La palatabilidad del gato, ¿qué es?

Antonia Tapia · 23 abril, 2015

Quizás nunca hayas escuchado la palabra palatabilidad. En sí es un término que engloba varias cosas acerca de la alimentación de tu gato. Te invitamos a que conozcas qué significa tan peculiar palabra. ¿Vamos a conocerla?

¿Qué es la palatabilidad?

La palatabilidad se define como la respuesta de un animal hacia determinada comida. Proviene de la palabra paladar y tiene que ver con el gusto que tu felino siente por determinadas comidas. Refiriéndose a alimentos para mascotas procesados, se mide en proporción de cuánto se come en base a una dieta diaria, que se elija entre varias opciones cuando se ofrecen simultáneamente.

Una dieta palatible puede ser aceptable cuando la cantidad de alimento cubre los requerimientos nutritivos y energéticos que el animal necesita o simplemente, que sea el que más gatos prefieren. En un principio se pensaba que la palatabilidad estaba determinada por las características sensoriales del alimento -su olor, su gusto y textura al contacto con la boca- al igual que a experiencias previas del gato.

gatos comiendo

Los felinos son carnívoros altamente especializados, que requieren de una dieta alta en proteínas y esto se refleja, evidentemente, en su sentido del gusto. Sus presas naturales suelen ser animales vertebrados. Esto se debe a sus necesidades de nutrición, su anatomía y su fisiología digestiva. A diferencia de los perros que cazan en manadas, los gatos son depredadores solitarios que cazan presas y las comen recién matadas, por lo que prefieren alimentos con cierta temperatura.

Su sentido del gusto es muy similar al de otros carnívoros, pero gracias a que se han especializado en comer solo carne, se sienten atraídos hacia alimentos que contienen alto contenido proteico y a ciertos aminoácidos y no eligen su comida con base en su contenido de sal o azúcar. Estas preferencias también están fuertemente asociadas con lo que comían de cachorros, tomando una referencia de los alimentos a los que estaban expuestos. Es justo en esta edad cuando su selección de comida es más maleable, siendo fuertemente influenciados por lo que come la madre.

Los gatos sienten cierta aversión a comer siempre el mismo tipo de alimento, lo que puede ser un mecanismo de defensa que los hace evitar que haya un potencial desajuste nutricional asociado a una dieta basada en un solo alimento y refleja una necesidad congénita a buscar diversidad de presas. Los gatos domésticos también manifiestan este patrón.

¿Cuál es la mejor alimentación para el gato?

A diferencia de otras especies, se tiene muy poca información acerca del rol específico de ciertos nutrientes en los hábitos alimenticios de los gatos. Científicos en nutrición han trabajado para tratar de entender qué es lo que atrae a los mininos de su alimento. Estudios recientes, han arrojado un dato sorprendente y es que los pequeños peludos demostraron poseer “sabiduría nutricional” y si se les da la libertad de elegir su comida, buscan alimentos con objetivos específicos de proteína, grasas o hidratos de carbono.

gato pidiendo comida

La dieta diaria de un gato doméstico adulto está compuesta por un 52% de proteína, 36% de grasas y un 12% de hidratos de carbono.

Mientras que los alimentos húmedos para gatos contienen prácticamente la misma cantidad de proteína que necesita, pero más grasa y menos carbohidratos, los alimentos secos tienen una cantidad considerable de estos últimos. Sin embargo, muchos gatos prefieren los alimentos secos, lo cuál deja muchas dudas con respecto a lo que naturalmente requieren. Todo esto sugiere que el contenido nutricional de los alimentos es la clave para identificar la palatibilidad, lo que ayudaría a identificar los componentes y calidades necesarias para la fabricación de alimentos.

Esto es esencial, pues el propósito del alimento para mascotas es proporcionar las calorías y nutrientes necesarios, pero esto solo puede lograrse si el animal está dispuesto a comerlo. Este deseo no está siempre ligado con las propiedades del alimento, pues depende de diferentes factores lo que influye a que esa comida sea ingerida. El desafío tanto para fabricantes como dueños es el darle a los mininos una comida variada, que además de cumplir con lo que la mascota necesita, cubra también el interés de la misma para que se la coma. Si tienes un pequeño peludo, sabes a qué nos referimos: si no le gusta, simplemente no se la va a comer. Los gatos son determinantes en cuanto a comida se refiere.