsters es su horario de sueño, que es el contrario al de un niño. Suelen estar despiertos y ocupados durante la noche y dormir durante el día. Son autopeluqueros y, por lo tanto, no suelen necesitar un propietario que esté demasiado atento a sus necesidades de belleza.

Conejillos de Indias

conejillo indias

 

El cuy (Cavia porcelluses un animal que disfruta interactuando con su dueño. A menudo, piden comida haciendo un chillido agudo, interminable. Existen 13 razas de conejillos que son perfectos para convivir en el hogar. Suelen vivir aproximadamente unos cinco años. Si bien es divertido sentarse con uno de estos pequeños peludos, el único inconveniente es que orinan o defecan con frecuencia, así que prepárate para algunos accidentes que quizás puedan surgir.

Las necesidades de aseo personal para las razas de pelo corto incluyen cepillado ocasional. Las de pelo largo necesitan un cepillado más frecuente. Los cobayos, al igual que sucede con los conejos,  deben comer heno por lo que, si en casa hay alérgicos, abstenerse de adoptar a esta mascota.

Hurones

El hurón es una bola peluda de energía. Cuando está despierto es muy curioso y cuando duerme, mejor no molestarlo. Viven entre 5 y 7 años y tienen una gran personalidad. Algunos son tímidos, mientras que otros son más sociables. Si viven con otros de su especie deben ser castrados. Sus necesidades de aseo personal son un poco más altas que la de otros animales pequeños porque, además de requerir cepillados habituales de su pelo y dientes, también deben bañarse regularmente.