Las enfermedades del oído en tu mascota

Francisco María García 6 septiembre, 2017

Las enfermedades del oído en tu mascota pueden ser mucho más frecuentes de lo que imaginas. Cuida especialmente durante los días más calurosos del año, donde el calor y la humedad favorecen la proliferación de microorganismos.

La cantidad de diagnósticos de casos de inflamaciones del oído es creciente en todo el mundo. Se estima que más del 20% de la población canina sufre o ya sufrió de alguna enfermedad del oído.

Si tu mascota suele sacudirse y rascarse con frecuencia la cabeza, debes estar atento. También si despide un fuerte olor en la zona cerca de las orejas. En esos casos, probablemente sus oídos están comprometidos por alguna afección.

Es importante conocer los síntomas y las causas para saber diagnosticar temprano las posibles enfermedades del oído. Así evitaremos complicaciones para el futuro.

Enfermedades de oído más frecuentes, sus principales síntomas y causas

Son muchos los trastornos que pueden tener las orejas de un perro. Patas, orejas, nariz y ojos son las zonas más expuestas de los animales en general. Y por eso pueden entrar en contacto con gran variedad de microorganismos diariamente.

Todo esto no significa que el perro necesita aislarse de la convivencia al aire libre. Está probado que el ejercicio en el exterior proporciona muchos más beneficios que riesgos a su organismo. Pero sí reafirma la necesidad de mantener al día la salud del animal, pues su sistema inmunológico debe ser capaz de combatir las amenazas externas.

Otitis

La infección de oído normalmente desarrolla una otitis. La proliferación de un agente patógeno (hongos, bacterias, levaduras) ocasiona inflamación en el conducto auditivo.

Otitis es el término usado para un tipo de inflamación del oído. La otitis externa (inflamación de la zona externa del oído) es el trastorno más común en los perros. La pueden padecer uno de cada cinco canes.

Las causas de las otitis son múltiples. Se pueden citar como principales: infecciones virales, bacterianas o fúngicas, alergias y cuerpos extraños en la cavidad auditiva. Sin embargo, es importante aclarar que no siempre la otitis está relacionada con una infección.

También hay tratamientos naturales que pueden ser una opción. Tienen que ser recomendados por el veterinario para evitar la administración de sustancias químicas complejas al animal. Hay remedios caseros para otitis. Es el caso del aloe vera, compresas calientes, y aplicación tópica de maceración de ajos.

Síntomas de la otitis

Los síntomas más comunes e iniciales de la otitis y de la infección del oído son similares y engloban:

  • Fuerte olor en la zona de los oídos.
  • Sacudirse constantemente la cabeza.
  • Rascarse con las patas o en contra diversos objetos las orejas.
  • Lesiones o descamación en la parte interna de la oreja.
  • Hinchazón y enrojecimiento de la zona de la oreja.
  • Dolor y sensibilidad en la zona auricular.

Las infecciones en el oído

Las infecciones del oído se derivan de casos más graves que la otitis. Por eso, es importante realizar el diagnóstico temprano de las enfermedades del oído en tu mascota.

En casos más avanzados, el perro puede presentar secreción en el canal auditivo, pérdida de equilibrio, cambios de comportamiento y conductas agresivas. También la pérdida progresiva de la audición.

Es muy importante acudir inmediatamente al veterinario si tu mascota presente alguno de estos síntomas. La evolución de los casos de enfermedades de oído puede atingir el tímpano y ocasionar daños irreversibles a la salud del animal.

Los tratamientos varían de acuerdo con el agente patógeno causa de la infección y de la otitis. Generalmente se utilizan antibióticos (infecciones bacterianas) y anti fungicidas (infecciones por hongos).

¿Cómo prevenir las enfermedades del oído en tu mascota?

El primer paso es mantener al día la carta de vacunación del perro. También los tratamientos en contra parásitos internos y externos.

En el caso de posibles alergias del animal, hay que llevar un control. Una dieta equilibrada es indispensable para el fortalecimiento del sistema inmunológico y para el crecimiento sano de todos los animales.

La hidratación adecuada también es fundamental para el equilibrio del organismo. Se debe proporcionar agua potable y fresca durante todo el día.

Además de los cuidados básicos, se recomienda dar atención especial a las orejas, ojos, nariz y patas de los perros. Se trata de zonas sensibles que se encuentran expuestas al sol, a microorganismos y demás impactos del ambiente externo.

Se recomienda realizar limpieza periódica de los oídos del perro y mantenerlos siempre secos. La humedad es el medio favorito de proliferación de hongos y bacterias. En el verano, hay que tener especial cuidado, ya que el calor potencia la colonización de microorganismos en el interior del canal auditivo.

Así pues, cuida con espero las enfermedades del oído en tu mascota, el animal te lo agradecerá.

Te puede gustar