La toxicidad del ibuprofeno en perros

Francisco María García · 22 octubre, 2017

Un grave error cometido muchas veces es administrar medicamentos de humanos a canes. Es el caso de analgésicos y antipiréticos. Su organismo es diferente, y sin la debida prescripción médica, son altamente peligrosos. Entre ellos, y muy especialmente, se ubica el ibuprofeno. A continuación, veremos información sobre la toxicidad del ibuprofeno en perros.

Ibuprofeno: por qué es un riesgo

¿Quién no tiene analgésicos en su botiquín y los ha usado ante algún malestar? Es una práctica que está extendida en los humanos y no supone mayores riesgos. Sin embargo, esto mismo realizado en perros puede ser altamente perjudicial. Incluso provocar la muerte del animal.

Se trata de productos cuya composición está pensada para el organismo del hombre. Incluso en bajas dosis puede generar problemas en los canes.

La toxicidad del ibuprofeno en perros está comprobada. Medicar a la mascota con él, es un grave error que puede aparejar un gran disgusto. Y es un error por demás común.

Perro en el veterinario

Ya sea porque se encuentran al alcance de la mano, porque son fármacos más económicos que aquellos para animales, o por el hecho de ahorrar una consulta veterinaria, su uso con perros es muy extendido.

Qué saber sobre la toxicidad del ibuprofeno en perros

Lamentablemente, la intoxicación con este fármaco, junto al paracetamol y la aspirina, es uno de los envenenamientos más habituales. Se calcula que una de cada tres personas lo da a sus mascotas.

El organismo del animal es muy distinto al del ser humano, y la forma en la que procesa el fármaco, también. Existen en el cuerpo ciertas enzimas que atacan a los medicamentos. En los animales, estas enzimas son diferentes, así como las formas de eliminar las sustancias farmacológicas. Eso hace que muchas de estas sustancias permanezcan en el cuerpo del can, y al no eliminarlas correctamente, provoquen una intoxicación.

¿Qué sucede pues? El organismo del animal no está preparado para recibir y procesar este tipo de medicamentos. Y su cuerpo no elimina las sustancias tóxicas. Eso explica el porqué de la toxicidad del ibuprofeno en perros.

Qué problemas conlleva para el organismo del perro

La toxicidad de estos compuestos inhibe las sustancias que protegen las paredes del estómago del can. También la circulación de sangre en los riñones. Por ello los principales problemas recaen sobre estos dos órganos.

Todo lo que retiene el cuerpo del can queda acumulado, ya sea en el hígado o en los riñones. Con el tiempo pueden producirse hemorragias, insuficiencia renal e, incluso, la muerte de la mascota.

¿Existe una dosis sin riesgo?

Siempre, sea cual sea la dosis administrada, la toxicidad del ibuprofeno en los perros está presente.

El ibuprofeno tiene un margen de seguridad insignificante entre los canes. Media pastilla, por ejemplo, administrada a un perro de 50 kg., representa un riesgo y existe la posibilidad de que resulte tóxica. Pueden presentarse úlceras gástricas, problemas renales o cardíacos. También hay riesgo de alteraciones al sistema nervioso, como convulsiones o coma.

Las consecuencias dependen del tamaño del animal, y en ocasiones una sola toma resulta letal para los perros más pequeños.

Algunos están permitidos

Aunque algunos médicos prescriben la toma de paracetamol en muy bajas dosis, siempre debe hacerse con una visita previa al veterinario.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios establece cuáles son las medicinas humanas que pueden utilizarse en perros con la debida prescripción. El ibuprofeno no se encuentra entre los permitidos.

El problema es que ninguno contiene indicaciones acerca de la administración adecuada en animales. Y es un error considerar que la dosis indicada para niños sea la adecuada.

Síntomas frente a una intoxicación

Si la mascota ha ingerido ibuprofeno, los siguientes síntomas señalan una posible intoxicación:

  • Debilidad
  • Somnolencia
  • Náuseas y Vómitos
  • Cólicos
  • Diarrea
  • Heces oscuras
  • Insuficiencia renal
Perro tomando una pastilla

Consejos

Por último, estas recomendaciones que resultan de utilidad:

  • No administrar nunca medicamentos de uso humano a las mascotas, aunque parezca una dosis insignificante.
  • Dejar fuera del alcance del perro las bolsas o botiquín con medicinas.
  • Ante cualquier dolencia, consultar a un veterinario. El experto indicará los medicamentos aptos para el animal, la dosis adecuada y el tiempo de administración. Si es un profesional de confianza, incluso una simple llamada telefónica es suficiente.
  • Ante la aparición de cualquiera de los síntomas, acudir con urgencia al veterinario para que tome las medidas correspondientes.